Las pymes esperan por los créditos de los bancos al límite de la supervivencia

Economía

Una empresa de hasta 49 empleados puede sobrevivir sólo 3 semanas sin financiación. El monto prestado por los bancos a la mipymes cubre apenas al 2,7% de ese universo.

Alberto Fernández prometió que esta semana se va a normalizar el acceso al crédito de aquellas empresas que no tienen una carpeta impoluta con el aval del Estado mediante las garantías que el BICE viabiliza a través del Fondo de Garantías Argentino (FOGAR). Justo cuando las pymes ingresan en la cuarta semana de parate forzoso, un periodo en donde sin asistencia crediticia entrarán en un agujero del que es difícil salir.

Con el ingreso en la cuarentena administrada, que en la práctica sigue con un aislamiento tan estricto como desde el 20 de marzo, son 325.000 empresas las que están sin actividad, es decir, sin generar ni un peso de facturación. Es que en la Argentina hay 597.000 empresas, de las cuales 97% son pymes de hasta 49 trabajadores, según la estimación de la consultora Analytica. “Una pyme puede sobrevivir sólo tres semanas sin crédito”, alerta el informe y agrega que, en cambio, la situación de las empresas con mayor número de trabajadores es más holgada, pudiendo soportar hasta 14 semanas (3,5 meses) de pago de salarios.

Datos de la Asociación de Bancos Argentinos (ADEBA) revelaron que han otorgado créditos por $148.000 millones en los 10 días hábiles que hubo entre el 13 de marzo al 1 de abril. En toda la serie de préstamos al sector privado publicada por el Banco Central, que registra los últimos 17 años, no se encuentra para un período de 10 días hábiles un desembolso de esta magnitud, ni en valores nominales, ni en variaciones porcentuales (+8% en 10 días hábiles).

Por su parte, el presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), José Ignacio de Mendiguren, indicó que la semana pasada 46 bancos recurrieron a la entidad para realizar préstamos para pago de salarios para pymes por $90.000 millones mediante las garantías del FOGAR.

En tanto que el Banco Central dio a conocer que las mipymes ya accedieron a $29.545 millones, a una tasa de interés anual máxima del 24%, con la línea especial de crédito impulsado por la misma entidad.

Si bien los números pueden resultar auspiciosos, la consultora Analytica revela, por ejemplo, que este monto de $29.545 millones sólo alcanza para cubrir por el momento las necesidades de apenas el 2,7% de las pymes promedio de menos de 50 empleados. Y recuerda que el programa total de asistencia comprometido es por $325.000 millones, lo que cubriría el 30% de las necesidades del universo pyme.

En ese sentido, el 97% de las empresas en la Argentina son pymes de hasta 49 trabajadores, es decir son las que menos espalda tienen para pagar sueldos y gastos fijos, en definitiva, a las que más les va a costar sobrevivir a la catástrofe económica. Un relevamiento de la Fundación Observatorio Pyme (FOP) estimó que el sector pyme pierde u$s115 millones diarios por el freno total de la actividad.

Del sector pyme que está paralizado, un 6% son mipymes, lo que representa alrededor de 35.000 empresas y pone en riesgo 190 mil puestos de trabajo, agrega el FOP. En esta línea, Analytica señala que por cada 10.000 pymes que mueren -un cálculo que contempla tan sólo el 3% de las están en situación crítica-, el desempleo aumenta 3 puntos.

En este marco, una situación de vital importancia que el Ministerio de la Producción que conduce Matías Kulfas sigue sin dar solución es la velocidad de implementación de la ayuda para las empresas. Es sabido que con una economía con un 40% de informalidad, y con empresas pymes que venían golpeadas en los últimos cuatro años, el tiempo es crucial, y puede marcar la diferencia entre la supervivencia o la quiebra. “Esta escasez (de créditos), junto con el escaso poder de fuego debido a los problemas de implementación en un marco de alta informalidad, dificultan la capilaridad de las asistencias: al no contar con historial crediticio, a muchas pymes les toma tiempo conseguir la garantía del Estado para acceder al financiamiento”, alerta al respecto Analytica..

Ante la continuidad del aislamiento social obligatorio y preventivo, la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) advirtió que los cheques diferidos de las pymes que los bancos tienen en su poder están siendo devueltos 25% en cantidad y 45% en montos.

Es por eso que el presidente de CGERA, Marcelo Fernández, indicó que “esperábamos esta extensión de la cuarentena, pero hay que destacar que como el comercio va a seguir cerrado, las problemáticas de las pymes se van a acentuar”, y enfatizó que en este escenario “los bancos en su conjunto deben definir si apoyan a las pymes o no en el contexto de esta pandemia”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario