Sylvester Stallone cumple 76 años: películas y curiosidades de su extensa carrera

Espectáculos

El actor hoy goza del respeto y admiración de todos los que alguna vez le cerraron las puertas

Sylvester Gardenzio Stallone nació un 6 de julio de 1946 en New York. Su infancia no fue fácil, sufrió las burlas de otros niños por las visibles secuelas de su accidentado nacimiento que cambió la forma de su boca y su particular manera de hablar que, lejos de convertirse en un impedimento ante las luces de la industria, derivaron en una marca registrada.

Además debió padecer a un padre violento. “Mi padre me trataba como le habían educado a él, con un puño de hierro. Y se comunicaba mediante bofetones en la boca”, explicaría el actor años después en una entrevista.

Como muchos niños de su época, encontró un refugio en la fantasía, su héroe era Superman. Se pasaba las tardes viendo el serial del hombre de acero protagonizado por George Reeves.

image.png

Un día se puso una capa y saltó desde el techo de su casa, al aterrizar en el suelo se rompió la clavícula. Su padre le dio un consejo que él después incluiría en el guion de Rocky: “Naciste sin mucho cerebro, así que más te vale empezar a usar tu cuerpo”.

Así fue que durante su adolescencia Sylvester (que se hacía llamar Mike), comenzó a entrenar con unas escoba y bloques de cemento, además de tener siempre a mano un diccionario para aprender palabras nuevas. Cuando no se ejercitaba recitaba poemas de Walt Whitman para mejorar su dicción.

Sylvester Stallone y su participación en una película porno

A principios de los años 1970, para pagarse las clases de arte dramático, tuvo que trabajar como actor en una película pornográfica llamada "The Party at Kitty and Stud's". Stallone declararía a la revista Playboy que la necesidad económica lo obligó a tomar esa decisión, ya que para ese entonces contaba solo con veinte dólares en su cuenta bancaria.

image.png

"Tenía dos opciones, participar en esa película o robar a alguien, porque realmente estaba desesperado. En vez de cometer un delito, trabajé dos días por 200 dólares y pude abandonar la estación de buses".

El nacimiento de Rocky

A los 30 años escribió y protagonizó Rocky, un drama sobre un boxeador que viajaba de las calles a la gloria gracias a su capacidad para resistir golpes. Fue un suceso mundial por el que nadie estaba dispuesto a apostar, pero Stallone al igual que su alter ego en la pantalla, resistió.

Rocky

La inspiración para el papel que le cambiaria la vida nació de un combate entre Muhammad Ali y Chuck Wepner, un boxeador que a puro coraje puso en aprietos y resistió hasta el ultimo round enfrentándose al mejor boxeador de todos los tiempos. La victoria fue para Ali, pero para quienes vieron ese combate Wepner fue el ganador moral, ya que demostró que un don nadie era capaz de poner de rodillas al mejor de todos.

Stallone estaba inspirado, y el guión estuvo listo en poco más de veinte horas. Así nació la historia del célebre “semental italiano”.

Los productores Irwin Winkler y Robert Chartoff llegaron a ofrecerle 350.000 dólares por el texto, pero no querían ni oír hablar de la posibilidad de considerar a Stallone como Rocky. Preferían nombres de peso como los de Robert Redford o Ryan O’Neill, verdaderas estrellas de la época. La testarudez del actor no les dio tregua y al final accedieron a darle el papel principal a cambio de pagarle solo 35.000 dólares por su historia. El resultado ya es conocido.

El suceso de Rambo y Stallone como héroe de acción

En 1982 creó otro mito del cine contemporáneo, el ex boina verde traumatizado por la Guerra de Vietnam John Rambo (quien también esta cumpliendo años hoy, en su caso 75 años), en Rambo: primera sangre y el por entonces presidente Ronald Reagan lo adoptó como un símbolo del nuevo imperio norteamericano.

