CNV autorizó operaciones del primer fondo común de inversión orientado al mercado inmobiliario

Finanzas

En el marco del nuevo régimen especial para el sector inmobiliario, la CNV permitirá que Allaria Nómada Renta Corporativa emita cuotapartes equivalentes a u$s250 millones para invertir en oficinas corporativas, locales comerciales y depósitos logísticos.

En el marco del nuevo régimen especial de instrumentos financieros para el desarrollo del sector inmobiliario, la Comisión Nacional de Valores (CNV) autorizó las operaciones de Allaria Nómada Renta Corporativa, el primer fondo común de inversión cerrado con oferta pública en el mercado de capitales, especialmente orientado a la renta inmobiliaria corporativa.

Allaria Nómada Renta Corporativa posibilitará la adquisición, en pesos, de activos inmobiliarios -oficinas corporativas AAA, locales comerciales de categoría "premium" y depósitos logísticos de gran volumen- ubicados en zonas importantes de las principales ciudades del país.

El Fondo fue autorizado a emitir cuotapartes por un importe equivalente a u$s250 millones, tanto de inversores institucionales como minoristas, con un plazo estimado de 10 años y con posibilidad de obtener liquidez tres veces al año.

Según un comunicado de la empresa, invertirá únicamente en activos terminados, consolidados y rentados, y la primera inversión será en Tesla Patricios II, uno de los edificios más importantes del Distrito Tecnológico de la Ciudad de Buenos Aires que cuenta entre sus ocupantes a empresas multinacionales de primer nivel como Mercado Libre, Nokia, Huawei e ICBC.

"Es importante destacar que se trata de una inversión en Real Estate, gestionada de forma profesional y con las características centrales propias de esta clase de activos: menor volatilidad comparado con otros instrumentos financieros", explicó Alex Sakkal, cofundador y director comercial de Nómada, según consignó la empresa en un comunicado.

"Además, este Fondo ofrece la atractiva oportunidad de invertir en edificios de primer nivel sin asumir riesgos vinculados con el desarrollo y construcción", agregó.

Los edificios de oficinas corporativas AAA, como el edificio Tesla Patricios II, no se han visto afectados por la pandemia de Covid-19 como aquellos de clase B y C.

"Hasta el momento, el edificio elegido como primera inversión del Fondo no ha tenido vacancia y la cobrabilidad se ha mantenido en un 97%", afirmó Andrés Neumann, co-fundador y CEO de Nómada.

Por su parte, el presidente de Allaria Fondos, sociedad gerente a cargo de la administración del Fondo, Néstor De Cesare, destacó que "con esta nueva alternativa que agregamos a nuestra familia de FCI, la compañía consolida el liderazgo en el segmento de Fondos cerrados inmobiliarios y agrícolas".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario