¿Qué fue de la vida de Arnold Schwarzenegger, el fisicoculturista que triunfó en la actuación y la política?

Espectáculos

A sus 73 años, el austríaco nacionalizado estadounidense ganó títulos deportivos mundiales, generó récords de taquilla con sus películas y ejerció como gobernador de California durante dos periodos consecutivos. El multifacético "governator" se hizo desde abajo y logró construir una carrera donde no faltaron éxitos ni escándalos.

Músculos, actuación, política. Arnold Schwarzenegger tiene espacio en su cuerpo tallado por el esfuerzo para hacer convivir todo eso que a simple vista no combinaría entre sí. A sus 73 años, su vida está marcada por una serie de logros que incluyen haber sido campeón mundial de culturismo, héroe de acción de Hollywood, ambientalista, autor de best-sellers y el trigésimo octavo gobernador de California, Estados Unidos, en dos mandatos consecutivos entre 2003 y 2011. Pero su historia también tiene tintes de adversidad y resiliencia, en una infancia en donde fue maltratado por su padre, una juventud como inmigrante en un país cuyo idioma apenas podía hablar y una adultez en la cual los éxitos cinematográficos estuvieron acompañados de grandes fracasos. Sin embargo, el “Governator” logró conquistar corazones por diferentes frentes y hoy en día, con un evento multideportivo anual que lleva su nombre, una estrella en el paseo de la fama y una riqueza estimada en 400 millones de dólares, entre otros méritos, sigue siendo una de las personalidades más importantes y carismáticas de todos los tiempos.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Arnold Schwarzenegger (@schwarzenegger) el

Arnold nació en Thal, Austria, el 30 de julio de 1947. Sus padres eran Aurelia Jadrny (1922-1998) y el jefe de policía local, Gustav Schwarzenegger (1907-1972), quien pertenecía al Partido Nazi y a las Sturmabteilung (SA), a cuyos miembros se los conocía como los “camisas pardas”. En una entrevista de 2004 para la revista Fortune, la estrella de cine explicó que de chico sufrió violencia por parte de su progenitor: “Me tiraron del pelo. Me golpearon con cinturones. Así eran las cosas entonces. Muchos de los niños que he visto fueron destrozados por sus padres, era la mentalidad germano-austríaca. No querían crear un individuo, había que cumplir un estándar. Yo era uno que no se conformaba y cuya voluntad no podía romperse. Por eso me convertí en rebelde. Cada vez que me golpeaban, y cada vez que alguien decía: 'No podés hacer esto', yo respondía: 'Esto no va a ser así por mucho más tiempo, porque me voy a mudar de aquí. Quiero volverme rico, quiero ser alguien'. Por supuesto no tenía ningún plan de cómo iba a hacerlo”.

Arnold Schwarzenegger
Schwarzenegger ganó el Mr. Olympia siete veces.

Schwarzenegger ganó el Mr. Olympia siete veces.

Esa esperanza fue lo que lo sostuvo a través de su infancia, en donde jugaba al fútbol, practicaba boxeo y hacía atletismo a nivel local. A los 15 años tomó la decisión de convertirse en “el más fuerte del mundo” y empezó a moldear su cuerpo para lograr su cometido. Cinco años más tarde, en 1967, ganó el título de Mr. Universo por primera vez (luego lo obtendría en otras tres oportunidades), convirtiéndose así en el participante más joven en recibirlo. También cuenta con otros reconocimientos como deportista, entre ellos, haber obtenido siete veces el Mr. Olympia (de 1970 a 1975 y en 1980), un honor que se le otorga al mayor culturista a nivel global. En su última participación, que marcó su retiro definitivo, Schwarzenegger se estaba preparando para interpretar el personaje de Conan el Bárbaro, por lo que aprovechó el duro entrenamiento que le requería su papel para lucirse sobre el escenario de la competencia, lo cual rindió sus frutos. En simultáneo, también escribió una columna mensual para las revistas especializadas Muscle & Fitness y Flex durante varios años.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Arnold Schwarzenegger (@schwarzenegger) el

