¿Financiarse con el mínimo de la tarjeta o con un crédito personal?

Economía

El Banco Central (BCRA) limitó el financiamiento de las compras en cuotas fijas con tarjetas de crédito de pasajes y servicios de turismo al exterior como alojamientos. Como alternativa, conocé qué te conviene más: pagar el saldo mínimo o sacar un crédito personal.

Para evitar la salida de divisas, el Banco Central (BCRA) prohibió a partir de este viernes el financiamiento en cuotas de pasajes y otros servicios turísticos en el exterior, como alojamiento o alquiler de auto, adquiridos con tarjeta de crédito. Frente a esta situación, muchos deberán recurrir al financiamiento con pago de intereses: ¿qué conviene más realizar el pago mínimo del resumen de la tarjeta de crédito o recurrir a un préstamo personal?

Considerando que la tasa regulada por el Banco Central (BCRA), los bancos no pueden cobrar más del 43% anual de tasa nominal, lo que pasa a ser una tasa más que tentadora, al estar por debajo de la inflación.

De esta manera, es más conveniente que sacar un préstamo personal, cuya tasa casi duplica a la del pago mínimo, al ser del 78% anual, y terminar en un costo financiero total del 148%, que varía según el banco y el cliente en cuestión.

Consumo con datos de tarjetas: datos de noviembre

El crecimiento real promedio del consumo total con tarjetas fue de 0,1% interanual en las tres primeras semanas de noviembre, mientras "se mantienen las expectativas de que el nivel de actividad continúe por encima del registro pre-pandemia", según un informe del banco BBVA Argentina.

Si bien la performance de esas operaciones fue calificada como "débil", el análisis constató que "la cantidad de transacciones efectuadas con las tarjetas de nuestros clientes es superior a los registros de 2019 y de 2020".

El Indicador de consumo BBVA Research Big Data precisó que, en lo que va del mes, el incremento promedio interanual de los gastos en servicios sigue superando muy ampliamente al de los bienes (41,2% contra -8,8% respectivamente, en términos reales).

A comienzos de noviembre, durante las ofertas del Cybermonday, "hubo un repunte de consumo respecto a 2020", pero luego el gasto con tarjetas se mantuvo "con muy bajo dinamismo".

Los rubros más beneficiados por esas promociones fueron los relacionados al turismo, a la indumentaria y al equipamiento para el hogar, indicó el relevamiento difundido hoy.

El banco de capitales españoles señaló que, comparando en pesos constantes con el nivel pre-pandemia, la categoría Viajes llegó a duplicar los gastos, mientras Hogar registró picos de consumo 108% superior.

A su vez, las ventas de Moda y Otros servicios crecieron en alrededor de un 80%, en tanto que rubros más postergados, como Cuidado y Belleza, "retornaron momentáneamente a los guarismos de enero-febrero 2020".

Según el informe, la mejora económica y el incremento de la bancarización precipitado por la pandemia "tienen su correlato en la cantidad de transacciones efectuadas con las tarjetas de nuestros clientes, la cual es superior a los registros de 2019 y de 2020".

Dejá tu comentario