Una popular franquicia de videojuegos busca que compren sus derechos para películas

Espectáculos

El estudio MGM perdió la licencia para adaptar la saga luego de no hacer nuevos films desde 2018. Los especialistas creen que la compra por parte de Amazon terminó con los planes de cualquier secuela.

Los derechos de la franquicia de videojuegos Tomb Raider para su adaptación al cine están otra vez en el aire. La última propietaria, MGM, perdió la licencia por no haber hecho más películas desde 2018.

Ahora, los derechos a realizar adaptaciones sobre la popular franquicia del gaming son el foco de ofertas entre distintas empresas que buscan obtener su control. Estos no incluyen los derechos para televisión o streaming, ya que corren por caminos separados y por eso Netflix está produciendo en estos momentos una serie animada.

alicia vikander lara croft
Alicia Vikander cómo Lara Croft en la adaptación de Tomb Raider (2018).

Alicia Vikander cómo Lara Croft en la adaptación de Tomb Raider (2018).

La última entrada en la franquicia fue la película de Tomb Raider de 2018 con Alicia Vikander como la protagonista, Lara Croft. Si bien la película fue recibida con un visto medianamente bueno, tanto por la crítica como por los fans, los planes para una secuela nunca se completaron.

Los periodistas especializados estiman que uno de los factores que habrían impedido el anuncio de una secuela (lo que hubiese bastado para retener los derechos) se relaciona con la compra MGM por parte de Amazon. El trato se cerró en marzo y el nuevo dueño se encuentra actualmente examinando los proyectos y franquicias del estudio.

De conseguir nuevo dueño y reiniciar la franquicia, sería el tercer intento de crear una franquicia alrededor de la serie de videojuegos. El primero, protagonizado por Angelina Jolie, ha sido el más fructifero hasta ahora, con la primera película recaudando u$s131 millones solo en los Estados Unidos, pero con secuelas más decepcionantes.

Dejá tu comentario