18 de mayo 2024 - 00:00

Techint impulsa proyectos de desalinización en Chile para la industria minera

Chile enfrenta una crisis hídrica severa, con sequías y desertificación. En ese marco, se impulsan nuevas tecnologías para aprovechar el agua del oceáno.

Minería

Techint Ingeniería y Construcción (TEIC) está llevando a cabo en Chile los dos proyectos más grandes de su historia en ese país, ambos centrados en la provisión de agua de mar desalada para reemplazar el agua de la cordillera y así contribuir a la sustentabilidad de la industria minera. Estos proyectos, que generarán 10.000 empleos en su pico de construcción, incluyen casi 200 argentinos expatriados.

image.png

En su reciente visita a las obras, Paolo Rocca, presidente del Grupo Techint, destacó las oportunidades que se presentan en Chile para la compañía. Además de los proyectos en Chile, Techint está involucrado en importantes desarrollos en México y Argentina, consolidando su crecimiento balanceado en la región.

Desalinización como respuesta a la crisis hídrica

Chile enfrenta una crisis hídrica severa, con sequías y desertificación afectando tanto a comunidades como a la vital industria minera. Con más de 6.000 kilómetros de litoral marítimo, el país tiene acceso directo al Océano Pacífico, una fuente potencial de recursos hídricos que, sin embargo, requiere desalinización para ser utilizable.

Los dos proyectos principales de desalinización en Chile:

  • Proyecto SADDN para Codelco: Este proyecto incluye la construcción de una planta desalinizadora de ósmosis inversa, obras marinas para la captación de agua de mar y un sistema de impulsión de agua de 160 km. La planta suministrará agua a tres grandes minas del norte de Chile: Radomiro Tomic, Chuquicamata y Ministro Hales. Se espera que en su punto máximo de actividad, más de 5.000 trabajadores estén involucrados.

  • Proyecto C20+ para Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi (CMDIC): Consiste en la construcción de un ducto de 195 km para transportar agua desde el mar hasta una altura de 4.680 metros sobre el nivel del mar. El sistema incluye cinco estaciones de bombeo y seis estaciones de drenaje. Este proyecto también demandará la incorporación de más de 5,000 trabajadores en su pico de obra.

    image.png

Ambos proyectos se ubican en el norte de Chile, específicamente en el desierto de Atacama, el más árido del mundo. Esta región, crucial para la minería, puede pasar años sin lluvia y alcanza alturas de hasta 6.000 metros sobre el nivel del mar.

Chile, como el mayor productor de cobre del mundo, depende de estos proyectos para mantener su producción y enfrentar la creciente demanda mundial de cobre, impulsada por la electromovilidad y la transición energética.

image.png

Mientras que Chile y Perú han consolidado su crecimiento a través de la producción de cobre, Argentina no produce cobre desde 2018. Sin embargo, la proximidad geográfica y las condiciones similares ofrecen una gran oportunidad para que Argentina desarrolle sus proyectos mineros y participe en el mercado global del cobre.

Dejá tu comentario

Te puede interesar