Las miradas puestas en la Fed: expectativa por tapering y reducción gradual de compra de activos

Finanzas

Pese a que no se esperan grandes cambios con las tasas de interés, el discurso de Jerome Powell podría anticipar las futuras medidas a tomar por la Reserva Federal. Analistas aseguran que su discurso estará marcado por la influencia que tuvo en los mercados el derrumbe de Evergrande.

Los mercados esperan que la Reserva Federal (FED) despeje el camino para las reducciones en sus compras mensuales de activos a finales de este año y muestre en proyecciones actualizadas si es que una inflación más alta de lo esperado está pesando más en las perspectivas económicas que una resurgente pandemia de coronavirus.

Las autoridades de la Fed se han enfrentado a una serie de acontecimientos contradictorios desde finales de julio: señales de una desaceleración en el sector servicios, un aumento del COVID-19 y el débil crecimiento del empleo en agosto, todo junto con una aún fuerte inflación, y han estado en conflicto entre ellos sobre cómo reaccionar.

Los funcionarios han dicho en su mayor parte que la recuperación económica continuará y permitirá que el banco central proceda con sus planes para reducir sus u$s120.000 millones en compras mensuales de bonos del Tesoro y valores respaldados por hipotecas para fines de 2021, y liquidarlos por completo durante el primer semestre del próximo año.

Pero en los mercados esperan que la Fed cubra exactamente cuándo podría comenzar el denominado "taper" y lo vincule a un repunte en el crecimiento del empleo luego del informe desconcertantemente tibio de agosto, cuando sólo se crearon 235.000 puestos de trabajo.

La Fed publicará su comunicado de política monetaria y proyecciones económicas y el presidente del organismo, Jerome Powell, realizará una conferencia de prensa media hora más tarde para discutir el resultado. El comunicado probablemente reconocerá que la economía ha dado otro paso hacia el "progreso sustancial adicional" que la Fed ha dicho que quiere ver en el mercado laboral antes de reducir sus compras de bonos, dijeron en un análisis los economistas de Jefferies Aneta Markowska y Thomas Simons.

Si bien el crecimiento del empleo en agosto fue decepcionante, las nóminas no agrícolas aumentaron en poco más de 1 millón en julio y han crecido en un promedio de 716.000 desde mayo.

Aún así, los datos de alta frecuencia y los indicadores del mercado laboral alternativos han insinuado que las próximas ganancias de empleo también pueden decepcionar, y los analistas de Jefferies dijeron que la primera reducción real en las compras de activos probablemente estará "condicionada a una sólida ganancia de empleo en septiembre".

El mercado laboral sigue estando a unos 5,3 millones de puestos por debajo de donde estaba antes de la pandemia. Más del 60% de los economistas que respondieron a una encuesta de Reuters dijeron que esperaban que la reducción de las compras de bonos comenzara en diciembre.

Sin embargo, las autoridades de la Fed podrían decidir que necesitan más tiempo para evaluar el riesgo de un puñado de problemas en evolución antes de decidir seguir adelante con la reducción del programa de compra de bonos.

Cuando llegue la reducción gradual de la compra de bonos, marcará el comienzo de un cambio de las medidas implementadas en marzo de 2020 para ayudar a la economía a superar la pandemia, y hacia políticas monetarias más normales que eventualmente incluirán tasas de interés más altas.

Powell, quien probablemente se enterará antes de la reunión de la Fed del 2 al 3 de noviembre si el presidente Joe Biden quiere nominarlo para un segundo mandato como jefe del banco central, ha enfatizado en varios discursos de alto perfil, que el posible inicio de la reducción gradual de la compra de bonos no está relacionado con el debate sobre las tasas de interés. Es un punto que probablemente reiterará el miércoles.

Temas

Dejá tu comentario