9 de enero 2001 - 00:00

Inmejorable balance dejó el 6 o Festival de Jazz de Lapataia

Romero Lumambo.
Romero Lumambo.
(10-01-2001) El balance final del sexto festival de Lapataia vuelve a ser muy positivo y el primer aspecto que debe destacarse es la impecable organización. Como es habitual, todo sucedió básicamente dentro de lo previsto, estuvieron todas las grandes figuras prometidas, y los aspectos técnicos tuvieron la eficacia acostumbrada.

Solamente fue cuestionada por un sector minoritario del público la decisión de suspender la noche del sábado, aunque finalmente no hubo lluvia ni tormenta de viento como se había pronosticado. El error, en todo caso, debe ser atribuido al Servicio Meteorológico, porque leyendo el informe recibido no cabía otra decisión.

El otro aspecto destacable, y seguramente el principal, estuvo en el terreno artístico, que se realza, en este caso, por la originalidad de reunir semejante calidad y cantidad en un lugar tan alejado de la cuna del jazz y en un auditorio construido en medio del campo. Hubo variedad de propuestas -desde la bossa nova y la música tradicional de Brasil hasta el bebop, desde el latin jazz hasta el tango piazzoleano-y el nivel general volvió a ser muy alto. Y en medio de una larga lista de nombres ilustres, este año quedarán para el recuerdo varias perlas.

A saber: la actuación del pianista brasileño César Ca-margo Mariano con su compatriota, el guitarrista Romero Lubambo, en la noche de apertura; la frescura folklórica de Sivuca y su banda; el trío de Roy Haynes en batería, Danilo Pérez en piano y Christian McBride en contrabajo; la contundente actuación de la cantante, también brasile-ña, Joyce; el recital mañanero del saxofonista Kenny Garrett con su cuarteto (Vernell Brown en piano, Charnet Moffett en contrabajo y Chris Dave en batería); la truncada presencia -por el anuncio de tormenta-del Cedar Walton Trio ( David Williams y Alvin Queen; el sólido y tradicional set del Nicholas Payton Quintet; el excelente aporte del saxofonista Joe Lovano en el homenaje a Piazzolla que encabezó el quinteto de Pablo Ziegler; y, por supuesto, la inigualable lista de grandes solistas: Paquito D'Rivera, Johnny Griffin, Jon Faddis, Claudio Roditi, Nicholas Payton, Slide Hampton, Ed Cherry, John Lee, Kenny Barron, Lewis Nash y Alex Han, que se unieron en el final para homenajear a Dizzy Gillespie.

El Festival Internacional de Jazz en el Tambo es un emprendimiento privado de un productor tambero argentino que se ha radicado hace algunos años en la costa uruguaya. A fuerza de empuje y de mucho entusiasmo, el festival ha podido seguir adelante y ya ha cumplido seis ediciones ininterrumpidas con un nivel que puede ser la envidia de los mejores festivales del mundo. Hay algunas empresas privadas que a lo largo de los años han apostado a la continuidad de este festival --entre ellas, este diario-; y, en esta edición, el Ministerio de Turismo del Uruguay hizo también su aporte para la realización.

Dejá tu comentario

Te puede interesar