Cómo invertir en un Plazo fijo UVA y por qué le gana a la inflación

Finanzas

En los últimos tres meses el plazo fijo UVA rindió el 17,1% versus el 11,9% del plazo fijo tradicional.

El plazo fijo es un instrumento que está dentro de lo que se considera renta fija, que es un tipo de inversión donde se acuerda previamente cómo serán los pagos y el tiempo determinado.

Las ventajas son que se trata de una inversión segura y hay poco riesgo de incobrabilidad y, además, es bastante fácil de operar. Las desventajas son que no es un producto flexible y que suelen pagar bajas tasas de interés.

La tasa que pagan los plazos fijos tradicionales está hoy en el 4% mensual. Si lo comparamos con el Indice al Consumidor (IPC) de abril que alcanzó el 6%, la inversión rinde por debajo de la inflación.

En el caso del plazo fijo UVA, el rendimiento está en promedio en los 5,9% mensual, pero su plazo mínimo de 90 días. En los últimos tres meses el plazo fijo UVA rindió el 17,1% versus el 11,9% del plazo fijo tradicional.

Embed

El plazo mínimo es de 90 días y pagan inflación más un 1%. Hay dos variantes. Los plazos fijos UVA tradicionales y el precancelable. En este caso a partir del día 30 el inversor puede retirar su dinero. En este caso el ahorrista pierde el ajuste UVA y pasa a cobrar una tasa fija menor.

Lo que sucede con el plazo fijo UVA tradicional es que no podemos preveer la inflación para los meses siguientes. Según los especialistas, el plazo fijo a 90 días, con renovación de capital más intereses, rindió 55,9% anual. Esto sucede porque toma la inflación por quincena y, por ende, hacia adelante, tiene un premio cuando la inflación comience a descender.

Dejá tu comentario