La crítica aclamó su actuación, afirmando que le había dado un aspecto más humano que el que tenía originalmente el personaje en la novela homónima en que estaba basado el filme.

rambo.jpg

Aparte de las sagas de Rocky y Rambo, entre sus películas más taquilleras se encuentran Cobra de 1986; Over the Top de 1987; Lock Up de 1989; Cliffhanger de 1993; El especialista de 1994, coprotagonizada por Sharon Stone y James Woods; Asesinos de 1995 junto a Antonio Banderas y Julianne Moore.

La caída y el regreso de Sylvester Stallone

En 1997 obtuvo el papel protagonista en Cop Land, junto a Robert De Niro, Ray Liotta y Harvey Keitel. Engordó aproximadamente veinte kilos para interpretar a un policía mediocre y pasado de peso en el Estado de Nueva Jersey. Su actuación fue bien recibida por la crítica y considerada como la mejor interpretación que ha dado desde Rocky en 1976.

A partir de allí se sucedería un seguidilla de sonados fracasos en critica y taquilla, la industria y el público parecían darle la espalda después de años de éxitos.

En el año 2000 los Razzie (premios a los peor del cine) le dieron un premio honorífico como el peor actor del siglo. Y en 2002, tras los fracasos de Get Carter, Driven y D-Tox, su agencia de representación (CAA, la más poderosa de Hollywood) lo despidió. Tenía 56 años.

Rocky Balboa en 2006 y John Rambo en 2008, escritas y dirigidas por él, le valieron buenas críticas y, lo que es más importante, atrajeron a la gente al cine. Stallone se sorprendió al descubrir que la mayoría de sus espectadores (un promedio de 30 años de edad) pertenecían a una generación que había crecido viendo sus películas en la tele y sentía una admiración por él libre de prejuicios o elitismo.

Con este impulso, Stallone decidió aprovechar su renovada popularidad para lanzar una nueva franquicia. Y esta vez no interpretaría a un perdedor, sería un líder y además le iba a dar trabajo a muchos actores de su época dorada que habían sido relegados.

Con The Expendables (2010) y sus posteriores secuelas, estaría acompañado por actores como: Jason Statham, Jet Li, Dolph Lundgren, Mickey Rourke, Arnold Schwarzenegger, Bruce Willis, Jean-Claude Van Damme, Harrison Ford, Wesley Snipes, Antonio Banderas y Chuck Norris entre otros. Un festival de testosteronas que apuntaba a la nostalgia, pero que también volvió a colocar en primera plana a muchos olvidados del cine de acción de los ochenta y noventas.

El reconocimiento de la crítica a Sylvester Stallone

El impulso conseguido lo hizo volver una vez más al papel que le abrió todas las puertas: Rocky Balboa. Esta vez no sería él quien se suba al ring, sería un secundario de lujo puesto al servicio de una nueva generación encabezada por Michael B. Jordan en el papel de Adonis Creed, hijo del entrañable Apollo Creed, primero rival y luego amigo de Balboa.

Stallone Globo de Oro.jpg

La cinta de nombre Creed fue un éxito generalizado, el publico y los especialistas vieron una actuación brillante de Stallone como el héroe cansado pero dispuesto a dar siempre un poco más. Por su interpretación, Stallone ganó el Globo de Oro al mejor actor de reparto, la ovación fue generalizada, la industria que tantas veces lo había vapuleado se ponía de pie para aplaudir al veterano actor.

Stallone y la pintura

Durante los últimos 55 años, Stallone utilizó la pintura como un proceso creativo de retroalimentación en relación a su carrera actoral. Los cuadros del actor están “llenos de acción” y expresividad como sus películas y, por otro lado, son sutiles y con múltiples capas de sentido, además del uso de estilos tales como el surrealismo, expresionismo y la abstracción.

image.png

”Eso es lo que me gusta de la pintura, es la única comunicación verdadera que podés tener. La escritura se puede manipular, la pintura es el traductor más rápido y puro del subconsciente. Cuando algo sucede en tu interior y lo plasmás en el lienzo, es difícil falsearlo. El lienzo es el número uno para mí cuando se trata de transmitir sentimientos”, expresó Stallone hace algún tiempo en una entrevista. Stallone tiene una cuenta de Instagram donde se pueden ver sus trabajos: @stalloneartwork.

Dejá tu comentario