Globos de Oro: la ceremonia más aburrida y extensa de su historia

Espectáculos

La primera entrega de Globos de Oro en pandemia, que combinó anteanoche lo virtual con lo presencial, fue el epítome de un año signado por el zoom y la videollamada, y como era de esperar fue la más aburrida y larga que se recuerde pese a los esfuerzos de las presentadoras Tina Fey y Amy Poehler, inmersas en una pantalla dividida. Muchos “recibieron” sus estatuillas en pijama, como Jodie Foster, o con un par de tragos como David Fincher al conocer la derrota de “Mank”. Resultó más atinado un pijama, o sentarse sobre el suelo con la pizza del delivery (Kaley Cuoco) que la cantidad de figuras vestidas de gala, maquilladas y lookeadas con brillos. Los máximos exponentes de lo artificial fueron Nicole Kidman y Keith Urban junto a sus hijas.

Durante las más de tres horas de ceremonia, se extrañó la chispa de Ricky Gervais del año pasado. Fey y Poehler dedicaron algunos párrafos a caricaturizar a quienes entregan esos premios. El asunto de la falta de miembros afrodescendientes en la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood fue motivo de algunas bromas, pero hoy casi nadie ríe en Hollywood (ver recuadro). La intimidad de la casa de los premiados (una cama sin hacer en el caso de Jeff Daniels, o Mark Ruffalo abrazando a su hijo mientras brindaba su discurso antiTrump y ecologista) fue la mayor dosis de adrenalina de la noche. La imagen de la pantalla mosaico del zoom fue la dominante, lo que potenció el desinterés de ver a un solo entusiasta agradeciendo un premio contra otros cuatro perdedores escuchando el discurso del vencedor. Al Pacino parecía dormirse cuando Josh O’Connor le ganaba la categoría de mejor actor en serie dramática. A Bill Murray en cambio se lo vio vestido con una florida camisa, Martini en mano y fondo de jardines. Laura Dern fue de las primeras en notar problemas de conexión con el primer ganador de la noche, Daniel Kaluuya por su actuación, y sus primeras palabras fueron “¿Se me oye?”, una frase que signó la velada y se reiteró en múltiples variantes. Jane Fonda coronó la letanía de discursos por la inclusivión y la diversidad cuando agradeció su premio a la trayectoria. Fue de las pocas en referirse al Covid, lo que casi nadie creyó necesario excepto por menciones a los servicios esenciales o el pelo blanco de Ben Stiller que él atribuyó a la pandemia.

Entre los principales ganadores se destacaron “Nomadland” (Drama), “Borat Subsequent Moviefilm” (Comedia), Chadwick Boseman (Actor en drama, póstumo), Andra Day (Actriz en Drama), Sacha Baron Cohen (Actor en comedia), Rosamund Pike (Actriz en comedia), Chloé Zhao (Director),“The Crown” (Mejor drama TV), “Schitt’s Creek” (Mejor comedia TV), “Gambito de Dama” (Mejor película o serie limitada TV).

Dejá tu comentario