La pandemia como ficción y escenario

Espectáculos

Desde las primeras formas de tratarlo, más bien caseras, se va pasando a técnicas más profesionales.

El Covid-19 está dando abundante material para los cineastas de todo el mundo. Primero fueron unos ensayos coordinados entre amigos desde sus respectivas casas, como el argentino “Las fronteras del cuerpo”, idea de Andrés Habegger, que reúne 15 cortos de 16 artistas, desde La Paternal hasta La Banda y San Martín de los Andes, o el ombliguista “Madrid, interior”, de Juan Cavestany, definido como “retrato del estado de ánimo” suyo y de sus amigos aburridos.

Luego se armó la coproducción “El mundo en pausa”, registro múltiple de la vida cotidiana durante un mismo día en cada uno de los 23 países iberoamericanos. Se grabó el 30 de abril, se está editando en España, y se espera su estreno para fines de junio. La parte argentina la coordinó el productor Gabriel Lahaye, con informes enviados desde diversos puntos del país. Yendo un poco más lejos: Alizera Tabesh, directora de la Farabi Cinema Foundation, pidió a médicos y enfermeras iraníes los videos que les parezcan más representativos de su trabajo frente a la pandemia. La idea es componer uno o más largometrajes, en un paquete que pueda difundirse al mundo entero bajo el título en inglés “Corona Narrative: Recording Eternal Moments”. “Es nuestro deber devolver la paz a las familias iraníes y fortalecerlas contra esta catástrofe con la ayuda de la educación pública y la representación adecuada de estos hechos”, declaró la funcionaria musulmana.

Dos argentinos están terminando sendos documentales españoles que prometen ser excepcionales. Uno es el corresponsal de guerra Hernán Zin, con “Madrid resiste”, que estuvo siguiendo a los trabajadores de mayor riesgo en hospitales, asilos de ancianos, controles policiales, funerarias y estaciones de bomberos. “Un intento de humanizar las cifras y dejar un testimonio que nos ayude a digerir como sociedad esta tragedia. A reflexionar sobre la forma tan brutal en que se han ido nuestros mayores. La gente que ha levantado este país. Y a replantearnos muchas de nuestras prioridades”, declara el documentalista, bien apreciado por sus registros de diversas contiendas.

El otro argentino es el humorista Lucas Figueroa (“Despido procedente”, “Porque hay cosas que nunca se olvidan”, récords Guinnness de premios al Mejor Corto), que ahora, con “Renaceres”, está pintando en calidad 8k el tránsito de media España desde el encierro, las salas de guardia y los balcones hasta la flexibilización, que ahí llaman desescalada. La idea en este caso es poética, busca profundizar en la grandeza humana y la oportunidad del ser humano para resurgir en una versión mejorada. La película incluye varios poemas recitados por diversos intérpretes, y prevé para su lanzamiento una manifestación literaria y una exposición fotográfica. También otros documentalistas están haciendo lo suyo en estos momentos. Por ejemplo, Ron Howard (más conocido por sus ficciones) sigue el trabajo humanitario de la World Central Kitchen a lo largo de Norteamérica. Con otra visión, Petra Costa viene recopilando material para un film de denuncia que se llamará “Dystopia”. “Queremos hacer un mosaico con diferentes visiones de Brasil, para intentar tener sentido de esta pandemia/pandemónium”, escribió, subrayando “No es una ‘gripezinha’”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario