Se reduce el atractivo del oro como activo de refugio y cae desde máximo de seis semanas

Finanzas

Los precios del oro caen este lunes debido a mayores rendimientos de los bonos y una remontada de las acciones. Para 2022, analistas estiman que la cotización de los metales se mantendrán estables.

Los precios del oro caen este lunes debido a mayores rendimientos de los bonos y una remontada de las acciones reduce el atractivo del metal como refugio seguro, apartándolo desde un máximo de seis semanas que tocó previamente en la sesión.

El oro al contado caía un 0,1% a u$s1.826,92 la onza, luego de tocar máximo desde el 22 de noviembre a u$s1.831,62. Los futuros del oro en Estados Unidos perdía casi un 0,1% a u$s1.827,40. "El pequeño retroceso en los precios del oro probablemente es impulsado por la confianza en el riesgo, según lo medido por el alza de los mercados de valores", dijo el analista de UBS Giovanni Staunovo.

Staunovo espera que el aumento de las tasas de interés de Estados Unidos y la disminución de la inflación en el país en el transcurso de 2022 pesen sobre los precios del oro y pronostica un valor de 1.650 dólares la onza a fines de año. El lingote caía a pesar de que el índice del dólar se mantenía cerca de los mínimos de un mes que tocó el viernes.

El analista Peter Fertig de Quantitative Commodity Research destacó el aumento de los rendimientos de los bonos en Europa y dijo que los días festivos en algunas partes de Europa producían bajos volúmenes de negociación, exagerando así los movimientos de precios. Los precios del oro terminaron 2021 con una caída del 3,6%, la mayor baja anual desde 2015, debido a que las economías comenzaron a recuperarse de la crisis del coronavirus.

A pesar del aumento de los casos de coronavirus, las muertes y hospitalizaciones por la variante ómicron son comparativamente bajas, lo que lleva a muchos gobiernos a no implementar confinamientos.

Qué se espera en 2022

Los precios del oro y de la plata debieran mantenerse estables o bajar en 2022, con tendencias influenciadas por factores como las tasas de interés y la política monetaria mundial. Pero los analistas están divididos en cuanto a las perspectivas a largo plazo, ya que algunos pronostican nuevos descensos y otros esperan que los metales preciosos alcancen nuevos máximos en los próximos años.

Actualmente, las tasas de interés son el factor más importante que afecta los precios de los metales preciosos, según la consultora estadounidense CPM Group.

“Si bien vemos que es probable que surjan presiones al alza sobre las tasas de interés en el transcurso de 2022, y que los precios del oro y la plata, junto con muchos otros activos, se contraen en función de esa visión, señalamos que, sobre una base real y ajustada a la inflación, las tasas siguen siendo negativas, y es probable que sigan siéndolo durante varios años”, señaló el socio director Jeffrey Christian en una conferencia en línea organizada por Independent Research Forum.

"En ese tipo de entorno, desaparecen algunas de las desventajas de invertir en activos no rentables, como el oro y la plata, y también hay preocupaciones inflacionistas", añadió.

Si bien se esperan precios ampliamente estables en 2021, es probable que el próximo movimiento de los metales sea al alza.

“Nuestra expectativa es que la consolidación probablemente continuará durante la mayor parte de 2022, pero que en algún momento dejaremos esa fase de consolidación y pasaremos a otra ronda de subida de los precios del oro y la plata a medida que los inversores se preocupen más por las incertidumbres políticas, económicas y financieras a las que se enfrentan personalmente y a las que se enfrenta el mundo”, remarcó Christian.

Las incertidumbres incluyen las preocupaciones políticas nacionales e internacionales en EE.UU., China, Europa y Rusia, mientras que el mundo también se ha "cargado de deudas".

“De cara al futuro, buscamos las consecuencias de la próxima recesión y nuestra expectativa es que podríamos ver otra en 2023-2024. Si eso ocurre, empezaremos a tener más restricciones en el mercado de la deuda y empezaremos a ver más volatilidad en las divisas, y podríamos ver cómo los inversionistas pasan de comprar 40 millones de onzas (Moz) de oro este año a quizás 50Moz. Ese aumento de la demanda de inversión se reflejaría en una fuerte subida de los precios", aseveró Christian.

Es probable que el oro supere su máximo de u$s2.000/oz, y que la plata supere los u$s40/oz, aunque los precios también podría situarse en u$s22-u$s28/oz en 2022.

Temas

Dejá tu comentario