ADRs rebotaron hasta 12% por compras de oportunidad (riesgo país subió por segunda rueda al hilo)

Finanzas

El índice S&P Merval subió 3,9% a 41.996,65 unidades, pero el riesgo país aumentó a 2.527 unidades, mientras Argentina continúa en la búsqueda de un acuerdo con los acreedores para reestructurar la deuda.

Con el respaldo de una jornada positiva (y volátil) en los mercados del mundo, las acciones argentinas rebotaron con fuerza este jueves en Wall Street y en la bolsa porteña ante compras de oportunidad en medio de las difíciles negociaciones del país con acreedores para reestructurar unos u$s65.000 millones de dólares en bonos en moneda extrajera.

Más allá de la incertidumbre por la debilidad económica local, y aprovechando renovadas apuestas tácticas del exterior, las acciones que operan en la Bolsa de Nueva York treparon hasta un 12%, con el liderazgo de Grupo Supervielle. Además, sobresalieron los avances de Edenor (+9,7%), Irsa (+8,4%), Transportadora Gas del Sur (+8,4%), banco BBVA (+8%),Pampa Energía (+7,5%), Galicia (+6,3%), YPF (+5,7%), y Cresud (+5,5%).

"Los ADRs se recuperaron, aun cuando vienen exhibiendo una elevada correlación con el apetito por riesgo global, más allá de la incertidumbre por la economía y la reestructuración de deuda", comentó un especialista.

rava 25 de junio.jpg

Tras ganar impulso poco antes del cierre de la rueda, en línea con el avance en Wall Street, el índice líder S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) repuntó un 3,9%, a 41.995,65 unidades, no sin volatilidad ya que los activos de renta variable siguen en manos de operadores orientados al trading.

En el tablero principal, los mayores rendimientos los tuvieron las acciones del banco BBVA Argentina (+10,5%), de Supervielle (+9,4%), y de Pampa Energía (+7,5%).

El balance del panel general arrojó 98 alzas y 74 bajas, con nueve papeles sin cambios, mientras que el volumen de negocios alcanzó los $1.086,8 millones.

Mientras las discusiones con los acreedores se encaminan a reorientarse hacia los términos legales, en especial con aquellos tenedores del canje 2005, el ministro de Economía Martín Guzmán dijo este jueves que el Gobierno continúa negociando, aunque todavía hay una "distancia por cubrir" en términos económicos y legales, luego de que se extendiera el período para negociar hasta el 24 de julio.

Las tensiones entre las partes aparecen en especial en la solicitud de las cláusulas incluidas en los bonos del canje del 2005, dado que "resultan más protectivas para los inversores, aunque ya no son habituales", comentó un analista.

En este marco, bien vale repasar los tres frentes con los que negocia el Gobierno. En el primero se encuentra el grupo Bondholder Group (que tiene la menor parte del stock de deuda soberana, entre el 5 y 10% del total), cuya propuesta parece ir bastante en línea con la del Gobierno, lo cual no generaría ningún inconveniente a la hora de alcanzar un acuerdo. De hecho este jueves Guzmán precisó que hubo más avances que acercan un acuerdo con este sector de acreedores.

Por otro lado, con el grupo Exchange, tenedores de los bonos Par y Discount, las puntas que están muy cerca en los primeros y no tan así en los segundos, destacaron desde Delphos Investment. Por último, el grupo Ad Hoc, al cual pertenece el duro fondo BlackRock, y que negocia conjuntamente con el Exchange, es uno de los grandes tenedores de los bonos M.

El mercado se pregunta si alcanza con cerrar una negociación parcial. Y tal caso, ¿qué nivel de adhesión podría ser un éxito relativo? Teniendo en cuenta el 15-18% de adhesión en la etapa inicial, sumado al 19% que representan los Par y al 7% del Bondholder Group, podría darse un acuerdo parcial de alrededor del 40-45%, calculan analistas.

"Suponiendo un esfuerzo por parte del Gobierno y alcanzar un acuerdo por los Discount, el porcentaje de acuerdo parcial pasaría a 58-63%", aseguran desde Delphos. En tal caso, el presidente Alberto Fernández tendría "más espalda" para llevar adelante una negociación que resulta muy dura con el grupo Ad Hoc.

Bonos y riesgo país

En el segmento de la renta fija, los principales bonos soberanos en dólares cerraron con mayoría de subas en la plaza local, en momentos en que el país busca alternativas para alcanzar un acuerdo con los acreedores.

Entre los más negociados, el Discount bajo ley argentina nominado en moneda dura ganó un 3,7%, el Bonar 2024 subió un 3,3%, y el Bonar 2020 sumó un 1,8%.

Así y todo, el riesgo país argentino subió este jueves por segunda jornada consecutiva, al aumentar un 0,5% a 2.527 unidades, tras haber tocado su mínimo en tres meses y medio esta semana.

Tal como se descontaba, el Ministro de Economía comunicó que Argentina no pagará los vencimientos del bono Centenario, ni de los Discount en junio.

Por otro lado, el Gobierno sigue presente en el mercado local y volverá a buscar financiamiento en pesos este viernes. Se licitarán bonos CER, una letra a descuento y otra que ajusta por CER. "Como viene sucediendo hace tiempo es esperable que se consigan los fondos requeridos por el Gobierno", opinaron desde Rava.

Volátil, Wall Street logró recuperarse

Los principales índices de Wall Street cerraron con alzas en una sesión volátil este jueves, impulsados por el incremento de las acciones bancarias antes de los resultados de las pruebas anuales de solvencia, lo que ayudó a contrarrestar la inquietud por el aumento de los nuevos casos de coronavirus.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 298,77 puntos, o 1,2%, a 25.744,71 unidades; el S&P500 ganó 33,34 puntos, o 1,1%, a 3.083,67 unidades; y el Nasdaq Composite sumó 107,84 puntos, o 1,1%, a 10.017 unidades.

Los tres índices principales abrieron la sesión del jueves a la baja luego de que datos mostraron que la cantidad de estadounidenses que presentó subsidios por desempleo cayó menos de lo esperado la semana pasada.

El subíndice de los bancos del S&P500, que ha sido muy golpeado en el último tiempo, lideró las ganancias en la sesión, después de que los reguladores bancarios de Estados Unidos flexibilizaron las reglas, con los inversores a la espera de los resultados de las pruebas de estrés en el sector.

Pero los inversores permanecieron nerviosos durante todo el día mientras crece el número de nuevos casos de Covid-19 en algunos estados de Estados Unidos, especialmente en el oeste y el sur. El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo que está frenando la reapertura económica gradual de su estado en respuesta a un incremento en las infecciones y hospitalizaciones por Covid-19.

Las acciones se tambalearon al final de la sesión luego de que Apple anunció el cierre de 14 tiendas en Florida debido al aumento de los casos de Covid-19, después de otros cierres en Houston, Arizona, Carolina del Sur y Carolina del Norte.

Un rebrote en los casos de coronavirus en los últimos días ha contenido el repunte en Wall Street, impulsado por la esperanza de una rápida recuperación económica y los estímulos del gobierno.

En la región, en tanto, el principal índice de acciones de Brasil, el Bovespa, ganó 1,8%.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario