El petróleo cayó por perspectivas de menor actividad en los próximos meses en EEUU

Finanzas

Los futuros del petróleo Brent trepan u$s1,15 (+1,3%) y el barril alcanza los u$s87,06, su mayor nivel desde el 22 de noviembre, mientras que los futuros del crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) ganan 1,38 dólares, o un 1,7%, hasta los 81,83 dólares, su mayor registro desde el 4 de diciembre. 

Los precios del petróleo cayeron este miércoles 18 de enero luego de que los inversores pusieran en duda una recuperación económica en los próximos meses en los Estados Unidos, y ante la incertidumbre del repunte de la economía en China.

En la jornada, el barril de la variedad WTI cayó 1,4% para cerrar en u$s79 mientras que el tipo Brent bajó 1,5% y se negoció en u$s84,70, según cifras consignadas en el New York Mercantil Exchange (Nymex).

La FED publicó hoy el Libro Beige, un informe en el cual vuelca las perspectivas de actividad económica, precios y mercado laboral de las doce regiones del país.

El documento indicó que "en general, los empresarios esperaban poco crecimiento en los próximos meses. El gasto del consumidor aumentó ligeramente, y algunos minoristas reportaron ventas más sólidas durante las fiestas. Otros minoristas notaron que la alta inflación continuó reduciendo el poder adquisitivo de los consumidores, particularmente entre los hogares de ingresos bajos y moderados".

Ayer el precio del crudo se vio impulsado por la posibilidad de que aumente la demanda mundial, sobre todo de China, que recientemente publicó algunos datos económicos mejores de lo esperado y ha abierto sus fronteras tras sus duras restricciones por la pandemia.

Sin embargo, tanto la OPEP como la Agencia Internacional de la Energía no preven importantes saltos en la demanda.

No obstante, la reapertura de China también ha traído un recrudecimiento de casos del virus, por lo que ahora hay preocupaciones sobre cómo evolucionará la actividad en el país.

Otro motivo de incertidumbre para los inversores es que la suba de las tasas de interés por parte de la FED, se podría traducir en una recesión.

El presidente de la FED de St. Louis, James Bullard, dijo que, a pesar del enfriamiento de la inflación, el banco central debería seguir aumentando rápidamente las tasas de interés hasta que superen el 5% para evitar que regresen las presiones inflacionarias.

Dejá tu comentario