Advierten que las altas tasas para financiar importaciones se trasladarán a precios

Economía

El Banco Central intensificó las restricciones para importar, y por encima de un cupo, les pide a las empresas ir en busca de financiamiento. Las tasas de interés en dólares pueden superar hasta el 8% anual.

Las nuevas restricciones del Banco Central implicarán que las empresas salgan en busca de financiamiento para acceder a importaciones, una vez alcanzado el cupo definido por la entidad monetaria. Expertos en comercio exterior advierten que el riesgo país por encima de los 2300 puntos implica altas tasas de interés, un mayor costo que presionará en los precios locales. Las pequeñas y medianas empresas serán las más “perjudicadas”, al no contar con el respaldo de una casa matriz, o con la “mayor espalda” de las grandes, agregaron.

El Banco Central definió que las empresas podrán contar con dólares al tipo de cambio oficial de $125 para financiar importaciones por hasta 5% por encima de lo que obtuvieron el año pasado, o 15% en el caso de las pymes. Tras un aumento del PBI del 10,3% en 2021 y con una inflación en dólares en países como Estados Unidos por encima del 8%, si las compañías necesitaran superar esos cupos, “deberán buscar financiamiento”, informaron fuentes oficiales. "No se prohíben las importaciones, se puede importar, pero con dólares propios”, agregaron.

Las dificultades para el financiamiento dependen del tipo de empresa. “Para grandes empresas, el financiamiento puede ser intra firma, por ejemplo en el sector automotriz, se envían los autos desde las terminales y se paga a plazo, lo cual podría ser el escenario menos complicado”, explicó a Ámbito Marcelo Elizondo, director de la Cámara Argentina de Comercio (CAC). También puede variar según el bien: “Una máquina podría conseguir mejor tasa porque se puede prendar, pero no así un insumo”, detalló.

Otro mecanismo es ir en busca de un tercero, que puede ser un banco: “El mismo exportador desde otro país puede conseguirlo, el problema es el acceso. Argentina tiene un riesgo país alto, por lo que es un deudor no confiable, y esto se traslada a las empresas”, explicó Elizondo. Según fuentes bancarias, las líneas de crédito para empresas argentinas que se financian en el exterior van del 4 al 7% anual en dólares, pero las pymes arrancan en 8% anual en dólares. Además de las altas tasas, desde una empresa metalúrgica advirtieron que una compañía tiene que destinar parte del cupo del crédito en este mecanismo, en vez de otro financiamiento productivo.

La mayor advertencia que hacen los analistas es en la situación de las pymes. “La norma beneficia a algunas pymes, que en 2021 importaron menos de u$s 1 millón, les da la posibilidad de que el cupo sea más grande que hasta ahora, del 15% superior al 2021, por lo que en ese punto es positiva”, afirmó Jose Luis Lopetegui, secretario de Comercio Exterior de la Confederación de la Mediana Empresa (CAME). Sin embargo, explicó que restringe el manejo de dólares para la importación de bienes de capital, al tiempo que las pymes que excedan el cupo se verán limitadas. “Una pyme no tiene una casa matriz para financiarse o garantías para presentar. Los intereses que les cobran son usureros. Tampoco tienen la gimnasia de ir en busca de una deuda comercial, deberían concentrarse en ser más productivas que en eso”, opinó.

Más allá de cómo sea el financiamiento, las empresas rechazan la idea de endeudarse en dólares: “No quieren obtener financiamiento porque hay un riesgo alto de devaluación, y acá las compañías operan en pesos. Tomar una deuda en dólares y comprometerte a devolverla a 180 días, cuando no sabés cuánto va a valer el dólar, es un problema”, agregó Elizondo. Por otro lado, cabe aclarar que si bien el plazo del financiamiento es 180 días, fuentes del comercio exterior aclararon: “Son 180 días desde que la mercadería llega al país y se nacionaliza. Pero cuando haces una compra en el extranjero, tiene un tiempo de fabricación, y luego el plazo de envío, que puede ser de hasta 120 días. Por lo que a tu proveedor le estás pidiendo que te financie de acá a un año”.

Las mayores dificultades para importar tendrán un impacto en precios, advierten los especialistas. “Si bajan las cantidades importadas, aumentan los precios, y, en conjunto con los nuevos costos de financiamiento, todo se va a cargar en el producto final”, afirmó Federico Vaccarezza, profesor universitario experto en comercio exterior. En la misma línea, si una empresa utiliza sus propios dólares que adquiere en el mercado financiero, al MEP o CCL, se convalida un dólar por encima de los $230, casi el doble del oficial. Además, fuentes del comercio exterior advirtieron que el ojo debería estar en las grandes: “La mitad de las importaciones, u$s 30 mil millones, lo explican 200 empresas”, reveló una fuente del sector privado.

Dejá tu comentario