Aseguran que habrá que importar naftas

Espectáculos

El presidente de Shell, Juan José Aranguren, afirmó ayer que «en el corto plazo» la Argentina deberá importar combustibles a precios «muy superiores» a los que se consiguen en el mercado interno. «La oferta está operando al máximo de su capacidad instalada en la Argentina, mientras que la demanda sigue aumentando», indicó el directivo en declaraciones radiales.

Agregó que «no queda otra alternativa que cuando falte producto se importe, obviamente a precios muy superiores a los que estamos acostumbrados a conseguir en el mercado interno». En su opinión, «tenemos que ver cómo en dos o tres años podemos asegurarnos la oferta necesaria para el desarrollo del país».

Aranguren afirmó también que con la gestión de Cristina Kirchner «no cambió absolutamente nada» con respecto a la administración de su esposo, y sostuvo que el gobierno necesita generar una «mayor certeza respecto de cuál es la conducción energética del país».

  • Retenciones

    Explicó que la última medida «fue en noviembre pasado, con la Resolución 394, que impuso un valor de corte en las exportaciones de crudo y derivados, y que generó un incremento en las retenciones de 31 a 65%».

    Indicó que «desde entonces van seis meses que no se logró un consenso para corregir las deficiencias» de la resolución. Recordó que el precio del petróleo cerró el viernes a 126 dólares,y el productor local de crudolo vende, tanto en el mercado interno como en el externo, por las retenciones de 65%, a 42 dólares. Aranguren afirmó también que «si hoy el país importa gasoil, la diferencia entre el costo de la materia prima internacional con el precio interno es del orden de 500 dólares por metro cúbico». «Un cargamento de importación pequeño de 40 mil metros implica una pérdida aproximada de 20 millones de dólares», acotó.

    Aranguren indicó asimismo que «la diferencia de precios que existe» entre el mercado de Capital Federal y Gran Buenos Aires con el del interior es « motivo de preocupación». Y admitió (al igual que la entidad que nuclea a los expendedores) que «puede haber un consumo adicional (de combustibles) en Capital Federal, que luego migra al interior para ser revendido».
  • Dejá tu comentario