Trece acciones locales cayeron más de 10%

Economía

El 13 fue un número de la mala suerte ayer para la Bolsa porteña. Esa fue la cantidad de empresas que llegaron a caer más de 10% durante la rueda, lo que obligó a suspender de manera momentánea las cotizaciones de esas especies para que se realice el denominado «llamado a plaza».

A diferencia de lo que sucedió con Brasil y Rusia, en el mercado porteño no está prevista la posibilidad de suspender la rueda si la caída del principal índice bursátil (el Merval, en el caso de la Bolsa local) supera 10%, como efectivamente sucedió después del mediodía.

  • Mecanismos

    En cambio, el Mercado de Valores debe disponer el llamado a plaza cuando un papel sube o baja más de 10%. Luego, se realizan sucesivas suspensiones parciales de negociaciones cuando esa especie crece o cae 15%, 20% y así sucesivamente. Fue lo que le ocurrió a Tenaris, que llegó a caer casi 25% durante la jornada y tuvo tres suspensiones momentáneas de cotización. Finalmente, cerró con una baja levemente superior a 10%, recortando más de la mitad de la pérdida intradiaria.

    Las trece acciones que llegaron a perder más de 10% y que sufrieron la suspensión de la cotización fueron las siguientes: Aluar, Celulosa, Central Costanera, Banco Patagonia, Garovaglio, Grupo Financiero Galicia,Mirgor, Petrobras Brasil,Siderar, Socotherm, Tenaris, TGN y TGS. La gran mayoría recortó las pérdidas casi a la mitad en la hora final de la rueda.

    Desde el Merval explicaron que «el llamado a plaza no duró más de cinco minutos en cada ocasión y se efectúa para que los inversores puedan conocer a fondo las causas que llevaron a un papel a subir o bajar con tanta fuerza. Pero es el momento en el que llegan más órdenes de compra y venta, que luego son procesadas cuando se reabre la rueda».

    Hubo, en el medio de la caída generalizada de los papeles, una excepción en el panel líder: fue la de Telecom, que finalizó con una suba de 1,91% y sólo cayó levemente en el medio de la rueda.

    Otros mercados manejan reglas diferentes en caso de grandes oscilaciones. En Brasil, por ejemplo, se suspende la rueda por quince minutos si la caída del índice Bovespa supera 10% y se cierra la rueda si la pérdida acumulada respecto del cierre anterior llega a 15%. Pero pese a presentarse este escenario, ayer las autoridades bursátiles decidieron reabrir la operatoria, dadas las circunstancias excepcionales del mercado, estipulando un límite de baja nuevo de 20%, que nunca llegó a tocar. Finalmente, la caída del Bovespa no llegó a 6%, aunque la pérdida en dólares fue de 10% por la devaluación simultánea del real frente a la divisa norteamericana.
  • Dejá tu comentario