30 de junio 2005 - 00:00

Serio: gobierno sube 34% gasto electoral

Era tan previsible como negativo: en los primeros cinco meses del año, el nivel promedio de gasto aumentó 42%. El alza se debe a dos motivos: uno, económico e impostergable; y otro, estrictamente político (este último subió 34%). El primero son los pagos de intereses de deuda, que se concentraron en febrero y mayo. Pero también están las transferencias a las provincias y al gobierno de la Capital Federal, ítem que Néstor Kirchner se guardó para sí y que se distribuyen aleatoriamente según la cercanía o lejanía política de los gobernadores al Ejecutivo. En dicho período, el gasto en este capítulo creció 51%, e incluye desde obra pública hasta los famosos ATN (Adelantos del Tesoro Nacional) que, lejos de desaparecer, parecen multiplicarse. Para peor, el incremento se aceleró en los últimos meses, tendencia que parecería continuar, al menos hasta octubre. Junto con los aumentos a empleados públicos y jubilados, se perfila como el destino directo que el gobierno quiere darle al abultado superávit fiscal.

El gasto público tuvo una fuerte expansión durante los primeros cinco meses del año, por dos efectos: el pago de intereses de deuda y el aumento de las transferencias a las provincias.
El gasto público tuvo una fuerte expansión durante los primeros cinco meses del año, por dos efectos: el pago de intereses de deuda y el aumento de las transferencias a las provincias.
En los primeros cinco meses del año, el gobierno aumentó el gasto público comparado con 2004 en 42%. El alza se debe a dos motivos, uno inevitable y otro político. En primer lugar creció la carga por la deuda pública en 70%, porque se empezó a pagar. Pero además aumentaron las transferencias del gobierno a las provincias y municipios en 34%.

El ítem más problemático para el Ministerio de Economía es la necesidad que hubo en los primeros cinco meses de 2005 de liquidar intereses de la deuda pública, fundamentalmente por los vencimientos del BODEN 2012 y BOGAR 2018
. En total por este rubro, el sector público tuvo que destinar entre enero y mayo un total de $ 4.740 millones, mientras que en el mismo período de 2004 la cifra fue de menos de $ 2.600 millones.

Particularmente arduo fue febrero, cuando se tuvo que liquidar $ 1.206 millones, y mayo con $ 2.658 millones. Para el resto del año, la situación continuará con la misma tendencia, con lo cual Economía deberá contabilizar unos $ 3.500 millones más para cumplir con los compromisos financieros.

En el pago de intereses, el gobierno no tiene margen para reducir o aumentar las erogaciones. Son entonces gastos inevitables, salvo que nuevamente se caiga otra vez en default. Diferente es la situación de las transferencias, sobre todo a las provincias y a la Ciudad de Buenos Aires.

Por esta cuenta, el gobierno dispuso entre enero y mayo de 2005 un nivel de gasto mensual promedio de $ 4.214 millones, contra los $ 3.137 millones de comienzos de 2004. Sin embargo se observa una evolución positiva importante en lo que va de este año
. Así, en enero se transfirieron $ 3.943 millones, en febrero $ 3.751 millones; en marzo $ 4.007 millones; en abril 4.131 millones y en mayo $ 5.240 millones. Si se toma la diferencia entre enero y mayo, el crecimiento en las partidas que el gobierno gira a los privados (cuenta que permaneció inalterada), provincias y municipios, creció casi 33%. Especialmente importante en el incremento es el gasto por fondos a provincias y municipios, donde el alza supera 51%.

En este cómputo se incluyen gastos como los fondos fiduciarios (desde donde se maneja gran parte de la obra pública y giros por costos de infraestructura, también obra pública, pero con asignación específica, además de los tradicionales Aportes del Tesoro Nacional (ATN), que siempre están vigentes.

• Remuneraciones

Paradójicamente, el capítuloremuneraciones (pagos de salarios al sector público) no es de los que más crecieron entre enero y mayo de este año. El promedio mensual del período fue de $ 846 millones, cuando en el mismo lapso de 2004 el nivel fue de $ 752 millones. Tampoco hay un salto importante al comparar las dos puntas (enero y mayo de 2005), ya que en el primer mes del año se gastaron en remuneraciones unos $ 893 millones mientras que en mayo fueron $ 840 millones. La diferencia a favor de enero se debe a los últimos pagos de aguinaldos para personal calificado de la administración pública.

Esta cuenta comenzará desde julio a tener incrementos, cuando se afecten partidas para atender el ingreso de unos 9.000 empleados públicos contratados que pasarán a ser de planta permanente. Por ahora no habrá un impacto importante por este movimiento, pero desde 2006 el alza del gasto será de $ 200 millones anuales.

Todo este aumento en el gasto público no fue determinante para que el gobierno de Néstor Kirchner no logre buenos resultados en sus cuentas públicas. En mayo se confirmó el superávit mensual de $ 3.307 millones, con lo que suman en los primeros cinco meses del año $ 9.790 millones de ahorro fiscal. La meta para todo el año es de $ 14.500 millones, con lo cual, aún manteniendo el nivel de gasto actual, para setiembre la meta estaría cumplida.

Dejá tu comentario

Te puede interesar