Wall St. logró otro máximo tras dato alentador en EEUU

Economía

Los inversores en Wall Street dieron tregua a las dudas que despierta en los mercados el rescate de Chipre y el Dow Jones volvió a conquistar su cota más alta mientras que el índice Standard & Poors 500 acarició su máximo histórico.

La principal referencia del parqué neoyorquino repitió la hazaña de superar niveles nunca vistos en Wall Street tras subir el 0,77 % y cerrar en 14.559,65 puntos, después de que hace dos semanas lograra encadenar ocho récords consecutivos.

Mientras, el selectivo S&P 500 se quedó a las puertas del cielo tras firmar una subida del 0,78 % y situarse en 1.563,77 unidades, a menos de dos puntos del máximo histórico de 1.565,15 que alcanzó en octubre de 2007, antes del estallido de la crisis. Y el índice compuesto del mercado Nasdaq ganó un 0,53 %, hasta quedar en las 3.252,48 unidades.

El optimismo en Wall Street vino gracias a un dato mejor de lo previsto sobre el mercado inmobiliario estadounidense, después de conocerse que el precio de la vivienda subió en enero un 8,1 %, su mayor ascenso desde el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2006.

Por su parte, las principales bolsas europeas cerraron la sesión de este martes con resultados dispares, ayudadas por la suba de Wall Street aunque con las incertidumbres sobre las consecuencias del rescate de Chipre.

En la Bolsa de Londres, el índice FTSE-100 ganó 0,33% para cerrar en los 6.399,37 puntos. En el parqué de París, el CAC 50 avanzó 0,55%, a 3.748,64 puntos, después de perder la víspera 1,12%. El índice estrella de la Bolsa de Fráncfort, el DAX, ganó 0,11% en 7.879,67 puntos.

En la Bolsa de Madrid el IBEX 35 bajó en cambio 1,84% lo que le hizo perder los 8.000 puntos, para cerrar en 7.990,50 enteros. El lunes perdió 2,27%.

La Bolsa de Milán también cerró en rojo, con el FTSE-Mib perdiendo 0,95% para cerrar en 15.496 puntos. El índice Athex de la Bolsa de Atenas sufrió un descalabro al perder 4,9%, así como los 900 puntos, para cerrar en 884,94.

Los inversores relativizaron el pánico provocado por las palabras del presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, que aseguró que el rescate de Chipre (que incluye una quita sobre los depósitos) debía servir como modelo para resolver los problemas bancarios de otros países del euro.

Tras comprobar la reacción negativa de los mercados, el presidente del Eurogrupo tuvo que matizar posteriormente diciendo que "los programas de ajuste se hacen a la medida de la situación del país, no hay modelos ni plantillas".

"Tuvimos amplias caídas ayer por la tarde pero en ausencia de nuevas malas noticias podríamos tener un repunte de final de trimestre, así que debemos estar atentos al aprovechamiento de las posiciones cortas", expresó Justin Haque, operador de Hobart Capital Markets.

Mientras, la Comisión Europea (CE) insistió en que la fórmula acordada en el rescate de Chipre es "única", aunque admitió que los depósitos superiores a 100.000 euros podrían sufrir pérdidas para financiar los futuros rescates.

En clave empresarial, la noticia de la jornada vino de la mano de multimillonario Warren Buffett, que se convertirá en uno de los mayores accionistas de Goldman Sachs tras modificarse los términos de un acuerdo que alcanzó con ese banco durante la crisis.

Por su parte, en Asia, Tokio bajó 0,6% y Shanghái 1,5%.

Dejá tu comentario