Los ADRs argentinos treparon hasta 14% en Wall Street, y el riesgo país bajó tras 6 subas en fila

Finanzas

Las subas en la Bolsa de Nueva York fueron lideradas por el sector bancario. En tanto, el S&P Merval avanzó 2,2% hasta las 41.875 unidades.

Después de sufrir una prolongada racha bajista, las acciones argentinas revivieron este jueves en Wall Street y treparon hasta casi un 14%, de la mano del castigado sector financiero, impulsado por compras de oportunidad, en un mercado donde todavía prevalece la cautela e incertidumbre respecto al futuro de la economía doméstica.

Los papeles argentinos, que venían de caer hasta 25% en seis ruedas, reaccionaron con fuerza en el marco de una jornada mayormente positiva en los mercado globales. En ese marco, las principales subas del día fueron anotadas por las acciones del Grupo Supervielle (13,8%); de IRSA (-11,8%); del Grupo Financiero Galicia (+11,8%); de Loma Negra (+9,9%); y de Banco Macro (+9,3%).

“No hubo un catalizador concreto que explique el rebote. Creo que la dinámica será de sube y baja, con volúmenes más exiguos. Ocurre que un día tres fondos compran todo y te sube, mientras que otro día ocurre lo contrario. Argentina venía con muchas caídas consecutivas, entonces estaba todo muy barato en Wall Street”, remarcó a Ámbito Rafael Di Giorno, director de Proficio Investment.

Por su parte, Joaquín Candia, analista de Rava, recordó que "no hay que perder de vista que la situación de fondo no cambió y que al haber caído tanto en poco tiempo, los precios comenzaron a volverse más atractivos para los inversores más propensos al riesgo, ya que pueden darse rebotes de este estilo a lo largo del tiempo".

rava 24-9.jpg

Las subas de los ADRs fueron tan fuertes este jueves que ni siquiera la repentina baja del dólar CCL impidió que el índice bursátil S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) terminara en alza. El panel líder logró cerrar con un aumento de 2,2%, a 41.875 unidades.

De esta manera, las subas más importantes del día las anotaron las acciones de Galicia (+7,2%); Supervielle (+6,9%); y Transportadora de Gas del Norte (+6,5%).

En la plaza local, la falta de volumen es la principal característica con oscilaciones significativas en la mayoría de las cotizantes, destacan en las mesas, más allá de que este jueves se observó un repunte: se operaron $1.336 millones, 44% más que el miércoles. Ese monto fue la mitad de lo negociado en CEDEAR, que alcanzó los $2.635 millones.

Luego de la reestructuración de unos 100.000 millones de dólares con acreedores, el mercado pone el foco en la negociación de otra millonaria deuda (unos 44.000 millones de dólares) con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En ese sentido, el portavoz del FMI, Gerry Rice, dijo este jueves que el organismo mantiene un "diálogo muy fluido y constructivo" con las autoridades argentinas y está trabajando en un plan para una visita de su personal a principios de octubre.

Más allá de la suba de esta jueves, la plaza financiera argentina demuestra preocupación tras indicadores económicos que generan dudas a futuro, pese a un reciente exitoso canje de deuda soberana por unos u$s100.000 millones cuyo efecto se esfumó rápidamente.

El INDEC reportó esta semana una histórica caída en el PBI del 19,1% interanual en el segundo trimestre y un aumento en la tasa de desempleo al 13,1%, producto de los efectos de la pandemia y la cuarentena, lo que se suma a la alta inflación y a recientes trabas impuestas por el Banco Central (BCRA) al mercado de cambios en un intento de preservar sus reservas.

En el frente externo, por otro lado, los principales índices americanos arrojaron leves subas luego de una volátil jornada, en la que las acciones del sector tecnológico lograron recuperarse de las caídas de los últimos días. De esta manera el Nasdaq (+0,4%) lideró las subas, en una jornada en la que se conoció que los pedidos de seguro de desempleo ascendieron a 870 mil solicitudes, levemente por arriba de las expectativas del mercado.

Bonos y riesgo país

En el segmento de la renta fija, y al igual que las acciones, los nuevos bonos del canje cerraron dispares, con subas en las versiones en pesos y mayoría de bajas entre los nominados en dólares.

Se observó una mejor performance de los bonos emitidos bajo ley local. De todos modos, al finalizar la rueda "no había una preferencia clara sobre una legislación específica ya que el panorama es bastante incierto y tampoco la misión anunciada por el FMI para octubre en el país fue un driver suficientemente importante como para que los inversores retomen total confianza en los activos locales", indicó Candia.

Más allá de este rebote, los títulos argentinos mantienen tasas altas debido al riesgo asociado a la situación macroeconómica argentina.

Tras seis subas consecutivas, el riesgo país de Argentina, del banco JP Morgan, bajó un 2,9% a 1.350 puntos básicos. El miércoles había llegado a superar los 1.400 puntos de manera intradiaria.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario