Pese a anuncios de la Reserva Federal de Estados Unidos, los mercados cayeron de nuevo

Finanzas

El índice Dow Jones cedió un 3%. Sucedió porque los operadores preocupados por la ausencia de consenso político sobre un plan de reactivación.

Los anuncios de la Reserva Federal de Estados Unidos, que puso a disposición u$s300.000 millones para "apoyar el flujo de crédito a empleadores, consumidores y empresas" no impidieron que las bolsas del mundo cerraran con importantes caídas.

En este sentido, el Dow Jones cayó a un mínimo desde noviembre de 2016 en un mercado preocupado por el estancamiento político sobre un plan de reactivación de la economía estadounidense para enfrentar las consecuencias del coronavirus.

Sin convencerse por nuevas medidas de la Fed para asegurar liquidez en el mercado, los operadores llevaron los índices neoyorquinos al rojo: el Dow perdió 3,12% a 18.576,04 puntos y el Nasdaq limitó sus pérdidas a 0,27% ubicándose en 6.860,67 puntos.

Europa

Las principales bolsas europeas volvieron a cerrar en baja, después de dos jornadas en alza -jueves y viernes- y a pesar de que la Reserva Federal (Fed) de los Estados Unidos amplió su plan de compra de activos y la Unión Europea (UE) flexibilizó reglas de déficit y deuda.

Con caídas superiores a 4% en la apertura, los mercados bursátiles europeos recortaron sus pérdidas -pero sin revertir la tendencia- tras el anuncio de la Reserva Federal.

La Bolsa de Londres bajó 3,79%; Fráncfort, 2,10%; París, 3,32%; Milán, 1,09%; y Madrid, 3,31%.

Asia

Las bolsas asiática cerraron antes de los anuncios de la Fed con una fuerte baja, con la excepción de Tokio.

En Hong Kong, el índice Hang Seng perdió 4,4% mientras en Sídney la bolsa cayó 5,6% y en Wellington un 7,6%, respondiendo a la decisión de Nueva Zelanda de decretar el confinamiento general.

En Singapur, la bolsa cedió 7,5% y Seúl 5,5%. En Shanghái se registraron pérdidas del 3,11% y la también china bolsa de Shenzhen retrocedió un 4,26%.

La bolsa de Tokio fue una excepción y cerró en verde gracias a la debilidad del yen y a SoftBank Group, que anunció un ambicioso plan para ceder activos y comprar acciones.

El euro por su parte ganó temporariamente un 1,0% frente al dolar, tras los anuncios de la Fed, a pesar de que habia comenzado la jornada en su punto más bajo con relación al billete verde en tres años.

Por el lado del petróleo, el barril de WTI, referencia estadounidense, subia 0,75%, mientras que el Brent limitaba las pérdidas, cotizándose a -3,08%).

El mercado de la deuda se estabilizó por su parte con movimientos limitados, tanto en Europa como en Estados Unidos.

"Estas caídas rápidas y sin precedentes ilustran la velocidad con la que pasamos de un pequeño temor por la salud pública a una recesión mundial", dijo Stephen Innes, un analista de AxiCorps.

Los mercados también se han visto afectados por las advertencias sobre beneficios negativos de grandes compañías, como la petrolera francesa Total o el fabricante europeo de aviones Airbus.

La compañía Singapur Airlines también anunció que dejará en tierra la mayoría de su flota hasta abril y dijo que lucha por sobrevivir.

Según Tangi Le Liboux, "seguimos pensando que los mercados todavía no llegaron a su punto más bajo pero somos incapaces de decir si la caída seguirá o si los mercados lograrán estabilizarse al menos temporalmente" con un acuerdo en Estados Unidos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario