Avatares de la TV

Espectáculos

  
  • Moria Casán y Chiche Gelblung fueron los invitados de la regresada Mirtha Legrand, quien se ausentó esta semana por gripe. Gelblung ya se había amigado con Mirtha en un almuerzo conciliador el año pasado, así que ahora no tuvo mesa a solas sino que la compartió con Moria, de quien dijo el periodista «es la diva máxima, la entrevistada que cualquiera quiere tener». Moria recompensó con una primicia: dijo que será abuela cuando admitió que su hija, Sofía Gala Castiglione, estaba embarazada de 4 meses (su novio es uno de los integrantes del grupo «Babasónicos», Diego Tuñón). Casán comentó que no había dicho nada a pedido de su hija pero «Ya no se puede ocultar más, Sofía está descansando porque filmó anoche hasta tarde con Coppola».

  • En la producción de «Tetro» no deben derrochar alegría pues una actriz embarazada arruina cualquier rodaje, como Madonna durante la «Evita» de Alan Parker, a quien hubo que disimular con toda clase de artilugios. (Dicho sea de paso, anteanoche Susana Giménez hizo un cameo para Coppola en el Palacio Sans Souci. De seguir así, al director de «El Padrino» sólo le resta darle unos planos a Tinelli y a Sofovich y estaría hecho).   

  • En cuanto al almuerzo, Gelblung quedó opacado en ocurrencias con una Moria verborrágica y con tantas novedades para compartir con el público. No encontró Gelblung el mismo espacio que en sus entrevistas por «Canal 26», como el debate sobre homosexualidad con Fernando Peña anteayer, o su confesión sobre Natacha Jaitt, quien había fingido un orgasmo en su ciclo para que, días después, el periodista dijera que la carrera de esa chica va en picada. Moria siguió acaparando atención con el detalle de las dietas y operaciones que se hizo para lucir un rostro y cuerpo que en cámara todos halagan. Hasta intentó convencer a Gelblung que se sacara la papada.

  • La cobertura del acto del PJ el miércoles en el que Néstor Kirchner asumió la presidencia de ese partido tuvo esperable cobertura según el canal que se sintonizara. «TN» al que la agrupación PJ Evita califica de «Todo negativo» no tuvo el seguimiento de los discursos sino que optó por las lecciones pedagógicas del monocorde Gustavo Silvestre. Para oír el discurso completo con planos aéreos del estadio desde el helicóptero podía cambiarse a «C5N», cuyos detractores llaman «Cristina 5 Nestor» por su exceso de oficialismo, mayor que el de «Canal 7». Con los incidentes posteriores entre manifestantes, en «C5N» no se mostró ni una imagen de la batalla campal entre representantes de camioneros vs. UOCRA. Para ver lo que ocurría había que cambiar a «TN» o «Crónica TV». «C5N» insistía al día siguiente con primeros planos de rostros sangrientos, pero no de los varios lastimados en el acto del PJ sino de las peleas entre barrabravas e hinchas. La leyenda insistía «Violencia del fútbol», justo cuando Daniel Hadad piensa en postularse para la presidencia de River.  

  • Cuando algún productor de TV ve caer en rating su programa, inmediatamente se jacta de que apunta a un público selecto y que el error estaría en medir más de 20 puntos. Lo repite cada vez que puede Mario Pergolini ante derrotas de «CQC» o «La liga» («igual tenemos el segundo de publicidad más alto, no buscamos rating» suele consolarse) y lo mismo ocurre con ciclos para minorías como el de Diego Capussoto en «Canal 7», que aunque haya medido 1.2 el lunes logra mayor repercusión que otros tantos con más encendido. Sin embargo su guionista Pedro Savorido fue más sensato cuando dijo «Estamos condenados a que si un televidente se levanta para ir al baño pasamos de la gloria a Devoto». «TVR» perdió el sábado por primera vez contra «Zapping», y se jactó de contenido menos popular y por eso con rating más bajo.

  • En «Duro de domar» (producido por Diego Gvirtz, el mismo de «TVR») dejaban claro que no habían sido desplazados por primera vez en manos de Pergolini: «Después de perder con Televicio, con Gran hermano, con todas las películas cualunques del canal de las pelotas, TVR volvió a perder» señalaba la nota. Recordaron que en «TVR» habían presentado el sábado pasado un informe «culto» con Borges y Felix Luna, contra imágenes de «Bailando por un sueño» en «Zapping», y sostenían que ahí radicaba la derrota. Se mostraban orgullosos de perder en rating por dotar a «TVR» de algo de cultura contra la patética cumbia de Karina Jelinek («Me encanta la cumbia porque es re divertida y re caliente. Me siento identificada», cerraba cantando Xuxa) en el programa de Marcelo Tinelli levantado por «Zapping». El informe de Borges mostraba pocos fragmentos de una entrevista al escritor y un escrache a Felix Luna, a quien se le leía un poema atribuido a Borges que el historiador retomaba y sobre el que se explayaba. Minutos después, la notera le informaba que se trataba de un poema de Silvio Soldán, a lo que Luna concluía: «Y bueno, es muy parecido a Borges».   

  • Rating record para Boca por «Canal 13», con el partido disputado el miércoles a las 19 y un promedio de 38.3 puntos con un pico récord de 50.7. Hasta ese día el pico máximo lo ostentaba la final de «Gran Hermano 2007» (50.3). El partido en el que anteayer empataron Boca Juniors y el Atlas por la Copa Libertadores resultó sin embargo un gran programa para esa emisora, que dejó muy lejos a «Telefe» con «B&B» (7 puntos) y Beto Casella con 6.4 en «Bendita TV».

  • Cuesta llenar largas horas de «Mañanas informales» en «Canal 13» con lo que muchas veces levantan imágenes de agencias extranjeras, siempre que se trate de alguna noticia loca o ridícula. Ayer se vio a un hombre que con unas alas mecánicas podía volar durante 15 minutos.
  • Dejá tu comentario