Sus inicios como actor

El fisicoculturista se trasladó a Estados Unidos en septiembre de 1968, con 21 años, para intentar hacer realidad sus sueños dentro del mundo artístico. Si bien la idea parecía prometedora, los directores de casting norteamericanos se encontraban con esta imagen cada vez que audicionaba: de pronto aparecía una persona cuyo cuerpo era entre deslumbrante y extraño, que hablaba inglés con un pésimo acento y que se apellidaba Shwarz… Shzwarz… Schwarzenegger. No era de extrañar que sus comienzos en el cine hayan sido estrepitosos, y que los agentes y representantes le dijeran que no tenía ninguna oportunidad de lograrlo. Sin embargo, una vez más se abrió paso entre la adversidad y de a poco fue consiguiendo roles que le generaron cada vez más visibilidad. La película que sin dudas catapultó su carrera fue Conan el Bárbaro (1982), la cual fue un éxito de taquilla. Hacia 1984 apareció la segunda parte, Conan el Destructor, que cosechó un éxito menor en el país pero mayor a nivel mundial. Desde ahí, cintas como Comando (1985), Depredador (1987), Carrera Mortal (1987), El vengador del futuro (1990), El último gran héroe (1993) y Mentiras verdaderas (1994), entre tantas otras, fueron determinantes en su crecimiento y, según su sitio web, a la fecha su filmografía ha recaudado más de 3 mil millones de dólares en total en todo el planeta.

Arnold Schwarzenegger
Schwarzenegger protagonizó Conan el Bárbaro (1982) y Conan el Destructor (1984).

Schwarzenegger protagonizó Conan el Bárbaro (1982) y Conan el Destructor (1984).

Pero no se puede hablar de Arnold sin hablar de la franquicia Terminator. En 1984, dirigido por James Cameron, realizó la primera de sus cinco apariciones como el personaje principal en el papel que más fama le dio. Pero si de encender a las masas de trata, Terminator 2: el juicio final fue la verdadera pieza crucial del rompecabezas. La secuela de la guerra entre la inteligencia artificial Skynet y la humanidad fue un hito cinematográfico e instaló una frase inolvidable que se tradujo al castellano como: “Hasta la vista, baby”. Luego, Terminator 3: La rebelión de las máquinas (2003), Terminator: Génesis (2015) y Terminator: Destino oscuro (2019) también fueron parte de una saga que generó fanatismos a lo largo y ancho del globo y que incluyó series de televisión, libros, cómics y videojuegos.

Arnold Schwarzenegger
Schwarzenegger en Terminator: Génesis (2015).

Schwarzenegger en Terminator: Génesis (2015).

Un republicano distinto

El 17 de noviembre de 2003, Schwarzenegger, miembro del Partido Republicano, se convirtió en el 38º gobernador de California con el 48% de los votos. Cuando se presentó a la reelección el 7 de noviembre de 2006, nuevamente resultó triunfador, pero esta vez con el 56% del electorado a favor. Dejó el cargo el 3 de enero de 2011 luego del traspaso de poderes a Jerry Brown. Según su sitio web, algunos de los logros más notables durante su mandato incluyeron “la Ley de Soluciones al Calentamiento Global, un acuerdo bipartidista para combatirlo mediante la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero”. Por otro lado, alejándose de los lineamientos de su partido, aprobó e incentivó la investigación con células madre, siendo tanto ésta como la anterior las primeras decisiones políticas de este tipo en Estados Unidos. Por otro lado, tal como explicó El Mundo, renunció a su salario de gobernador debido a la fortuna que poseía cuando asumió y “se pagó todos los gastos de su bolsillo” durante el periodo de ejercicio.

Quizás la polémica más controversial de su gobierno pueda situarse en relación a los derechos LGBT+. Según citó la agencia AP en un cable de febrero de 2004, Arnold le ordenó al procurador general de California que emprendiera “pasos inmediatos” para obtener un fallo de los tribunales con el fin de detener el matrimonio entre parejas homosexuales en el Estado. Sin embargo, hacia el año 2010 cambió radicalmente su postura y apoyó la derogación de la enmienda constitucional que los prohibía. En relación a su presente político y su compañero de militancia, Donald Trump, Schwarzenegger es crítico respecto de la manera de presidir la nación del ex empresario, a pesar de que ambos pertenecen al mismo partido. El culturista sigue expresándose respecto de estas cuestiones en su canal de YouTube, en donde suele subir contenido que incluye entrevistas y reflexiones.

