Traba más Brasil las exportaciones

Economía

Ingresos por exportaciones de peras y manzanas por un valor de u$s 50 millones siguen frenadas para la Argentina debido a desinteligencias con Brasil por el sistema de control sanitario. Las trabas en la negociación y la fuerte postura de Brasil se generaría, según el sector frutícola, como respuesta a la indefinición de la Argentina en el levantamiento de las medidas compensatorias impuestas sobre los pollos por la venta de productos en el país a precio de dumping. Si bien en la superficie ambas negociaciones no estarían atadas, la reacción de los brasileños se repite como en diferentes conflictos comerciales con su principal socio del Mercosur. Las definiciones pasarían ahora al plano político y deberían tratarse en el cumbre de presidentes de la semana próxima.

Si bien funcionarios del área sanitaria de la Nación, Neuquén, Río Negro y Mendoza intentarán zanjar hoy las «diferencias» en cuestiones de control de calidad, durante un encuentro que se realizará en Brasilia, empresarios del sector frutícola especulaban que las soluciones tardarán en encontrarse.

La nueva controversia con Brasil es, en realidad, un problema de vieja data y se fundamente en los reclamos de los brasileños por supuestos envíos de fruta afectada por carpocapsa, una plaga que afecta a los cultivos del Alto Valle. Si bien ambos países habían llegado a un acuerdo durante setiembre luego del cierre de la frontera entre mayo y julio del año pasado, ahora los brasileños insisten en sus posturas y volvieron a cerrar el ingreso del producto argentino. De hecho, ya se suman dos meses de restricciones pese a que el SENASA tiene aprobado el Sistema de Mitigación de Riesgo frente a un Brasil que sigue exigiendo ahora el sistema anterior. Los especialistas insisten en que sólo una gestión política podría destrabar este problema -que afectó seriamente a las frutas de carozo de Mendoza-y que se acrecienta ante el inicio de la cosecha de peras (que el año pasado se exportaron por 72.000 toneladas) y también las de manzanas (con exportaciones que el año pasado llegaron a 38.100 toneladas).

•Aplicación

Si bien el Sistema de Mitigación de Riesgo fue aprobado técnicamente por ambos países durante el año pasado, el servicio sanitario argentino definió y publicó hace menos de un mes el sistema de aplicación mientras Brasil aún no lo hizo. De esta forma se genera «una suerte de vacío legal» según los funcionarios valletanos ya que los controles realizados por los sanitaristas brasileños por muestreo a culata de camión -una innovación del acuerdo del año pasado, con controles cruzados entre los países-se enfrenta a lo acordado por el Sistema de Mitigación de Riesgo que prevé un ambicioso esquema de trazabilidad con reportes en chacras, en báscula antes de ingresar al empaque, en empaque y a culata de camión. Los empresarios del sector frutícola, que prefieren este sistema ya que les evitaría inconveniente de las devoluciones en frontera (como ocurrió el año pasado), admiten también que sería imposible la sistematización de un sistema de trazabilidad en una sola campaña.

Durante la presente temporada se podrían exportar a Brasil, principal destino de las frutas de Río Negro y Neuquén, un total de 130 mil toneladas de peras y manzanas (alrededor de 6,5 millones de cajas) por un monto de u$s 50 millones.

La fruta argentina ya está en condiciones de ser enviada -hay mucho en cámaray además se inició la cosecha de la pera Williams.

Dejá tu comentario