ADRs se hundieron hasta 8,6% en Wall Street, pero bonos resistieron y ganaron hasta 4,9%

Finanzas

Las bajas fueron lideradas por las acciones de IRSA Propiedades Comerciales. En la bolsa local, el índice líder de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) cedió 4,2% hasta las 50.159,86 unidades. En renta fija, los principales bonos en dólares cerraron, en cambio, con mayoría de subas.

Cuando los mercados aún no terminaban de celebrar la llegada de las vacunas, y mientras se aprestaban a iniciar -como lo hacen casi siempre- el esperado rally navideño, se conoció el descubrimiento de una nueva cepa de Covid-19 en el Reino Unido que encendió las alarmas a nivel global, y provocó una caída generalizada en los activos de riesgo, sobre todo en Europa y en emergentes, dentro de los cuales, los ADRs de empresas argentinas retrocedieron hasta más de 8%.

Con las dudas sobre el futuro de la economía doméstica, en momentos en que negocia con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un acuerdo de facilidades extendidas, las acciones argentinas terminaron con bajas generalizadas, lideradas por IRSA Propiedades Comerciales (-8,6%). Además sintieron la presión bajista los activos de Telecom Argentina (-6,2%); Supervielle (-5,9%); Cresud (-4,9%); y Pampa Energía (-4,7%). Solo evitaron la ola de ventas Globant (+2,1%), IRSA (+0,2%) y Corporación América (cerró estable).

La mayor aversión al riesgo global también impactó de lleno en la plaza bursátil local, donde el índice líder S&P Merval se hundió un 4,2%, a 50.159,86 unidades, luego de llegar a caer 5,3% en el inicio de la jornada, afectado también por la merma de los tipos de cambio implícitos. Esto último hizo que, medido en dólares CCL, la caída del panel líder fuera de solo 1,7%.

adrs rava 21-12.jpg

La tendencia negativa del mercado fue encabezada por acciones financieras y energéticas que tienen cotización en el exterior, aunque los desplomes los encabezó Telecom (-7%). El podio "rojo" lo completaron Pampa Energía (-6,3%); e YPF (-5,5%). La empresa que menos sufrió fue Mirgor, con una merma del 0,4%.

La nueva cepa, que puede ser hasta un 70% más contagiosa que la original, dejó a unos 16 millones de británicos bajo restricciones más estrictas y llevó a varios países a cerrar sus fronteras con el Reino Unido, entre los que se encuentra Argentina.

"Las acciones caen y el dólar a nivel global sube tras conocerse que el Reino Unido ha descubierto una nueva cepa y nosotros no podemos ser ajenos a esa tendencia", dijo un operador y señaló que "es un tema más que complica la situación de la difícil economía local".

El tono más cauteloso en Wall Street tuvo lugar cuando en simultáneo se está avanzando con los estímulos fiscales, los cuales resultan cruciales para contribuir a amortiguar los impactos en la economía.

"El adverso escenario financiero en Estados Unidos impactó de inmediato en los activos domésticos, toda vez que vienen siendo 'rehén' del apetito por riesgo global, ya que los operadores no encuentran 'drivers' locales en un clima donde aún prevalece la incertidumbre política y económica", afirmó el economista Gustavo Ber.

Mientras tanto, Argentina mantiene negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en busca de un programa de facilidades extendidas, en momentos en que la economía transita su tercer año de recesión, con alta inflación y desempleo.

"Podemos tener seguramente un programa (con el FMI) a principios de año no buscando un ajuste inmediato apenas terminen las vacaciones en la Argentina pero, por supuesto, con una idea de ir ajustando, de poner el presupuesto en orden durante el año 2021 y con una mirada más allá", dijo en declaraciones radiales Claudio Loser, exdirector argentino en el FMI.

Recordemos que el mercado financiero argentino permanecerá inactivo jueves y viernes por las celebraciones de Navidad.