Arnold Schwarzenegger
Schwarzenegger junto a su exesposa, Maria Owings Shriver, y sus hijos Katherine, Christina, Patrick y Christopher.

Schwarzenegger junto a su exesposa, Maria Owings Shriver, y sus hijos Katherine, Christina, Patrick y Christopher.

Lo privado que trascendió

El 26 de abril de 1986, Schwarzenegger se casó con la periodista de televisión Maria Owings Shriver, quien pertenece a la familia Kennedy. Con ella, entre 1989 y 1997 tuvo cuatro hijos: Katherine Eunice, Christina Maria Aurelia, Patrick Arnold y Christopher Sargent. Sin embargo, se divorciaron después de 25 años juntos y la razón es digna de un buen culebrón televisivo: Arnold había engañado a su mujer con una exempleada doméstica y fruto de esa relación paralela nació, apenas cinco días después que Christopher S., Joseph Baena, su quinto hijo, a quien reconoció recién en 2011 desencadenando así la ruptura de su enlace matrimonial. En aquel entonces la noticia fue furor, y a medida que pasa el tiempo lo que más sorprende es el parecido que tienen, ya que el menor también se dedica al culturismo tal como hacía su padre en su juventud.

Arnold Schwarzenegger Joseph Baena.jpg
Schwarzenegger junto a su hijo, Joseph Baena, luego de que este se graduara en negocios en la Universidad Pepperdine.

Schwarzenegger junto a su hijo, Joseph Baena, luego de que este se graduara en negocios en la Universidad Pepperdine.

Embed

Pero, ¿en qué anda Schwarzenegger?

Por un lado, desde que dejó su cargo político, Schwarzenegger cofundó R20 Regions of Climate Action, una organización global sin fines de lucro dedicada a ayudar a los gobiernos subnacionales a desarrollar, implementar y comunicar la importancia de los proyectos con bajas emisiones de carbono y resilientes al clima, así como sus beneficios económicos. Por otro, desde agosto de 2012 funciona el Instituto Schwarzenegger de Política Estatal y Global de la Universidad del Sur de California, el cual se lanzó para brindar a los estudiantes la oportunidad de enfocarse en la responsabilidad de los líderes de trascender el partidismo para implementar políticas que beneficien a los ciudadanos. Sus cinco áreas prioritarias de enfoque son: educación, energía y medio ambiente, política fiscal y económica, salud y bienestar humano y reforma política.

Pero para volver a tenerlo en la pantalla habrá que esperar hasta 2021, cuando Amazon Prime lance una serie animada infantil llamada Superhero Kindergarten, una de las últimas creaciones de Stan Lee. Arnold producirá dicho proyecto y además le pondrá la voz al protagonista, un profesor de gimnasia que promoverá lecciones de salud, ejercicio y estado físico, y dará mensajes para la lucha contra el acoso. A su vez, el actor de 73 años será la estrella central de una serie de acción desarrollada en los estudios de Skydance Productions. La misma contará la historia de un padre y su hija que trabajan como espías internacionales, pero todavía está en etapa de producción y recién en las próximas semanas comenzará a venderse a las plataformas de contenidos.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Arnold Schwarzenegger (@schwarzenegger) el

Además, el actor compartió numerosos mensajes y videos en las redes sociales, muchos de ellos humorísticos, dando consejos para contener el avance de la pandemia. Sin dudas, su carácter multifacético le permitió darse los gustos que quiso y su actitud lo llevó a tener un lugar de privilegio tanto dentro del mundo del deporte como del ambiente artístico y del ámbito político. Su rostro fue sinónimo de éxito tanto dentro de la pantalla grande como en los escenarios y en los comicios electorales, y si bien su cuerpo ya no deslumbra por su musculatura, le quedaron el talento y la impronta que supo imprimir a su paso como bastiones para seguir sosteniendo una carrera prolifera. Y para finalizar, solo resta decir: “Hasta la vista, baby”.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Arnold Schwarzenegger (@schwarzenegger) el

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Te puede interesar