Mar del Plata: el Astor Piazzolla para valioso documental español

Espectáculos

"El tiempo perdido", de María Álvarez, se quedó con el premio mayor en la sección argentina.

El 35° Festival de Cine de Mar del Plata entregó anoche sus premios Astor Piazzolla, y con justicia en las principales distinciones. “El año del descubrimiento”, de Luis López Carrasco (España), fue el Mejor Film de la Sección Oficial. El sábado, ese mismo documental había obtenido el premio Don Quijote en el 27° festival de cine independiente L’Alternativa de Barcelona. La película se ocupa de los efectos sociales devastadores que produjo la reconversión industrial de 1992 en un pueblo de Murcia, cuando se celebraba el V Centenario del Descubrimiento de América.

“El tiempo perdido”, hermoso film de María Álvarez (ver recuadro), se llevó el de Mejor Film de la Sección Argentina. “Moving on”, de Yoon Dan-bi, Corea, recibió el Premio Especial del Jurado.

La Asociación de Cronistas de Cine de Argentina eligió a “Esquirlas”, de Natalia Garayalde, como Mejor Película en la Competencia Argentina, y “Las Ranas”, de Edgardo Castro, recibió una mención especial. El film de Garayalde también recibió el Premio a la Perspectiva de Género de Acción Mujeres del Cine, el de Mejor Opera Prima de PCI y una mención especial de la SAE en Mejor Edición de Película Argentina. El Mejor Sonido de la Competencia Argentina, entregado por ASA, fue para “Las motitos”, “Historia de lo oculto” y “Un crimen común”, mientras que AATI eligió a “Los primos espera”, de Marina Nerea Malchiodi, como Mejor Cortometraje. El FNA premió a “Homenaje a la obra de Philip Henry Gosse”, de Pablo Weber, como Mejor Corto argentino. FEISAL a “Las mil y una”, de Clarisa Navas, como Mejor Película. El film de Navas también recibió el premio a Mejor Guion de Argentores, que compartió con “La sangre en el ojo”, de Toia Bonino. SICA otorgó el premio “Tato” Miller a Mejor Realización Técnica a “Mascarados”, de Henrique Borela y Marcela Borela. “El año del descubrimiento” también ganó el premio Signis. ADF le dio el premio a Mejor Fotografía a María Rusche por “Shiva Baby”.

De este modo culminó el 35° Festival de Cine de Mar del Plata. Se hizo online, salvo dos funciones este fin de semana en el Parque Centenario de Buenos Aires, pero se hizo. Al respecto, es la segunda vez que el Festival sale de lo habitual. La primera fue en 1964, cuando debió mudarse a Buenos Aires porque no había suficiente dinero (todavía lo organizaba la Asociación de Cronistas Cinematográficos, sin que participara el Gobierno). Para el recuerdo: compitieron películas de Mario Monicelli (“Los compañeros”, Mejor Film y Mejor Guión), Dino Risi (“Los monstruos”, Gassman y Tognazzi Mejor Actor), Robert Mulligan (“Desliz de una noche”, Natalie Wood Mejor Actriz), Clive Donner, Kachyna, Camus, Jancsó, Gavaldón, Lautner, Saslavsky, Mugica y otros cuantos que ya entonces eran maestros y llevaban multitudes al cine. Casi todos, además, viajaron hasta aquí por cuenta de sus productores. Eran otros tiempos.

Hubo menos películas pero más actividades paralelas: una reunión de intérpretes para hablar de las nuevas tecnologías, otra sobre “accesibilidad audiovisual” con participación de asociaciones de ciegos y sordos, tres por los 25 años de “Historias Breves” (debía haber una edición por año pero recién vamos por la 18ª), el 3° Foro de Cine y Perspectiva de Género, casi dos docenas de charlas sobre asuntos variados, como los cambios necesarios a la Ley de Cine, la preservación de archivos personales, la mirada de las directoras en el cine de género, etcétera, y conversaciones internacionales con cuatro figuras de lustre en determinados festivales y un solo maestro verdadero, Walter Hill.

La tradicional Jornada 24 horas de Cine Nacional, que organiza la videoteca de la universidad marplatense, este año se extendió a toda la semana, vía www.canalmdp.edu.ar,lo que estuvo muy bien. Y, es de esperar, mejor estará el año que viene, con todo el mundo vacunado.

Dejá tu comentario