Las críticas de los estrenos

Espectáculos

Hitchcock (EE.UU., 2012, habl. en inglés). Dir.: S. Gervasi. Int.: A. Hopkins, H. Mirren, S. Johansson, J. Biel, R. Macchio.

Alfred Hitchcock es un icono difícil de reproducir con un actor en un film, y uno de los principales problemas de esta limitada biopic (se ajusta solamente a la preparación rodaje y estreno de Psicosis) es que, aun con todo su talento y mucho maquillaje, Anthony Hopkins se termina pareciendo más a Winston Churchill que al director de La dama desaparece.

Sin embargo, de a poco la personalidad de Hitchcock surge a través de distintas escenas que explican lo complicado que fue hacer una película revolucionaria como Psicosis, y el espectador logra meterse en la historia independientemente de que la performance protagónica convenza más o menos...

Lea la historia completa

Oz el poderoso (Oz the great and powerful, EE.UU., 2013, habl. en inglés). Dir.: S. Raimi. Int.: J. Franco, M. Kunis, R. Weisz, M. Williams.

Dejado de lado el Hombre Araña, Sam Raimi intentó algo que realmente nunca se había hecho: filmar la precuela de un clásico intentando que todos los detalles encajen perfectamente con el original. Y no estamos hablando de un clásico cualquiera, sino nada menos que de El mago de Oz de 1939.

El proyecto es audaz y puede llegar a desconcertar a los espectadores poco familiarizados con el film original, sobre todo cuando se sientan en su butaca, se colocan sus anteojos 3D y empieza la función en blanco y negro y formato de pantalla cuadrada. Pero Raimi pronto se ocupa de que el fuego que arroja un lanzallamas se extienda hasta el formato Panavision con el que seguirá la película cuando el protagonista aterrice en el mundo de Oz...

Lea la crítica completa

«Antes» (Arg., 2012, habl. en esp.). Guión y dir.: D. Gimelberg. Int.: N. Viale, N. Pérez Biscayart, G. Docampo, V. Llinás, R. Ricci, M. Piroyansky, H. Acosta, A. Flechner, C. Portaluppi, G. Acosta.

Desde aquel debut conjunto llamado «Hotel Room», que ambos hicieron en Nueva York 1998, el catalán Cesc Gay realizó nueve películas y ya tiene cierto cartel. En cambio, Daniel Gimelberg se ha tomado su tiempo. Mejor dicho, ha ido realizando su propia película en el tiempo que le dejaban libre sus trabajos como director de arte en obras de gran desafío formal como «La antena», ambientada en los 20, las dos de «El ratón Pérez», dos buenas comedias románticas, dramas, etc., hasta culminar por ahora con «El último Elvis». Eso, amén de hacer el diseño de producción en dos películas de su amigo y algunas otras cosas...

Lea la crítica completa

«Los días» (Arg., 2012, habl. en esp.) Guión y dir.: E. Yanco; documental.

Según el mismo autor contó cuando la presentación de este pequeño documental, Ezequiel Yanco estaba trabajando en una obra de teatro para la que se hizo un casting de niños. Eso le despertó la idea de seguir las andanzas y argucias de alguna madre con su criatura. Lo hizo Luchino Visconti hace añares, con un drama que se llamó «Bellisima», pero acá la cosa era más sencilla y mucho menos terrible. En verdad, y por suerte, no le salió nada terrible, desazonante ni sombría. Tampoco nada de engañosa felicidad.

Es que Yanco tuvo la suerte de fijarse en dos hermanitas gemelas, graciosas sin llegar a pizpiretas, de una simpatía natural y bastante indiferentes a la cámara. Ellas hacen su vida, que no va a cambiar por un par de presentaciones en respectivos castings. Y su vida consiste simplemente en remolonear, cambiarse, pelearse, hacer los deberes, ir a la...

Lea la crítica completa

«Las edades del amor» (Manuale damore 3, It., 2011, habl. en it.). Dir,; G. Veronesi. Guión: G. Veronesi, U. Chiti, A. Agnello. Int.: R. de Niro, M. Belluci, C. Verdone, E. Scamarcio, L. Chiatti.

Se pasa el rato con esta película en episodios, simple y sin mayores pretensiones. Es la tercera que Giovanni Veronesi ha producido bajo el título genérico «Manuale d amore». Y como presenta tres etapas en la vida amorosa del ser humano, acá y en otros lados se la rebautizó «Las edades del amor». Ese título no está mal, seamos sinceros. Lo que está medio mal es el primer episodio. Por suerte los otros son un poco mejores.

Dicho episodio, «Juventud», nos muestra a un abogado treintañero que disfruta con su linda novia los preparativos de vida en común, aunque percibe la cercana pérdida de libertad. También percibiría algo interesante si logra que una familia de la maremma toscana venda sus tierras. En ese trámite se junta con los amables vagos del pueblo, y con una rubia más que amable. El humor también es amable, con un leve momento de vodevil, pero eso es todo..

Lea la crítica completa.

Dejá tu comentario