Condenan a 12 años de cárcel a exbarra de River

Edición Impresa

  El exlíder de la barra brava de River Alan Schlenker fue condenado ayer a 12 años de prisión, con inmediata detención, luego de que el Tribunal Oral N° 6 de San Isidro lo declarara culpable del crimen de Mario Sansi, un supuesto vendedor de drogas que en 2001 murió al recibir 10 disparos.

En decisión unánime, los jueces del Tribunal Oral N° 6 ordenaron la detención inmediata de Schlenker, quien se retiró esposado y escoltado por la Policía de la sala en la que fue juzgado.

La de ayer es la segunda condena que recibe el exbarra luego de que en septiembre de 2011 fue penado a cadena perpetua por el asesinato de otro hincha caracterizado como Gonzalo Acro.

Los fiscales de San Isidro, Patricio Ferrari y Matías López Vidal, consideraron a Schlenker, de 38 años, como autor del "homicidio agravado por el uso de arma" de Mario Alfredo Sansi, de 19 años, alias "el Gordo Popó, y habían pedido una pena de 18 años.

En declaraciones a la prensa, Sebastián Rodríguez, abogado del condenado, afirmó: "No esperábamos un fallo absolutorio porque la acusación era grave, aunque consideramos que esta prueba la tenía antes de ser juzgado".

El letrado consideró que el complejo fallo se debió a una causa armada por Adrián Rosseau, su exladero en "Los Borrachos del Tablón", luego devenido en oponente por una interna de dinero y poder. "Los mismos que lo acusan por el crimen de Gonzalo Acro son los que lo acusan por un hecho ocurrido en Munro", lanzó.

La defensa de Schlenker adelantó que en breve presentarán un habeas corpus para pedir su absolución, porque "la condena no está firme", y en este contexto sentenció: "Es totalmente inocente y no hay ningún elemento de prueba que lo sindique como autor del crimen de Mario Sansi".

Alan Schlenker había quedado detenido por este caso en junio de 2011 en momentos en que declaraba ante el Tribunal Oral Criminal 15 de la Capital como acusado de instigar el crimen del hincha "millonario" Gonzalo Acro, en agosto de 2007.

Dejá tu comentario