Manzoni: una coreografía acuática

Espectáculos

"Hay muchas compañías que trabajan con agua, pero somos los únicos en utilizarla de esta manera. 'Waterwall' no es un espectáculo descriptivo, trabaja sobre las emociones y sentimientos que puede transmitirnos el agua", así definió a este diario el coreógrafo italiano Ivan Manzoni el espectáculo que presentará en el Opera esta semana. Se trata de una performance de impacto visual en la que dieciséis bailarines-acróbatas danzan al son de la música electrónica en medio de una estructura de acero (de unos 4 metros de altura por diez de ancho) por la que circulan 17 mil litros de agua.

«El agua se vuelve aliada y enemiga del bailarín», explica el coreógrafo. Es por eso que las diez mujeres y los seis hombres que protagonizan este show hacen uso de arneses, correas elásticas, columpios y otros dispositivos, diseñados por el director, que les permiten trepar, correr, saltar y deslizarse por esa cascada artificialde agua tibia.

La compañía Materiali Resistenti Dance Factory fue fundada por Manzoni en 1996 con el fin de investigar la interacción entre bailarines y máquinas: «Seguramente esto responde a la voluntad de buscar una sinergia entre los elementos mecánicos y naturales». Gracias a sus habilidades como electricista, carpintero y herrero, él mismo se encargó de diseñar los sofisticados artefactos que hoy utilizan sus bailarines.

Manzoni logró repercusión en Europa con sus coreografías aéreas, aunque sólo en 1999 se atrevió a utilizar el agua para su primera versión de «Waterwall», un espectáculo que, según dice, sigue en permanente evolución.

Acerca del marcado protagonismo femenino dentro del elenco, reconoce que no fue algo deliberado: «Elijo el material humano sobre la base de sus capacidades, por lo tanto estos elementos pueden cambiar en cualquier momento».

Manzoni es oriundo de Bérgamo, norte de Italia, pero opina que su trabajo tiene un lenguaje más europeo: «Este montaje no parece italiano. Tiene una sensualidad mediterránea, pero sus elementos mecánicos son nórdicos». Y para que a nadie le queden dudas respecto de su compromiso ecológico, señala: «Siempre procuramos que el agua que se utiliza sea reciclada. No queremos desperdiciarla.»

Entrevista de Patricia Espinosa

Dejá tu comentario