Gobierno ofreció avales por u$s200 millones para comprar gas a Bolivia

Energía

Dispuso a través del DNU N° 389/2020 otorgar avales del Tesoro Nacional para la adquisición de gas natural desde Bolivia, por un monto máximo de u$s200 millones.

En el mismo Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que se renombró a las represas de Santa Cruz "Presidente Dr. Néstor Kirchner y "Gobernador Jorge Cepernic", el Gobierno nacional dispuso otorgar avales del Tesoro Nacional para la adquisición de gas natural desde Bolivia, por un monto máximo de u$s200 millones y asignó a IESA las acciones emitidas en favor del Estado Nacional en las sociedades generadoras General San Martín y General Belgrano.

Según el DNU N°389/2020 publicado esta miércoles en el Boletín Oficial, se facultó al órgano responsable de la Coordinación de los Sistemas que integran la Administración Financiera del Sector Público Nacional a otorgar avales del Tesoro Nacional por las operaciones de crédito público a favor de la empresa Integración Energética Argentina (IESA) que es controlada por el Estado.

La compra de fluido a Bolivia se realiza en el marco del Contrato de Compraventa de Gas Natural suscripto con el país vecino el 19 de octubre de 2006. Ese Contrato fue firmado por la entonces Enarsa (actualmente IESA) y Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y establece que la compañía argentina está obligada a otorgar y mantener vigente una Carta de Crédito Stand-By a favor de la compañía boliviana, que garantice el pago de los volúmenes de gas inyectados por ésta.

El Poder Ejecutivo aclaró que para garantizar "el normal abastecimiento de gas natural" en la Argentina durante el invierno, se hace necesario importar gas desde Bolivia.

YPFB Planta Carrasco Gas Bolivia.jpg

Por otra parte, a través del mismo DNU, la Casa Rosada asignó a IESA las acciones emitidas en favor del Estado Nacional en las sociedades generadoras General San Martín y General Belgrano.

Sobre esta cuestión, recordó que mediante el Decreto N° 882/17 se dispuso, entre otras medidas, una restructuración y reorganización de las empresas con participación estatal mayoritaria vinculadas al sector energético.

El objetivo de esa medida era -según la administración de Alberto Fernández- "limitar al mínimo posible la participación del Estado Nacional en sectores estratégicos de la cadena productiva de la energía".

"De esta manera, y bajo tal premisa, se ordenó la transferencia de los emprendimientos y activos energéticos esenciales en los que el Estado Nacional tiene participación a empresas del sector privado", subrayó.

En esa línea, destacó que "esta Administración, contrariamente a las definiciones y fundamentos expresados en el mencionado decreto, considera esencial la activa participación del Estado Nacional, a través de sus empresas, en uno de los sectores más estratégicos para el desarrollo del país como es el energético".

Temas

Dejá tu comentario