“El Gobierno nacional entendió que había cometido un error”

Edición Impresa

• RAMIRO CABALLERO, MINISTRO DE INDUSTRIA DE TIERRA DEL FUEGO
El titular de la cartera industrial fueguina se refirió al decreto que eliminó aranceles de importación a televisores. Esperan la modificación de la normativa.

Tierra del Fuego-(enviado especial).-La provincia espera que el Gobierno publique en las próximas horas -vía Ministerio de Industria- las modificaciones a un decreto que generó un fuerte malestar por el perjuicio para las terminales de productos electrónicos semielaborados. Veamos los tramos salientes de un diálogo con el titular de la cartera industrial fueguina:

Periodista: ¿En qué estado está la pelea por el decreto nacional que reduce aranceles a la importación de más de 100 bienes y componentes de electrónica?

Ramiro Caballero: El decreto promueve la llegada de insumos que en Argentina no se fabrican y les quita aranceles para darle posibilidades a esos sectores productivos. Lo que sucedió es que hay productos semi elaborados que son los que nosotros fabricamos. Tenemos un sistema de fabricación completo y se pretendía traer del exterior productos semi elaborados. Eso es incompatible, porque queda la industria de lado. Creo que fue un error, lo hablé con Sica y entendió la situación. El viernes me comunicó que ya abrió el expediente para la corrección de estas posiciones arancelarias. Nación comprendió que había cometido un error. Nos vamos a quedar tranquilos cuando esa normativa salga.

P.: ¿Qué implica este Centro de Desarrollo Tecnológico?

R. C.: Es fundamental no sólo para la provincia sino por el camino que hay que seguir en Argentina: industrialización, investigación, conocimiento que se incorpore en todos los sectores. Es importante crecer a partir de ahí, con alta tecnología.

P: ¿Cómo está hoy la industria fueguina?

R. C.: Está en la situación que tiene todo el país. Hay una caída de producción e impacto sobre el empleo. Hicimos todos los esfuerzos para ser más competitivos, venimos trabajando bien desde 2016, mejorando los procesos, dando confianza a las marcas que se radicaron. El contexto no ha acompañado. Hubo una retracción en el consumo y se dejan de consumir productos electrónicos porque se priorizan otras cosas. Esperemos que la Argentina se ponga nuevamente de pie, para que podamos mejorar cuando la economía crezca. Tierra del Fuego tiene una capacidad instalada enorme que nos da la posibilidad de dar respuesta.

P: ¿El problema es más de consumo que de competitividad?

R.C.: Teníamos problemas de competitividad a inicios de 2016, la cadena de precios en Argentina desde el productor hasta el consumidor tiene distintos impuestos, varían otros costos. Se termina pagando más caro que en otras partes del mundo. Vimos dificultades de todo tipo y trabajamos con todos los sectores: aduana, industrias, sectores sindicales, logísticos. Todos tenían que ser eficientes. En 2017 tuvimos resultados con impacto en precios.

P: ¿Cuál es el impacto logístico?

R. C.: No es un tema de distancia. No es que somos caros porque estamos a 3.000 km. de distancia de Buenos Aires. Se pueden traer bienes desde puntos a mayor distancia y el costo no es tan alto. El problema es que somos ineficientes. Cuando se combinan costos e ineficiencia repercute directamente en el valor de un bien. Hay que trabajar en eso, en la eficiencia logística. Los barcos tienen problemas, se agregan distintas rutas, escalas innecesarias en Buenos Aires antes de llegar a Tierra del Fuego. Es largo.

P: ¿Cómo queda parada la industria con la devaluación?

R. C.: Nos mejora la ecuación, porque el terminado importado ahora es más caro. Lo que sucede hoy es que el precio termina siendo alto pero porque la gente no tiene poder adquisitivo. El trabajo que se hizo en competitividad y la devaluación nos dan una oportunidad, pero tiene que estabilizarse la economía del país.

P: Se reunieron con automotrices, ¿cómo les fue?

R. C.: Hicimos un trabajo en 2016 donde recorrimos todas las automotrices de la Argentina. El camino está trazado. Hay automotrices que compran productos de Tierra del Fuego, y otras que están necesitando ese tipo de productos. Con el proyecto que la provincia llevó al Estado Nacional para abrir el régimen y que se incorporen nuevos proyectos electrónicos para el sector, nos dará la posibilidad de mostrar que somos eficientes. Si Nación comprende que la propuesta es integradora nos va a venir bien a todos.

P: ¿Cómo están esas gestiones?

R. C.: Es una discusión que estamos teniendo. Avanzamos con Francisco Cabrera hasta un punto, y ahora con Dante Sica, que ya conoce el sector y tiene una visión distinta, esperamos que puedan acompañarnos.

Dejá tu comentario