Iannizzotto: "Hablar de retenciones es provocar al sector productivo"

Economía

Las medidas anunciadas para la carne en los últimos días que involucran la creación de un registro de exportación e incorporan una Declaración Jurada de Exportaciones de Carnes (DJEC) generaron malestar y alerta en el campo, algo que los dirigentes se ocuparon de transmitir a los funcionarios. La gran preocupación del sector es la vuelta de los ROE, que se transformaron en un gran dolor de cabeza para quienes querían vender al exterior y ahora se suma la posibilidad de un aumento de retenciones para la exportación de granos.

En diálogo con este medio, Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, aseguró que “apenas surgieron todas las versiones sobre medidas para la carne, pedimos una audiencia. Primero salieron las resoluciones y recién una vez que se publicaron las medidas y los nuevos controles, nos dieron la audiencia”. Según el dirigente rural esa situación los desautoriza ante las bases pero además va en contra de lo conversado con el propio presidente Alberto Fernández, quién oportunamente aseguró que el campo sería consultado antes de tomar medidas relevantes.

El diálogo con la cartera de Agricultura, Ganadería y Pesca no está roto, pero según el dirigente cooperativista “se concreta a destiempo y nosotros queremos ponerle remedio a los problemas antes, no después”. Los ruralistas quedaron en volver a hablar con el ministro Luis Basterra con la premisa de analizar las medidas dispuestas para revisar y si fuera necesario corregir algunos aspectos. “Desde Coninagro no estamos en contra de los controles, pero si a la vez no hay políticas productivas, no se que vamos a controlar porque estas medidas desalientan la producción”. Sin embargo, desde el Gobierno confirmaron que buscarán trabajar en un Plan Ganadero con el aporte financiero del Banco Nación.

Iannizzotto se mostró muy crítico en cuanto a las declaraciones de un sector del Gobierno que no sólo anticipó más controles para la exportación de carnes -y los concretó- sino que además ahora puso en agenda la posibilidad de aumentar las retenciones a los productos agropecuarios. En este sentido, el titular de Coninagro confirmó que “estos temas no se hablaron en el encuentro con el ministro” y al mismo tiempo precisó que “hablar de retenciones es provocar al sector productivo. Están jugando a un posicionamiento disruptivo cuando en éste contexto de pandemia, de problemática social, donde tiene que haber cordura y equilibrio, aparecen estos posicionamientos desbocados y quieren que el campo aparezca como insensible cuando es el kirchnerismo el que produce pobreza y desocupación”.

Mirando hacia el futuro, el contexto social y económico es y será complejo, por lo tanto es probable que al campo se le pida un esfuerzo más. Ante esta consulta, Iannizzotto aseguro que “en honor a la sensibilidad y al momento que viven tantos compatriotas que perdieron el trabajo, al impulsar políticas extractivas -más impuestos y menos programas vinculados a mayor producción- estamos cayendo en un circulo vicioso. Eso es un engaño y genera un ambiente de rivalidad cuando podemos sentarnos en la misma mesa. El campo está dispuesto a hacer un esfuerzo posible en la medida que se pueda. Tenemos que poner los números sobre la mesa y ver de dónde se puede hacer el esfuerzo pero al mismo tiempo ver qué esta dispuesto a hacer el gobierno para optimizar los gastos, para dar cuenta de su situación porque el que menos rinde cuentas es el gobierno, es la política partidaria, que está totalmente apartada de las necesidades sociales y del momento que vive el productor”.

Dejá tu comentario