Empresas de cable piden regular Netflix y otras "plataformas depredadoras"

Espectáculos

En las Jornadas del sector, en el Hilton, empresarios dijeron que el Estado debe proteger las redes nacionales de quienes las usan gratis para su lucro.

Finalizaron ayer en el Hilton las “Jornadas Internacionales 2019” que, pese a estar organizadas por ATVC (Asociación Argentina de TV por cable) y CAPPSA (Cámara Argentina de Productores y Programadores de Señales Audiovisuales) ya no llevan en el título “Jornadas de Cable”, ante el temor de parecer anacrónicos.

Las jornadas, que reúnen a expositores como Turner, Viacom, Artear, TyC Sports y Disney entre muchos otros, nacieron hace 29 años con el auge de esa industria, mientras en los últimos años vieron la multiplicación exponencial de las OTT (Over the top), es decir, servicios como Netflix, Amazon o Disney +, que se ofrecen a través de Internet y prescinden de elevadas inversiones o infraestructura, pero sí dependen del ancho de banda.

“Convergencia es la palabra clave ahora: seguimos vivos, dando servicio y aggiornándonos”, admitió a este diario Walter Burzaco, presidente de ATVC (Asociación de Televisión por Cable), cuando se le pregunta por este encuentro anual.

Burzaco aseguró además que la penetración del cable en Argentina no cayó pese a la propagación del streaming, y sigue en los 9 millones de hogares abonados, lo que representa alrededor de 70% del universo. “Hasta ahora el streaming es un complemento, un sustituto del cable, no lo suplanta”. Sus dichos se corresponden con el último informe de consumos culturales donde se sostiene que el cable sigue dominando el consumo de TV (69,3%), seguido por canales de aire (50,4%), Youtube (19,3%) y Netflix (19,3%).

En el encuentro se debatió sobre las asimetrías entre las industrias locales (cableoperadores) tanto en inversión como impositivas, respecto de las empresas de escala global que utilizan las redes .

Marcelo Tulissi, presidente de la Cámara Argentina de Cableoperadores PyMEs (CACPY), expresó: “Venimos trabajando hace muchísimos años, invirtiendo primero en televisión y luego en internet. Son inversiones que precisan marcos previsibles. Nuestra rentabilidad es muy baja, y más aún en un contexto económico como el actual, donde tenemos precios minoristas en pesos y mayoristas en dólares. Si a esto le sumamos la distorsión de redes como Facebook, Google o Netflix, esto se agrava muchísimo. Nosotros pagamos más de 25 impuestos, cargas laborales, no tenemos acceso al crédito, debemos pagar los insumos en dólares, y ellos vienen, usan nuestras redes, cobran en dólares, se los llevan afuera, no pagan impuestos, no generan trabajo, no invierten. Esto no es ni competencia ni complementariedad, es depredación. “El año pasado habían obtenido la exclusividad de cuarenta partidos de la Copa Libertadores; pretenden obligar a la gente a mirar a través de ellos, sobre nuestras redes. Pretenden que se creen perfiles. Esa es la regulación que hace falta”, finalizó Tulissi.

Antonio Roncoroni, presidente de FECOSUR expresó: “Las plataformas son como un tipo que se mete a dormir en la casa que vos construiste y te sacan el lugar sin pagar. El Estado debe regular eso, debe defender las redes nacionales, las inversiones nacionales y el trabajo. Sólo podremos eliminar la brecha digital si podemos invertir. Si a las condiciones macroeconómicas le sumamos que, en un país en el que no hay dólares, estas mega empresas con economía de escala, se los llevan, es imposible desarrollarnos.”.

Por su parte, Agustín Garzón, director del ENACOM describió logros de su gestión: “La política de despliegue permitió que se llegue a 25.000 antenas, que redundan en más de 32 millones de argentinos conectados a 4G. Argentina es el país que más creció en despliegue de 4G el año pasado. También llevamos la Red de ARSAT de 6000 km. iluminados a más de 30.000. Esto hizo crecer en un 800% la cantidad de licencias, en conjunto con la simplificación de las normativas ”.

En el panel sobre los nuevos desafíos de las TIC (tecnologías de información y comunicación), se planteó la necesidad de esas empresas de integrarse con plataformas, diversificar servicios, hacer alianzas con nuevos jugadores o llegar a la compra, siempre atentos a la demanda del consumidor que es rápida y cambiante, todo apoyado en la conectividad y la posibilidad de que se ofrezcan servicios sobre las redes robustas que exigen los usuarios.

El consultor Ismael Saldivia enfatizó “En breve desembarca Disney+, no tengo dudas que cuenta con artillería para pelear en esta guerra pero no tiene big data comparado con Netflix. Con esto me refiero a que Netflix está jugando hace mucho más tiempo con esas cartas, léase datos de los usuarios, y cada vez que pide a un productor una serie sabe qué tipo de persona lo va a ver”. Sonia Agnese, de la consultora OVUM, destacó que se debe evitar que una industria que “invierte y cobra a nivel local, que genera la autopista para los servicios, pague más impuestos que las plataformas. Esto es además contraproducente para la inversión y la generación de puestos de trabajo. El manejo de datos es sustancial y en eso Netfix es pionero. Por el tipo de encriptación que utiliza, es indescifrable”.

Netflix supo desde el día cero que una de sus mayores fortalezas siempre radicó en la información sobre gustos y hábitos de los usuarios. Fue por eso que nunca reveló información exhaustiva sobre la cantidad exacta de televidentes por serie ni el target específico de aquellos, y sólo ofreció algunos estudios genéricos sobre qué series son vistas con la modalidad “binge watching” (de un tirón) y cuáles de manera más esporádica. Lo cierto es que cada cliente de Netflix es, a la vez, un encuestado preciado y permanente, que ofrece a la plataforma el gran poder de programar contenidos exitosos.

Dejá tu comentario