Uruguay inaugura su primer cajero de Bitcoin: "El país tiene potencial de convertirse en un haul tecnológico cripto"

Finanzas

Adolfo Varela, CEO de Inbierto habló sobre el lanzamiento que será el día de hoy. Cuáles son las expectativas a futuro, las criptomonedas que van a operar, la regulación y cuál es la comunicación que mantienen con exchanges argentinos.

Hoy las miradas están puestas en Uruguay. Punta del Este, ciudad turística por excelencia del país vecino, tendrá hoy un nuevo atractivo que supone un avance en el mercado de las criptomonedas de Latinoamérica. Se trata del primer cajero de Bitcoin en el país con el objetivo de incentivar la adopción. Ámbito dialogó con Adolfo Varela, CEO de Inbierto Uruguay quién se refirió a la creación del dispositivo con capital 100% nacional.

¿Cuáles son las expectativas para este lanzamiento?

La expectativa es muy buena, la repercusión ha sido buena y hemos tenido muchas consultas. Más que nada gente consultándole al equipo sobre los cajeros, incluso personas que no tienen contacto con nosotros. Hoy en Uruguay el comercio de criptomonedas todavía no se puede bancarizar por una cuestión de regulación en camino, el negocio es Peer to peer. La gente que quiere entrar al mundo cripto lo tiene que hacer persona a persona buscando quien pueda hacer de forma confiable el otro par que le haga una conversión. Eso ha llevado a muchas situaciones de estafa y con estos equipos se logra evitar eso y que se interactúe con una máquina.

¿Cómo surgió la idea?

Nosotros hicimos una asociación con una empresa de acá de Maldonado que se llama Urubit que tiene criptomoneda propia también y decidimos poner una parte de la tecnología física hardware y ellos pusieron el software. Al principio decíamos que podíamos importar cajeros pero decidimos desarrollarlo todo nosotros que fue la parte más divertida porque no se ha desarrollado este tipo de tecnología en Uruguay. Logramos tener un producto terminado que funciona, que es muy fácil de utilizar y que hoy va a salir a la cancha.

Tenemos la intención de seguir creciendo en Maldonado, después Colonia, Montevideo y a fin de año queremos llegar a tener cobertura en todo el territorio nacional. Con esto nos ha pasado que otros países nos han consultado para poder instalarlo.

Nos dimos cuenta de la necesidad que había. El comercio persona a persona tenía muchas situaciones: si hay estafas del mundo tradicional en tecnología es mucho más. Por eso pensamos en esta solución, la gente está acostumbrada a interactuar con cajeros. Uruguay tiene un sistema de bancarización bastante importante, por eso tiene conocimiento de ello. Estamos entre 40.000 y 50.000 compradores de criptomonedas. Ha venido creciendo mucho, era necesario dar esta solución, por eso estamos empezando.

¿Cuáles son las criptomonedas que se podrán operar?

Por el momento son cinco: dos son de nuestro equipo, Ferret Token y Urubit. Después tenemos Bitcoin, Binance Coin (BNB), y Binance USD (BUSD) que es una stablecoin. Esas son cinco por el momento, la intención es ir sumando. Lo que pasa es que cada vez que se suma algo, significa modificar en el código.

¿Qué sucede con Ethereum?

Nosotros no podemos criptarla todavía porque estamos corriendo sobre la Blockchain de Binance. Creemos que en la próxima actualización en un mes la idea es seguir cargando en la cadena de bloques.

El aparato en sí no tiene las criptomonedas adentro, lo que hace es interactuar con un servidor nuestro por una cuestión de que si se llevan el aparato no se van a poder robar nada. Por cuestión de seguridad tenemos que preparar todo para hacerlo.

No operamos con Ethereum primero porque cada transacción que existe dentro de las cadenas de bloque tiene un costo muy alto. Ha llegado a superar los u$s26. El objetivo que perseguimos es incentivar la adopción de criptomonedas en Uruguay, si la gente ve que compra u$s10 pero le va a costar u$s26 la transacción, no es negocio. Por eso preferimos empezar con Binance que es más rápida y barata.

¿Cuál es el perfil del inversor uruguayo en criptomonedas?

Empezó siendo de jóvenes, luego siguió con retails o compradores pequeños y en los últimos meses hemos detectado un gran interés de empresarios o directivos de empresas que ven con ojos para invertir ya pensando en algo más grande para diversificar su porfolio de inversiones.

Acá la gran mayoría ingresó por Bitcoin y los más jóvenes están con la cuestión de que Bitcoin ya es algo para ellos que no quieren incursionar y están mucho en los tokens nuevos. Son tokens que están vinculados a nuevas tecnologías como NFT. Hay un gran porcentaje que están parados sobre las altcoins que vienen creciendo mucho y son las que tienen más proyectos.

AgenciaEFE.jpg

¿Hay algún tipo de regulación que los ampara?

Uruguay tiene una zona gris, no habla de usos tecnológicos, de cifrado ni algo que cotice con esta tecnología. Desde hace un tiempo se presentaron proyectos de ley a Uruguay y eso disparó que el Banco Central emitiera una comunicación en octubre diciendo que las criptomonedas no son legales ni ilegales, nadie está obligado a aceptarlas ni comercios ni bancos pero cada uno puede operar bajo su riesgo. Como Banco Central decidieron proponer un camino para regular antes de fin de año.

