Le Bebot, una pyme local que logra ganarles a las marcas chinas

Economía

Fabrican bebotes de calidad e implementan un sistema de comercialización novedoso en el que no hay intermediarios con las jugueterías.

El objetivo era claro: lanzar al mercado un juguete de calidad y que fomente el juego tradicional de los niños. Así nació en 2007 Le Bebot, una pyme familiar que fabrica bebotes y hoy es una de las líderes de su segmento e incluso logra ganarles a las marcas chinas que inundan los jugueterías locales.

“Nuestra propuesta es muy novedosa para el sector. En primer lugar, nos diferenciamos por la calidad del producto en el que se utilizan los mejores materiales. Por otro lado, presentamos un sistema de comercialización diferenciado con el que les proponemos a las jugueterías la llegada del producto en forma directa y sin intermediarios”, explica Marcela Laje, directora de Comunicación de la empresa.

Básicamente la firma ofrece la instalación de “Franchising Corners Le Bebot”, en las jugueterías. Es decir, un lugar exclusivo dedicado a los bebotes producidos por la empresa junto a sus accesorios que van desde ropa hasta otros implementos que suman a la hora del juego de los niños.

Actualmente pueden encontrarse “Rincones Le Bebot” en jugueterías, locales de indumentaria infantil, casas de artículos para bebés y negocios de decoración. Si bien la empresa tiene un techo de crecimiento bien claro y determinado, aún siguen generando Rincones en las zonas que tienen disponibilidad.

En este marco además asesora y hace un estudio de mercado de cada zona en particular y de cada local que ofrece sus productos.

“Nuestro modelo además se sostiene porque la venta es buena; como referencia anualmente producimos más de 75.000 unidades y a pesar de la crisis económica de la Argentina, podemos decir que tuvimos un buen año, gracias que el público busca y recomienda nuestros productos”, señala Laje.

El objetivo de Le Bebot es llegar en breve a los 200 puntos de venta físicos a los que se suman además dos locales propios ubicados en Quilmes y Cariló.

Ante el gran interrogante de cómo hace la firma para competir con los juguetes chinos que hoy tienen preponderancia en las góndolas locales, Laje es clara: “En precio es muy difícil competir, pero nos diferenciamos con el cuidado de nuestra marca y eso se nota en los resultados. En 2018, Le Bebot se ubicó entre las tres marcas nacionales de juguetes más vendidas”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario