Diputados inicia debate de Régimen Penal Juvenil

Edición Impresa

Quieren jornadas maratónicas para escuchar oradores hasta el 7 de mayo. Oposición pide fondos.

Tras las volteretas estivales del resbaladizo ministro de Justicia, Germán Garavano, Diputados activará desde pasado mañana el debate de la reforma del régimen penal juvenil, con Casa Rosada a la espera de bajar la edad de imputabilidad de 16 a 15 años. Las comisiones encargadas de alentar este trajín serán Legislación Penal -comandará la discusión-; Familia; y Presupuesto y Hacienda de una Cámara baja cada vez más descontrolada y sin horizonte a la vista.

Las presidencias de las comisiones de Legislación Penal y de Familia las encabezan las radicales Gabriela Burgos y Alejandra Martínez (Jujuy), respectivamente, mientras que la de Presupuesto la regentea Luciano Laspina, del PRO. Según confiaron desde estos tres cuerpos a Ámbito Financiero, el trámite no será rápido y habrá reuniones maratónicas, ya que se abrirá a todos los bloques el llamado a expositores.

El cronograma inicial que propondrá Burgos incluye, tras la reunión de pasado mañana, juntarse todos los martes de 9 a 18 y los jueves hasta el mediodía para escuchar a los disertantes hasta el 7 de mayo próximo. En tanto, desde el 9 de ese mismo mes comenzarán los diputados a discutir la letra fina del texto. El temor que circula es que la ley se embarre como ocurrió con el proyecto que combate a los violentos del fútbol, donde Garavano dejó en soledad al oficialismo y alfiles del jefe de Gabinete, Marcos Peña, operaron a destajo en diciembre pasado para que se cayera la iniciativa.

“Desde el Gobierno quieren a toda costa instalar que lo único que importa es la baja de la edad de imputabilidad. ¿Y los fondos para los institutos de menores que están en pésimas condiciones? Si vamos a discutir un régimen integral en serio, hagámoslo y se acompañará. Pero tal como quiere Casa Rosada, no”, sentenciaron a este diario desde el peronismo.

Por su parte, un experimentado operador reconoció: “El tema tiene más consenso que el de barras, que cada vez aparece más frenado por disputas intra Cambiemos y también en la propia oposición. Hay apuro para sacar algo y mostrar trabajo pero la situación de la Cámara está muy descontrolada”. Desde otro despacho fueron más pesimistas: “Los únicos logros que podemos mostrar son algunas reformas edilicias en pleno ajuste económico, lo cual llama la atención. O que ahorramos con los pasajes. A ese nivel llegamos y, sin embargo, el otro día se nos inundó el ingreso al anexo”.

El panorama en el Senado es igual de espinoso. La ley de financiamiento político sigue trabada -sesión del miércoles pasado pasó a cuarto intermedio hasta el mediodía de mañana, horas antes de la reaparición del conflictivo Peña-, pero intentará avanzar hoy en la comisión de Acuerdos con jugosos pliegos judiciales que interesan al Gobierno y, en especial, al presidente de Boca y amigo de Mauricio Macri, Daniel Angelici.

Mientras las semanas corren y las leyes no se aprueban, se abren otras discusiones que buscarán llenar tiempo. En Diputados, la comisión de Comunicaciones creará una “subcomisión” para trabajar un anteproyecto sobre la responsabilidad jurídica de proveedores de servicios de internet. Este tema, que trajo un fuerte dolor de cabeza el año pasado, se cruza también sobre el giro de fondos en la ley de financiamiento político.

A su vez, una parte del peronismo senatorial quiere discutir la regulación de contenidos que no se trató el año pasado en la ley corta de telecomunicaciones, hoy trabada en Diputados. La iniciativa fue prometida en reiteradas ocasiones por el presidente provisional de la Cámara alta, Federico Pinedo, que incluso auguró un rápido tratamiento en Diputados -que nunca ocurrió- y que incluso fue, según fuentes del PRO, hablado entre Macri y el expresidente español Mariano Rajoy en 2018.

Dejá tu comentario