"Amigas luciérnagas", el rating sentimental de Netflix

Espectáculos

¨El baile de las luciérnagas¨ pone el acento en la amistad entre dos amigas atravesadas por los efectos del tiempo. Está basada en un libro de Kristin Hannah.

Las series que muestran vínculos fuertes entre personajes sentimentales y saltos en el tiempo se impuso con ¨This Is Us¨, y ahora se reitera en la serie de Netflix ¨El baile de las luciérnagas¨, que ya se ubicó entre las más vistas de la plataforma en la Argentina. ¨This is us¨, que continúa con capítulos de su quinta temporada a cuentagotas, marcó un antes y un después, y representó para Amazon Prime Video un salto fundamental en cantidad de suscriptores. Su pulso narrativo está marcado por los cinco protagonistas, que conforman la familia Pearson a lo largo de cuatro momentos diferentes de sus vidas, llegando al presente de pandemia con referencias explícitas al covid, barbijos, distancia y Black Lives Matter.

Para que estos rasgos tan similares resuenen menos, en lugar de centrarse en los vínculos y vaivenes de una familia a lo largo de las décadas, ¨El baile de las luciérnagas¨ pone el acento en la amistad entre dos amigas atravesadas por los efectos del tiempo. La trama arranca en 1974, cuando Tully (Katherine Heigl, de “Grey’s Anatomy”,“27 bodas”) se muda junto a su desamorada madre a la calle de las Luciérnagas, donde conoce a su vecina Kate (Sarah Chalke). La serie se extiende entre los ´70 y los ´80 a la actualidad, con el eje puesto en la crisis de mediana edad.

Basada en un libro de Kristin Hannah, su traslación a lo audiovisual cuenta con actrices carismáticas, pero por momentos cae en los estereotipos de las mujeres de 40: Tully es una exitosa conductora de TV y en consecuencia avasallante, fálica; sola a sus 40, con serias dificultades para entablar una relación y hasta con alguna adicción al alcohol que sin embargo no necesita de rehabilitación.

Cualquier similitud con el personaje de Kevin Pearson habrá de ser mera coincidencia. Su amiga Kate es la contracara, también un cliché de esa edad: se está divorciando, lidia con una hija adolescente y anhela recuperar su profesión relegada por la crianza y el hogar. Como sea, placer culposo o pasatiempo de verano, la serie se disfruta, genera identificación y evoca sonidos, imágenes y modas de un tiempo pasado.

Temas

Dejá tu comentario