Promete Brasil no limitar sus compras a la Argentina

Economía

El gobierno brasileño se comprometió ayer a no discriminar entre sus productos y los de sus socios del Mercosur (la Argentina, Paraguay y Uruguay) en el marco de la reforma tributaria que amenazaba con encarecer los bienes provenientes de esos países.

La información oficial fue comunicada por el ministro de Relaciones Exteriores brasileño, Celso Amorim, a su colega argentino Rafael Bielsa.

La medida fue luego anunciada públicamente en el marco del LIII encuentro del Grupo Mercado Común (GMC) que terminó ayer de deliberar en Buenos Aires, en la sede de la Cancillería argentina.

Allí, la delegación brasileña informó la decisión al bloque y destacó que, de acuerdo con las reformas fiscales,
los bienes importados por Brasil originarios de países del Mercosur tendrán el mismo crédito fiscal que los bienes producidos en territorio brasileño. El comunicado señala que en la reuniónse acordaron medidas para asegurar la libertad de circulación a los mercados de la región.

La Argentina y Brasil implementaron un mecanismo de apertura para el sector de servicios, que será voluntario para el caso de los otros dos socios, Uruguay y Paraguay, según la declaración. Se avanzó, además, en el área institucional para la efectiva puesta en funcionamiento, en las próximas semanas, del Tribunal Permanente de Revisión para la solución de controversias.

También se progresó en la estrategia conjunta para la negociacióncon terceros países o bloques regionales, tanto en el ámbito hemisférico y extracontinental como en el caso de los procesos de integración con la Comunidad Andina de Naciones, la India, Sudáfrica y otros.

• Un destino

Al finalizar el encuentro, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Martín Redrado, dijo: «Creemos que el Mercosur no es una opción, sino un destino. Y trabajamos para materializar sus beneficios».

Ayer quedó también confirmado que la próxima cumbre de jefes de Estado del Mercosur (que, por estar detentando la presidencia pro témpore del bloque, organizará la Argentina) se concretará entre el 5 y el 6 de julio en Buenos Aires. Así, se descartaron las alternativas de llevar a los presidentes a algún lugar turístico por falta de infraestructura, con lo que las negociaciones entre
Néstor Kirchner, Luiz Inácio Lula Da Silva, Jorge Batlle y Nicanor Duarte Frutos se realizarán en el Palacio San Martín. Para este encuentro de Buenos Aires, también confirmaron su visita el chileno Ricardo Lagos, el boliviano Carlos Mesa y el peruano Alejandro Toledo, que va a firmar una acuerdo con el Mercosur que colocará a ese país en el mismo status que Chile y Bolivia. Llegará además el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias.

Dejá tu comentario