"Satori Sur": a través de Miguel Grinberg regresan los años 60

Espectáculos

"Mapa del rock- Aquí, allá y en todas partes", podrá verse desde mañana en la plataforma de Cine.Ar.

“Por supuesto que yo sabía quién era Miguel Grinberg, pero nunca lo había tratado. La productora Laura Bruno me propuso hacer una película sobre él; lo fuimos a ver a una radio y a los pocos días fuimos a desayunar. Me di cuenta de inmediato que tenía cientos de anécdotas, y por eso decidí centrarme en los años ’60 y ’70, y lo que tenía que ver con el rock y la cultura joven”. Federico Rotstein, director del film “Satori Sur” que se estrena mañana en el streaming de Cine.Ar, explica así cómo empezó esta primera parte de algo más grande que se llama “Mapa del rock-Aquí, allá y en todas partes”, aunque no está seguro de cómo va a seguir, debido -entre otras cosas- a la pandemia. En todo caso, esta primera entrega que ya tiene un site on line y que, literalmente, da ubicaciones geográficas de dónde ocurrieron los grandes hechos e historias esenciales de nuestro rock.

“Ya con Grinberg fue un comienzo inabarcable”, cuenta Rotstein en diálogo con este diario. “Miguel me empezaba a contar una historia genial e inesperada, y yo por supuesto aún no tenia una cámara a mano para registrarla. Luego, cuando empezamos a filmar, por ahí arrancaba con una historia que no conocíamos y que nos sorprendía a todos. Por ejemplo, fuimos a filmar al teatrito de Agüero al 400 donde él había realizado un encuentro, en 1966, sobre la historia del rock, del que habían participado Moris y Tanguito, pero que no pudo convocar a un solo periodista (justamente eso de buscar las locaciones donde sucedieron las cosas es parte de la idea de “Mapa del rock”). Pero ahí es donde Grinberg contó que Tanguito había llegado dos horas antes porque necesitaba el tiempo para volver lacio su pelo enrulado: se mojaba el pelo, se ponía una media de mujer en la cabeza y esperaba dos horas a que se le alisara el pelo”.

En “Satori Sur” no todo tiene que ver con Miguel Grinberg y el rock argentino; también aparecen personajes esenciales de la cultura de los 60 y los 70 como el cineasta Jonas Mekas, o Juan Carlos Kreimer, o un artista multidisciplinario como Alejandro Jodorowski. “Algo que traté de transmitir en este documental es lo vanguardista y emprendedor que era Grinberg en una época donde la globalización que tenemos era inimaginable”, dice Rotstein. “La idea que desde acá, en la Argentina, Miguel le escribiera a gente como Allen Ginsberg o Mekas, para luego confiar en que tal vez le contestaran, y recibir una respuesta cuatro o cinco meses después es sorprendente”.

Un dato que le parece revelador y casi místico a Rotstein sobre Grinberg, primer historiador del rock nacional, es que pisara por primera vez los Estados Unidos el mismo día que aterrizaban Los Beatles en Nueva York. “En un momento estuve pensando seriamente en el formato que mezcla las entrevistas con recreaciones de situaciones especificas, por ejemplo, cuando Miguel va por primera vez a comer algo a un bar en Texas y de golpe escucha una música en la rockola que le llama la atención: se acerca a la máquina y anota que los que están cantando se llaman The Beatles. Pero por cuestiones no sólo de presupuesto, sino también conceptuales, dejamos esa idea fuera de la película”.

En “Satori Sur” hay historias e imágenes de archivo sin desperdicio sobre aquellos lejanos días en los que tener el pelo largo podía hacer que un adolescente terminara la noche en la comisaría. Rotstein, además de director, es compaginador y trató de darle un ritmo especial a su película, sin dejar fuera muchas de las cosas que cuenta Grinberg. “Creo que equilibré el factor del ritmo narrativo, con la necesidad de filmar a Miguel en las locaciones donde sucedieron muchas de sus historias, ya que lo que propone ‘Mapa del rock’, es que no terminen quedando muchas fuera del montaje final”, dice Rotstein, por lo que inmediatamente le pedimos que contara algunas de esas cosas que no entraron.

“Algo que me fascinó fue la idea de Miguel Grinberg de que cuando fue gerente de Columbia Pictures en la Argentina se sentía como una especie de espía, ya que utilizaba los viajes corporativos para ir armando sus links con la ecología, que era una de las cosas que más le preocupaban y aún le preocupan, y con las que llegó a armar revistas pioneras como ‘Mutantia’. Ahí es cuando uno ve que para él todo es parte de un gran plan”.

También relató, sobre lo que quedó fuera del film (en parte porque no había archivo para ilustrarla), es sobre cuando Los Beatniks, la banda de Moris y Pajarito Zaguri, estaba por lanzar su único single, “Rebelde”, él habló con Héctor Ricardo García, del diario Crónica, y le pidió que estuviera atento al show en un cabaret del centro porque sería “un escándalo de los que creaban conmoción en la época”. García le dijo que al otro día jugaba Boca contra Talleres. Si perdía Boca le mandaba un cronista y un fotógrafo para cubrir a los Beatniks, pero que si Boca ganaba, la primera plana seria toda xeneize. Y por supuesto, ganó Boca”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario