Fuerte castigo para ADRs y bonos: se hundieron hasta 10% por extrema tensión global

Finanzas

Los papeles argentinos que cotizan en Wall Street registraron fuertes caídas este viernes en un contexto donde las plazas externas se vieron afectadas por la suba de tasas de la Reserva Federal y otros bancos centrales. En tanto, el S&P Merval cayó 4,4%.

Las acciones y los bonos argentinos se desplomaron este viernes 23 de septiembre en Wall Street, y el riesgo país tocó un máximo desde julio, ante un creciente temor global a una recesión derivada de incrementos en las tasas de interés por parte de los principales bancos centrales.

En medio de un derrumbe generalizado de los mercados del mundo, los papeles argentinos que cotizan en los principales índices norteamericanos se hundieron en forma generalizada, con bajas lideradas por YPF (-10%), Tenaris (-8,4%), Vista Energy (-8%), Adecoagro (-7,1%), Telecom (-6,8%), Banco BBVA (-6,8%), Transportadora de Gas del Sur (-6,3%); y Bioceres (-6,2%).

"Los activos argentinos fueron siendo arrastrados con fuerza por un negativo contexto externo, donde se profundiza el clima ´risk-off´ ante la dinámica de las tasas del Tesoro americano y sus implicancias sobre la economía, ante un creciente riesgo de recesión", comentó a ámbito el economista Gustavo Ber.

Además, en el ámbito local la reciente medida sobre el "dólar soja", junto al desafío de la esterilización monetaria que tendrá asociada dicha estrategia, también jugaron en contra, aunque de manera secundaria, coincidieron analistas.

En ese marco, el índice S&P Merval perdió un inusual 4,4%, a 142.931,74 puntos, para retroceder a la zona mínima en algo más de dos semanas. Así, a o largo de la semana, el panel líder perdió 1,9% en pesos, y un 5,4% medido en dólares al tipo de cambio implícito.

Entre las bajas del día se destacaron las acciones de YPF con un -10,3%, a 1.956 pesos en momentos en que el precio del petróleo cayó cerca de un 6%, a un mínimo de ocho meses, debido a que el dólar subía a máximos de dos décadas por el temor a una recesión.

Por su parte, Wall Street cerró con fuertes caídas, otra semana oscura y muy cerca de sus niveles más bajos del año, arrastrada por los temores a una recesión causada.

El Dow Jones estableció un nuevo mínimo del año y rebotó ligeramente hasta cerrar con una pérdida de 1,6%. El tecnológico Nasdaq perdió un 1,8%, mientras el más amplio S&P 500 cayó un 1,7%.

"Lo que se ve en el mercado de hoy, como dice el refrán, como una corriente de 'vende ahora y después pregunta', es solo eso: aumentar el efectivo ante subidas de la incertidumbre y volatilidad", dice Quincy Krosby de LPL Financial.

La caída llega luego de que la Fed subió el miércoles las tasas de interés en 0,75 puntos porcentuales, la tercera subida consecutiva de esta magnitud, y el presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo que estaba decidido a continuar con el endurecimiento monetario para contrarrestar la inflación.

La decisión produjo que el jueves hubiera aumentos de tasas desde el Banco de Inglaterra, entre otros bancos centrales, impulsando las posibilidades de una recesión global.

El viernes negro liderado por el desplome en los precios de las materias primas arrastró a Wall Street y a las bolsas europeas, en sintonía con depreciaciones del euro y la libra a pisos históricos ante el dólar.

"Hemos vivido un día duro, los precios se hundieron de manera generalizada. La realidad internacional es parecida a la crisis del 2008 (con las hipotecas en Estados Unidos), más el agravante de la inflación (...), con la incertidumbre propia (argentina) dado por sobresaltos difíciles de digerir", dijo un analista de la banca privada asiática.

Bonos y riesgo país

En el segmento de renta fija, y al igual que las acciones argentinas en Nueva York, los bonos soberanos en dólares cerraron con fuertes bajas, afectados por tomas de ganancias ante la renovada aversión al riesgo imperante. Los mayores retrocesos los encabezaron el Global 2035 (-3,9%), el Bonar 2029 (-3,8%), y el Global 2041 (-3,7%). Culminó así una pésima semana para la deuda en dólares, que acumuló una pérdida del 7%.

Así, el riesgo país medido por el banco JP.Morgan subió 3,4%, a 2.523 puntos básicos, máximo desde fines de julio pasado. A lo largo de la semana, este indicador mostro un incremento del 5,9% (141 puntos).

Mientras tanto los bonos soberanos dollar-linked mostraron buena demanda y cerraron con subas promedio del 1,2%, concentrando el volumen el tramo corto. En la semana la deuda DL aumentó en promedio un 2,9%, destacándose el TV24 que trepó un 4,8% semanal.

Por su parte, la deuda CER operó sin grandes variaciones, con las leceres subiendo marginalmente pero con los bonceres perdiendo un 0,2% en promedio. En la semana los bonos que ajustan por inflación acumularon alzas promedio del 1,7%, lideradas por el tramo largo de bonceres, reportó SBS.

Finalmente, los bonos duales 2023 cerraron con ascensos promedio del 1%, concentrando el volumen el TDS23. En el balance semanal, registraron una ganancia del 0,8% en promedio.

Dejá tu comentario