ADRs argentinos se hundieron hasta 7% y riesgo país tocó su máximo de agosto

Finanzas

Sin actividad en el mercado local por el feriado, los ADRs de empresas argentinas cerraron con fuertes bajas, lideradas por las acciones del sector financiero.

En una jornada negativa para los mercados emergentes, las acciones argentinas que cotizan en Wall Street sufrieron fuertes bajas, algunas cercanas al 7%, mientras el riesgo país tocó máximos de agosto, en el mismo día en que el Gobierno argentino presentó la nueva oferta de reestructuración de deuda ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por su sigla en inglés).

Sin actividad en el mercado local ante el feriado por el paso a la inmortalidad del General José de San Martín, los ADRs de empresas argentinas cerraron casi en su totalidad en terreno negativo. Lideraron los fuertes retrocesos las acciones del banco BBVA (-6,9%); de Telecom Argentina (-5,9%); de Banco Macro (-5,6%); Central Puerto (-5,4%); Corporación América (-5,4%); del Grupo Financiero Galicia (-5,1%); y de YPF (-4,9%).

Por el lado de los pocos avances del día se destacaron los activos de Cresud (+8,8%); IRSA (+4,3%); Mercado Libre (+2,9%); IRSA Propiedades Comerciales (+1,2%); y Globant (+1,2%).

Compartiendo la misma tendencia que la mayoría de los ADRs, los bonos argentinos terminaron con marcados retrocesos, por lo que el riesgo país trepó un 0,9% a 2.131 puntos, su mayor nivel desde fines de julio.

"Los inversores se encuentran atentos al cierre del canje externo y local, a la espera de poder confirmar una elevada adhesión que logre activar las CACs y así evitar tener ´holdouts´, así como a las señales de negociación con el FMI", evaluó un analista.

Las miradas de los inversores se dirigen también a los lineamientos económicos del Gobierno, que permitan pronosticar "una convergencia en los desequilibrios fiscales y monetarios, acentuados por la pandemia". En ese sentido, el mercado reconoce que "las renovadas preocupaciones cambiarias tienen epicentro en dichas señales monetarias y fiscales, ya que de no mejorarse la confianza de los agentes económicos, y así desinflarse las elevadas brechas del 80%, crecen las chances de nuevas restricciones a corto plazo a fin de proteger las reservas".

Mientras tanto, el Gobierno argentino presentó el lunes su oferta revisada de reestructuración de bonos a la SEC y confirmó que los acreedores tienen hasta el 28 de agosto para aprobar el acuerdo.

La administración del presidente Alberto Fernández ya había publicado la propuesta en el Boletín Oficial el domingo, después de que un decreto presidencial aprobó el sábado por la noche una segunda ronda de enmiendas a la oferta inicial que Argentina hizo en abril, avanzando en sus esfuerzos por alcanzar un acuerdo.

Argentina y sus principales grupos de acreedores alcanzaron un acuerdo en principio el 4 de agosto para reestructurar unos 65.000 millones de dólares en bonos soberanos después de extensas negociaciones.

El Ministerio de Economía informó este lunes en un comunicado que revisó los términos y condiciones de la oferta para establecer que las fechas de pago de capital e interés sobre los nuevos bonos serán el 9 de enero y el 9 de julio en lugar del 4 de marzo y el 4 de septiembre de cada año pertinente.

Asimismo, la provincia de Buenos Aires extendió este lunes el plazo para su propia reestructuración de deuda por 7.000 millones de dólares hasta el 11 de septiembre.

La caída de las acciones argentinas en Wall Street, se dio en una jornada negativa para los mercados regionales, entre los que se destaca la baja de la bolsa de Brasil, que tocó a mínimos de un mes

El pesimismo prevaleció en la Bolsa de São Paulo el lunes, cuando el índice referencial Bovespa cerró por debajo de los 100.000 puntos, a mínimos de un mes, presionado por las acciones bancarias. El Bovespa cayó un 1,79%, a 99.536,75 puntos, según datos preliminares. En el mercado cambiario, el real perdió 1,26% a 5,4959 unidades por dólares.

Wall Street, con nuevo récord en el Nasdaq

Las acciones vinculadas al segmento de tecnología alentaron este lunes al Nasdaq en Wall Street a cerrar en máximos históricos, mientras que el S&P500 coqueteó con sus propios récords, ya que los inversores se volcaban al sector que ha mostrado mayor resiliencia durante la crisis del coronavirus.

Los papeles del fabricante de chips Nvidia Corp figuraron entre las alzas destacadas del Nasdaq y el S&P, después de que analistas elevaron el precio objetivo para los papeles de la compañía antes de los resultados trimestrales esperados para el miércoles.

El índice de referencia S&P 500 estuvo apenas por debajo de su máximo histórico intradiario del 19 de febrero después de rondar ese nivel durante gran parte de la semana pasada. El Dow Jones se vio afectado por las pérdidas en las acciones financieras e industriales.

En junio, el Nasdaq se convirtió en el primero de los principales índices de Wall Street en recuperar las pérdidas inducidas por el coronavirus, ya que varios de sus principales componentes, incluidos Amazon.com Inc y Netflix Inc , se beneficiaron de las restricciones a la actividad social.

"La tecnología es lo único transado", dijo Jake Dollarhide, director ejecutivo de Longbow Asset Management en Tulsa, Oklahoma. "Las cosas que estaban a 10 años de distancia el 18 de febrero están aquí ahora: aprendizaje a distancia, ver a su médico a través de Zoom, ordenar productos farmacéuticos por correo".

Las cadenas de artículos para el hogar Lowe's Cos Inc y Home Depot Inc anotaron aumentos importantes antes de entregas sus cifras de ganancias esta semana. Se espera que las dos compañías hayan recibido un empujón en sus ventas trimestrales porque los consumidores se enfocaron a realizar reparaciones y mejoras de sus viviendas.

El promedio industrial Dow Jones perdió un 0,3% a 27.845 unidades; mientras el S&P500 subió 0,3% a 3.382 unidades. En tanto, el índice compuesto Nasdaq ganó un 1%, a 11.129 unidades.

Los inversores están ajustando sus carteras para los movimientos de mercado que se esperan antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, en una temporada que comenzará oficialmente con la Convención Nacional Demócrata de esta semana.

Dejá tu comentario