16 de julio 2009 - 21:38

Después de 10 días, reabren los teatros

Participaron muchos artistas en la reunión
Participaron muchos artistas en la reunión
Las salas teatrales reabrirán sus puertas luego de superada la pausa de diez días a causa del avance de la gripe A, anunciaron hoy el actor Enrique Pinti y el productor Carlos Rottemberg.

"No hay ciudad sin teatros. Volvimos... volvé", reza la consigna de la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales, que dispuso la reapertura, tras diez días de telones cerrados ante las precauciones por la enfermedad y la ausencia de público en las últimas funciones.

El anuncio, realizado en el teatro Maipo, contó con la presencia de Adrián Suar, Guillermo Francella, Laura Fidalgo, Tristán, Carmen Barbieri, Santiago Bal, Duilio Marzio, Fernando Heredia, Hilda Bernard, Linda Peretz, Victoria Carreras, Florencia Peña y Luis Luque, entre otros famosos.

"Lo que quiero que los medios informen al público -dijo Pinti- es que nosotros (los actores) tampoco somos suicidas; porque no acá no se trata de un montón de gente inmune que dice 'chicos, vénganse a divertir'; nosotros también somos de carne y hueso".

De inmediato pidió a un espectador hipotético que "si tenés 38 grados de fiebre y te duele todo, no vengas al teatro a desparramar el virus, y eso corre para nosotros también: si estás hecho mierda -agregó en su peculiar estilo- no vengas a hacer la función".

"'El espectáculo debe continuar' es una frase muy ingeniosa inventada por los empresarios", con la cual el actor no concordó y propuso, en cambio, "el espectáculo 'puede' continuar; nosotros cambiamos ese verbo imperativo, porque si estamos bien 'puede' y si no estamos bien no puede", continuó.

Pinti se quejó de que en algunos medios "salió que yo iba a hacer un monólogo gracioso, pero la verdad es que un monólogo gracioso en medio de una epidemia es más inoportuno que una patada en los huevos; no tiene sentido hacer chistes con esto, por respeto a los muertos y a sus deudos".

"Pero sí decir muy claramente que esto es una apertura con todo lo que tiene de fuerte y de condicional -añadió el bufo-; si la enfermedad sigue y la gente no quiere venir, nosotros sin público tampoco podemos trabajar."

Pinti apuntó que su gremio desea volver a los escenarios "porque estamos aburridísimos en casa, no sabemos qué hacer y le estamos haciendo la vida imposible a nuestras familias y parecería que sin esto no podemos vivir, porque este es nuestro trabajo y de él comemos, lo mismo que nuestros hijos o subordinados".

"Esta es una actividad en la que queremos seguir; por lo tanto nos vamos a volver a disfrazar, nos volveremos a calzar la corona del Rey Lear, a pintar de verde como el Monstruo de Frankenstein, nos pondremos el conchero si somos vedette, el traje de trágica si son trágicas, para hacer que esta pura ficción se convierta en una ficción verdadera", puntualizó.

Por su parte, Rottemberg agradeció al Ministerio de Cultura porteño "haber acompañado todos estos días y todas estas incertidumbres en este tema (de la gripe A) que preocupa a todos los argentinos".

"Hace diez días, después de evaluar un fin de semana en el que mediáticamente estaba muy instalada la incertidumbre, nos reunimos en la Cámara que nuclea a todas las empresas productoras y exhibidoras de teatro de todo el país y decidimos esta especie de veda autoimpuesta sin que exista en muchas jurisdicciones sanitarias la obligatoriedad de cerrar", expresó.

El propietario de los teatros Liceo, Tabarís y Multiteatro y de varias salas en Mar del Plata, señaló que los cierres de dieron "fundamentalmente porque la incertidumbre, el no saber de qué se trataba, nos hacía tener dos lecturas concretas".

"Hubo una baja considerable de público que sin dudar manifestamos públicamente y esa baja nos indicaba una señal que tenía que ser oída porque era una señal del espectador; y quienes concurrían lo hacían sin poder disfrutar el hecho teatral", sostuvo.

Y puntualizó: "Se está volviendo despacito a la actividad porque entendemos que el teatro solo tampoco puede combatir la enfermedad, simplemente ponemos nuestro granito de arena e invitamos a la gente a volver al teatro, en cuanto sepan fehacientemente que no tienen ningún tipo de relación con esta enfermedad"

Dejá tu comentario

Te puede interesar