Los porteños que usen la tarjeta de crédito deberán pagar más

Economía

Entra en vigencia el impuesto de sellos, que se cobrará sobre el total de los consumos realizados tanto en pesos como en dólares.

Los porteños que utilicen tarjeta de crédito deberán abonar desde el 1 de enero de 2021 un cargo del 1,2% en concepto de impuesto de sellos, tal como lo dispuso el Presupuesto 2021 que aprobó la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

El gravamen -que existe en numerosas provincias- se cobrará sobre el total de los consumos, realizados tanto en pesos como en dólares.

Este tributo -que incluye a todas las tarjetas de crédito- se aplicará para los consumos de enero y figurará en los resúmenes que vencerán entre fines de este mes y febrero.

Si un cliente bancario no reside en Capital Federal pero tiene registrado un domicilio en esta ciudad para operar con su tarjeta, deberá abonar el impuesto a los sellos.

Según la ley aprobada en noviembre último, la base imponible de este gravamen está constituida por los débitos o cargos del período incluidos en la liquidación o resumen, cualquiera fuere su concepto, netos de los ajustes provenientes de saldos anteriores.

Al momento de impulsar esta iniciativa, el Gobierno porteño alegó que este tributo es consecuencia de la decisión de la Casa Rosada de restarle a la Ciudad un punto de la coparticipación.

Así, el distrito se sumó a las provincias de Buenos Aires, Tucumán, Córdoba, Mendoza, Tucumán, Chaco, San Luis y Tierra del Fuego, donde ya se cobra "Sellos" para las operaciones con tarjeta de crédito.

Con este impuesto, más la eliminación de la exención de Ingresos Brutos a las Letras de Liquidez y a las operaciones de pases, la Ciudad obtendría 19.700 millones de pesos, para compensar la pérdida de coparticipación, estimada en unos 53 mil millones de pesos.

Algunas entidades empresarias, como la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) rechazaron el nuevo tributo sobre las operaciones con tarjeta de crédito, al sostener que provocará mayor informalidad en las ventas y atentará contra la bancarización.

Dejá tu comentario