Bonos y riesgo país

En el segmento de renta fija, los principales bonos soberanos en dólares cerraron con mayoría de subas, lideradas por el Global 2046 -GD46D-, que trepó un 4,9%. A su vez, el más negociado, el Bonar 2030 -AL30D- ganó un 1,3%. La curva bajo ley argentina terminó con alzas generalizadas, mientras que la regida por ley extranjera culminó con variaciones mixtas.

Las paridades, en tanto, se mantuvieron en niveles cercanos de entre el promedio de 39 puntos, mientras que los rendimientos promedian el 15% con curvas invertidas.

"Si bien los inversores siguen exigiendo tasas elevadas debido al riesgo que mantienen presente los bonos, en estos últimos días del año intentan ´pricear´ una mejor postura, aunque es probable que necesiten señales más claras y sólidas para volver a los rendimientos vistos ni bien salieron a cotizar", , comentó un analista.

Frente a este panorama, el riesgo país de Argentina elaborado por el banco JP.Morgan cedió un leve 0,2% a 1.362 puntos, frente a las 1.083 unidades anotadas en septiembre cuando se reestructuró el índice luego del canje de deuda pública a principios de septiembre.

Entre los títulos en pesos, se registraron fundamentalmente variaciones positivas, de la mano de los instrumentos que ajustan por CER. El Boncer 2022 (T2X2) se destacó, con un avance del 1,8%. Respecto a los Dólar Linked soberanos, el T2V1 avanzó un 0,2%, mientras que el TV22 subió un 0,3%.

Wall Street

Con la excepción del Dow Jones, los principales índices de Wall Street bajaron, aunque en forma acotada, en medio del temor entre los inversores a una paralización del transporte aéreo y retrocesos en la recuperación de la economía mundial, tras el hallazgo de la nueva cepa del Covid-19.

Tras sufrir fuertes pérdidas iniciales, el índice S&P500 moderó su tendencia a la baja, y cayó 0,4%, mientras que el índice Nasdaq Composite retrocedió un leve 0,1%. En cambio, el promedio industrial Dow Jones sumó un 0,1%.

Los inversores pusieron en la balanza el brote de una nueva cepa de COVID-19 y la aprobación de un paquete de estímulos fiscales largamente esperado en Estados Unidos.

"El 'rally de Navidad' tendrá que esperar", dijo David Carter, jefe de inversiones de Lenox Wealth Advisors. "Noticias preocupantes sobre el COVID en Reino Unido han recordado a los mercados que el asunto no está resuelto todavía; el camino puede ser accidentado e incierto", advirtió.

El Congreso de EEUU llegó el domingo a un acuerdo para entregar un apoyo económico por la pandemia a empresas y trabajadores, tras meses de disputas entre los partidos. El paquete de 900.000 millones de dólares, incluye ayuda para los desempleados, alivio para las pequeñas empresas y dinero para distribución de vacunas, pero la cantidad en dólares fue menor a lo que muchos querían.

"El plan de estímulo fiscal parece lo suficientemente grande como para detener una recesión, pero no por mucho tiempo", añadió Carter. "Pero aunque no es tan grande como muchos participantes del mercado esperaban, incluye muchas medidas significativas que pueden apoyar a los mercados".

La noticia hizo que las acciones de las aerolíneas cayeran en picada, pese a la perspectiva de 15.000 millones de dólares en ayuda para las plantillas de las empresas del sector incluidos en el acuerdo de estímulo estadounidense.

Tesla Inc se convirtió en la compañía más valiosa jamás añadida al S&P 500 y representará alrededor del 1,69% del índice. Las acciones del fabricante de autos eléctricos terminaron la sesión con una baja.

Los bancos corrieron contra la tendencia, después de que la Reserva Federal publicó los resultados de sus pruebas de tensión semestrales el viernes y anunció una relajación de las restricciones a las recompras de acciones y los dividendos.

El índice de volatilidad CBOE, también conocido como el "indicador del miedo" de Wall Street, llegó a saltar más de 30% a su nivel más alto desde principios de noviembre, aunque luego recortó su escalada diaria a la mitad.

Dejá tu comentario