Ahora forman los "Bandana" varones

Espectáculos

"Popstars" es un formato surgido en Australia que triunfa en medio mundo fabricando grupos transgénicos entre Spice Girls y ´N Sync, convirtiéndolos en lo más parecido a un producto de marketing. El miércoles 3 de julio, Telefé lanzará el primer «Popstars» protagonizado por hombres, producido por «RGB», de Gustavo Yankelevich, que adquirió el año pasado la licencia del formato perteneciente a la productora Pearson. El ciclo arrojó decenas de exitosos grupos femeninos y mixtos, pero la Argentina es pionera en la convocatoria excluyentemente masculina. Hace sólo una semana se acercaron 4 mil jóvenes de entre 16 y 25 años para el casting, superando la concurrencia de la primera edición, que había reunido a 2780 jovencitas, de las que surgieron las cinco integrantes del grupo «Bandana».

Además de la diferencia obvia de sexo y de canal (antes iba por Azul Televisión), la secuela de «Popstars» extenderá la duración. Y la elección del conjunto ganador, que se realizaba en el capítulo 13, se dilatará. En diálogo con este diario, Gustavo Yankelevich dijo: «Creo que una diferencia importante con el primer «Popstars» será que en el programa de mujeres había más emoción, esta vez se verá que los chicos son más mandados y menos tímidos».

El reality show en cuestión, también denominado «docu-soap» (mezcla de documental y dramatización), es lo más cercano a la televisación del llamado «teen-pop», protagonizado por virginales diosas y hormonales jovencitos, asesorados por managers y sostenidos por efectivos «songwriters». La fiebre del teen-pop se remonta a 1993, con el lanzamiento de los «New Kids on the Block» inventados por el experto Lou Pearlman, más conocido como el «Big Poppa».

En 1997 surgieron los
«Backstreet Boys» pero la gloria se empañó al poco tiempo, cuando los cinco carilindos con algo de talento descubrieron que su mismo mentor y manager les había inventado una competencia: «´N Sync». Tras juicios y desquicio, Pearlman creó «Making the band», el reality show que exhibe el mecanismo de creación de una banda pop. Quedó claro que su objetivo inmediato, después del de ganar dinero, era humillar a sus ex alumnos (los «Bakcstreet») mostrando cómo funciona el negocio de los ídolos pop.

La dinámica de
«Popstars» no difiere del invento de Pearlman. En Australia, primer país que lo emitió, llegó a captar 52% de la audiencia y el grupo surgido del ciclo, «Bardot», ingresó al top ten de ese país y de Nueva Zelanda. Llegado a Argentina el año pasado, el programa televisivo fue lo más visto de Azul Televisión: promedió 13 puntos y el capítulo decisivo que definió a las 5 finalistas midió 16.

Pero el mayor negocio giró en torno del grupo resultante,
«Bandana»: 170 mil discos vendidos que le valieron el cuádruple platino, 39 shows en el teatro Gran Rex y 120 mil espectadores. En Rosario ofrecieron 3 shows que convocaron 18 mil personas; en Santa Fe hubo una función con 6200, en Córdoba los tres espectáculos sumaron 18.500 espectadores y en Paysandú, Uruguay, concurrieron 14 mil fans. Ahora publicitan las nuevas funciones de vacaciones de invierto.

El marchandising con la imagen de las cinco soñadoras devenidas estrellas pop sigue arrojando cifras asombrosas en tiempos de crisis: se vendieron 10 millones de figuritas de «Bandana»; más de 329 mil álbums; 36 mil agendas; 15 mil índices telefónicos y ya se fabrica la nueva papelería y artículos de librería, además de la inusual venta de pañuelos para la cabeza, tal como usaban las cinco adolescentes cuando recién empezaban y no habían sufrido los variados cambios de look.

•Unidos

Con respecto al nuevo grupo que resulte de «Popstars II», Gustavo Yankelevich no descartó la realización de un show compartido junto a «Bandana», antes de fin de año: «Esto es siempre un riesgo porque es el primer «Popstars» de varones. «Bandana» es una de las únicas cosas que funciona en la Argentina de la crisis y creo que eso responde a que es un producto noble. Nadie tiene asegurado el éxito, por más de que el formato tenga éxito probado en el exterior y que todo indique que en Telefé nos irá mejor por ser un canal que tiene audiencia más numerosa».

Aunque pueda inferirse que Telefé salió a suplir un reality show con otro (
«Gran hermano III» está en suspenso y lanza «Popstars II» en la fecha que tenía reservada para el «Big Brother»), Yankelevich expresó: «El año pasado quisimos entrar en Telefé y tenían su grilla armada. Este año, el interés de ese canal de tener «Popstars» nos cayó de sorpresa y desde luego, aceptamos».

«Bandana»
ofreció un show promocional en Nueva York, donde recibió de parte del presidente de BMG mundial el disco de cuádruple platino por sus ventas en Argentina. El CD de «Bandana» se lanzó en coincidencia con la seguidilla de presidentes en diciembre del año pasado, y aún así superó las expectativas.

«Eden´s Crush»
, la banda resultante del «Popstars» estadounidense llegó al tope del ranking de ventas aunque luego decayó. Es que con el avance de los capítulos y las secuelas, el entusiasmo parece decaer. «Sugar Jones», del ciclo canadiense, escaló posiciones pero se fue a pique, especialmente desde que una de las integrantes abandonó el grupo; «Scene 23», que surgió de la segunda parte de «Popstars» en Estados Unidos, estuvo integrado por mujeres y hombres pero no logró el éxito de sus antecesores; con «Velvet empire», también mixto, de Canadá, sucedió algo similar. Así las cosas, en Amazon.com se ofrece el CD de «Scene 23» en promoción con el de Britney Spears a 28.48 dólares. Algunas curiosidades: En Estados Unidos, cinco de los participantes eliminados de «Popstars» formaron su grupo, «Liberty X», y superaron exitosamente a «Hear´Say», el conjunto de los ganadores. Además, Disney Channel planea la versión «Popstars» con niños, para julio y ya existen ciclos que buscan seleccionar a el/la mejor solista. Nadie ignora el negocio de las estrellas adolescentes, basta hechar un vistazo a los números: PopOdyssey, reciente gira de los «´N Sync» recaudó 2 millones y medio de dólares ¡por noche!; vendió 2.4 millones de discos, de los cuales 1.1 millones fueron adquiridos el mismo día de su salida. Las ventas sumadas de los cuatro exponentes teen-pop («Backstreet Boys», «´N Sync», Christina Aguilera y Britney Spears) llega a los 76 millones de placas. En la Argentina devaluada, los números no son equiparables pero un cuadruple platino y 170 mil discos de «Bandana» vendidos, no es poca cosa.

Dejá tu comentario