Vuelven hoy cortes de gas a las industrias

Economía

• Otra semana complicada enfrenta el gobierno desde hoy por la crisis energética • No debería sorprender: todo está en función de lo que indique el Servicio Meteorológico Nacional • Por las bajas temperaturas aumentará la demanda de electricidad y de gas • Los problemas, del lado de la oferta, son los mismos y puntualmente hoy afecta aun más la escasez de agua en las represas del Comahue • En este contexto, se volverá a cortar el suministro de gas a las empresas • También se vería afectada la provisión de GNC • Así se busca llegar a las elecciones sin que los hogares sufran impacto • Se lanzan medidas como el Plan Energía Total, impulsado por el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, pero luego se complica su implementación • Hasta es difícil ya contabilizar el costo total de la crisis energética, claramente superior a los $ 10.000 millones • Paralelamente, surgen críticas a apresuradas decisiones del gobierno, como la súbita compra de siete generadores.

El frío intenso que volvió a registrarse desde ayer y se mantendrá toda la semana, según el pronóstico del servicio meteorológico, pone nuevamente a prueba al gobierno en materia energética. Se prevé que desde hoy se volverá a cortar gas a industrias y que en 24 horas podría volver a suspenderse el GNC.

En tanto, todavía no está implementado el plan para sustituir gas en industrias por combustibles líquidos, ni tampoco se puso en marcha un operativo para acortar el tiempo de espera para cargar nafta en vez de GNC para taxis y utilitarios.

En el sistema eléctrico, tampoco hubo novedades que permitan sobrellevar la nueva entrada de frío. La apuesta del gobierno es que el consumo descenderá porque hoy empiezan las vacaciones escolares en Capital y provincia de Buenos Aires y la feria judicial, lo que implica que muchos habitantes del área metropolitana iniciarán viajes, aliviando la demanda residencial.

Hasta noche, sin embargo, ese dato apenas se notaba. Según Cammesa, la empresa que controla el mercado mayorista eléctrico, a las 20 el consumo fue de 14.899 megavatios de potencia. Si se consideran los 1.200 megavatios que están restringidos, también durante el fin de semana a industrias y comercios, la demanda hubiera sido de 16.099 megavatios, unos 500 por debajo del récord para un domingo, que se registró el 25 de febrero pasado.

  • Perspectivas

    Para responder a ese nivel de consumo, Cammesa siguió gastando ayer las pocas reservas de agua que quedan en el Comahue. Ayer a las 19.20, El Chocón suministraba 1.114 megavatios y Piedra del Aguila 559, y las demás hidroeléctricas de la zona no estaban despachadas.

    Las perspectivas no son favorables: El Chocón estaba ayer a 8 metros sobre el mínimo extraordinario para operar, y Piedra del Aguila a 6 metros, si bien esta última tuvo cierta recomposición por lluvias.

    Es muy difícil que no se cumpla el pronóstico de la autoridad interjurisdiccional de cuencas en el sentido de que El Chocón y las demás represas deberán salir de servicio en los primeros días de agosto, y para entonces sigue habiendo una falta que sólo podría superarse si mejora la temperatura en la zona metropolitana o si llueve en las represas del Sur.

    Para esta semana de frío, en tanto, se necesitará seguir echando mano a El Chocón en el horario pico, y esperar que se aceleren los trámites del programa Energía Total que liberaría gas para las centrales térmicas.

    La baja de la temperatura parece haber llegado antes de que algunas de las medidas que tomó el gobierno (a las apuradas y empujado por las circunstancias) tuvieran efecto. Hoy se volverá a cortar el gas a industrias, aún las que tienen contrato firme, y recién en la segunda semana de agosto empezarán a entrar los barcos con combustible que traen las petroleras, para darles a esas empresas al mismo precio del fluido, mediante el subsidio estatal.

    Tampoco está mejor preparado el sistema para que los taxistas reemplacen GNC por naftas, sin hacer largas colas. Se está analizando el mecanismo de una tarjeta como la de crédito, de modo que no haya que verificar en cada carga los datos del vehículo y del chofer, y que se pueda usar además como control de que no se está cargando nafta de más.
  • Dejá tu comentario