Robert De Niro se fue de la Argentina, cómo fue su último día de rodaje

Espectáculos

Su último día de rodaje se dio en microcentro, en la zona de Diagonal Norte y Plaza de Mayo mirando hacia el Obelisco. Hubo un corte de 5 cuadras desde la Plaza hasta la Avenida 9 de Julio

Finalmente y luego de revolucionar la Ciudad de Buenos Aires con su presencia, Robert De Niro terminó de rodar sus escenas en "Nada", la serie que protagonizara junto a Luis Brandoni para Star+ y en la cual trabajó bajo las ordenes de los directores Mariano Cohn y Gastón Duprat.

Su último día de rodaje se dio en microcentro, en la zona de Diagonal Norte y Plaza de Mayo mirando hacia el Obelisco. Hubo un corte de 5 cuadras desde la Plaza hasta la Avenida 9 de Julio.

Se eligió hacerlo un sábado por la menor circulación de gente y tránsito, pero para dar una apariencia de "normalidad" se contrataron 200 autos de acción falsos para disimular el tránsito en un día de semana laboral. También se contrataron líneas de colectivos y taxis. Hubo 400 extras: gente caminando en traje, o simplemente transeúntes y gente que circulaba manejando bicicletas.

La escena consistía en los dos personajes, Manuel (Brandoni) y Vincent (De Niro), caminando y cruzando las calles, mientras el argentino le hablaba de la ciudad de Buenos Aires.

Cuando se terminó de rodar el último exterior que tendría en la Argentina, el actor se marchó en su van hacia la Mansión del Hotel Four Seasons donde estuvo hospedado desde que llegó, el sábado 30 de abril al mediodía. Allí almorzó con su novia Tiffany, y con su hija más pequeña, Helen Grace.

El último set de rodaje de De Niro para "Nada" fue en el interior del restaurante Patagonia Sur -de Francis Mallmann, asesor gastronómico de la serie, a la vez, y que tiene un breve papel- sirve tanto como un restaurante como, principalmente, el interior de la vivienda de Manuel.

Pasadas las 19hs De Niro escuchó el último “¡Corte!” en Buenos Aires. Todo el equipo, de técnicos y de producción, le brindó un generoso aplauso al dos veces ganador del Oscar. De Niro y Brandoni se dieron un abrazo en la vereda, y fue el actor de Taxi Driver quien pidió sacarse una foto con todo el equipo, esa foto en la que están absolutamente todos. De Niro quiso sumar a su hijita a la escena, que había ido a ver el rodaje.

Luego se quedó conversando uno minutos con Cohn y Duprat y se retiró, presumiblemente hacia el hotel Four Seasons. Su vuelo privado, desde el aeropuerto Internacional de Ezeiza, partía a la medianoche del sábado con destino a la ciudad de Nueva York.

Temas

Dejá tu comentario