Hace una semana, el Banco Central sacó otra comunicación con los lineamientos básicos para llegar a una regulación. Esa comunicación fue muy buena, fue positiva para nosotros. Porque de acá a marzo decidieron que van a dialogar con todo el ecosistema en Uruguay. El camino para ellos es regular los exchanges, los tenedores de criptomonedas y los guardadores de clave en principio.

Al mismo tiempo, dieron una definición de los distintos tipos de tokens para que puedan desarrollarse el tipo de negocio. Hay algunos negocios que no se pueden realizar en Uruguay como tokenizacion de propiedades porque ahí si el estado entiende que está comprendido bajo la Ley de Valores y eso genera una carga tributaria que desincentiva el negocio.

Esta postura del Banco Central de definir, puede disparar mucho más la industria y nosotros lo vemos de forma favorable. En la comunicación también habla de los cajeros que van a tener que solicitar un permiso o licencia, hoy no es necesario. Nosotros estamos esperando que cuando se regule esto a través de una ley o con una modificación a la ley como la de Inclusión Financiera ahí tramitaremos los permisos necesarios para operar. Pero vemos con buenos ojos que el Banco Central tome una postura positiva, Uruguay tiene un potencial muy grande para convertirse en un haul tecnológico cripto.

Creemos que una vez que se regule, el siguiente paso va a ser saber cuál va a ser la carga impositiva. Uruguay creo que en eso va a ser blando por una cuestión de que lo que vimos, por la posición del Banco Central, es habilitar y luego analizar en función del tiempo, qué es lo que se puede hacer.

¿Cuál es el potencial que tiene el mercado de las criptomonedas en la región?

A nivel regional es muy buena la expectativa. LATAM es muy buena para desarrollar todo tipo de productos sobre criptomonedas, sobre todo porque en el aspecto financiero son deflacionarias. Permite que la gente pueda protegerse de la inflación por las cuestiones políticas-económicas de los países.

Si bien Uruguay es un país que tiene muy controlado esto, América conoce mucho de inflación y eso ha hecho que aumente mucho la adopción.

Argentina tiene más de 2 millones de compradores y creo que eso va a ir creciendo cada vez más, se están preservando dentro de las criptomonedas y pueden movilizar su dinero de mejor forma por ahí. Como es una tecnología descentralizada permite que mucha gente pueda acceder de forma muy fácil.

La otra cosa para protegerse de la inflación puede ser el oro pero es muy difícil acceder. Entonces con esto, habilita eso. Creemos que Uruguay porque las características que tiene que es un país chico, con la calidad institucional, jurídica y política y una capacidad de desarrollo muy buena, puede ser una excelente plataforma para hacer cosas y replicarlas en América.

¿Tuvieron conversaciones con exchanges argentinos?

Por otros motivos sí, por el tema del cajero puntualmente no. Con exchange argentinos hemos intercambiado conversaciones sobre cuestiones de regulaciones y demás como la gente de Rippio que tiene un desarrollo espectacular.

¿Cómo surgió Ferret Token, la criptomoneda uruguaya con un crecimiento mayor al 1000% en el último tiempo?

Hoy ya creció más aún. De ayer a hoy duplicó la capitalización, y ya está por llegar a los 3 millones de capitalización de mercado. Creció en los últimos meses. Nosotros creemos que en la medida que aumente la adopción por la instalación de cajeros va a tener un crecimiento mayor. Es un token que tiene una política económica muy importante. Se emitieron solamente u$s500 millones, no se pueden emitir más. Eso hace que su valor crezca en la medida que ingresan jugadores al ecosistema.

Tiene una política redistributiva: si sos holder de Ferret, por cada transacción hay un porcentaje del 3% que se distribuye en todos los que la quieren. Eso va generando que cada uno tenga una especie de sistema de ahorro que van entrando rewards permanente y eso hace que el valor vaya creciendo.

Lo otro es la política de quemado que es relativamente nuevo en cripto. Es decir se emitieron u$s500 millones y nosotros podemos pasar de esos Ferrret a una billetera disponible que queda en la cadena de bloque y nadie puede tocarlos. Nosotros tenemos previsto que un porcentaje de las ganancias de la empresa que se adquieran en Ferret, se pasan a no disponibles, se queman. Eso lo que hace es reducir el stock de Ferret disponible y aumenta el precio porque la capitalización de mercado se mantiene. Es el efecto contrario a la emisión de moneda, por eso es una política deflacionaria.

¿Qué opina en relación a las críticas a las criptomonedas por el consumo energético?

Ferret no tiene esos problemas porque ya se emitieron los contratos y no hay necesidad de minarla porque se emitió todo del principio. Bitcoin sí porque se necesita minar para ir generando las recompensas y bloquear hasta el último Bitcoin. Lo que ha pasado con Bitcoin es que no consume tanto como dicen, si lo comparamos con el consumo de otro tipo de industria. Después de la prohibición de China, se migró el minado a otros países como EEUU y en Latinoamérica. Los países que tenemos energías renovables, en nuestro caso el 100%, quedamos en el radar de los mineros que están viendo como instalarse acá porque es energía limpia y no contamina. Hoy la energía que se consume es limpia entonces no tiene una afectación sobre el medio ambiente ni en las redes eléctricas.

Dejá tu comentario