Este inodoro convierte excremento en criptomonedas

Finanzas

El novedoso invento utiliza los excrementos para producir energía, ahorra agua, y además genera criptomonedas que pueden ser utilizadas para comprar productos. 

Ir al baño cobró un nuevo significado en Corea del Sur gracias a este novedoso inodoro ecológico que utiliza los excrementos para producir energía, ahorra agua, y además genera criptomonedas que luego pueden ser utilizadas para comprar productos.

Toilet turns human waste to digital currency

El inodoro se llama BeeVi, y es un invento del profesor Cho Jae-weon de ingeniería urbana y ambiental en el Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología de Ulsan (UNIST). Emplea una bomba de vacío para llevar los desechos a un bioreactor subterráneo que al mismo tiempo cuenta con microorganismos que descomponen los excrementos en metano. Después, todo ello se convierte en una fuente de energía para el edificio capaz de alimentar estufas de gas, calderas de agua caliente y hasta una celda de combustible de óxido sólido.

Pero además, este inodoro inteligente no solo convierte los excrementos en energía. También permite a los estudiantes de la universidad comprar cosas por solo utilizarlo.

asdfgrsthr.jpg

Si los estudiantes realizan sus necesidades en este inodoro inteligente, recibirán a cambio una moneda virtual llamada Ggool. Cada estudiante puede ganar hasta 10 Ggool al día, y después invertirlos en comprar distintos productos de la universidad como comida preparada, frutas, libros o café.

Según comenta el profesor Cho Jae-weon, una persona, de media, defeca 500 gramo diarios, una cantidad que gracias a su sistema se puede convertir en 50 litros de gas metano. Esto es capaz de producir 0.5kWh de electricidad, suficiente para hacer funcionar, por ejemplo, un lavavajillas o incluso un automóvil para un corto trayecto.

“Si pensamos fuera de la caja, los desechos humanos tienen un valor precioso para generar energía. He puesto este valor en circulación ecológica”, sonríe el científico surcoreano.

Dejá tu comentario