El riesgo país bajó un 12,6% por un cambio en su medición

Finanzas

El índice cayó por debajo de los 3.500 puntos pero esto no obedeció a una mejora en condiciones crediticias de la Argentina, ni avances en la negociación de la deuda, sino a un rebalanceo en la ponderación de los bonos del JP Morgan, la entidad que lo elabora.

El riesgo país argentino cayó este jueves por debajo de los 3.500 puntos y generó cierta confusión entre los operadores, dado que su variación alcista no estuvo vinculada proporcionalmente con una suba de los bonos argentinos.

En un primer momento, el retroceso de más de 500 puntos que llevaron al índice a ubicarse por debajo de los 3.500 puntos fue relacionado en el mercado por especulaciones de un acercamiento del Gobierno con tenedores de bonos en el marco de la reestructuración de deuda.

Sin embargo, no fue así. Con el correr de las horas se conoció que la corrección a la baja del 12,6% no obedeció a una mejora en condiciones crediticias de la Argentina ni avances en la negociación de la deuda, sino a un rebalanceo en la ponderación de los bonos del JP Morgan, la entidad que lo elabora.

Si bien durante toda la jornada circularon versiones sobre un posible acercamiento en las negociaciones con bonistas, al cierre de las operaciones la mayoría de los títulos tuvieron resultados negativos.

Lo llamativo es que la caída se dio al inicio del día: el riesgo pasó de los 4.050 puntos a 3.400 para luego recuperar y cerrar en 3.493.

La brusca variación obedeció "simplemente a un rebalanceo de las ponderaciones de cada bono en el índice que se usa para medirlo", explicó el analista económico y financiero Mauro Roca, director de mercados emergentes para TCW Emerging Markets Group.

En su cuenta de twitter, explicó que la caída obedeció a la exclusión del indicador del bono Argentina Global 2021 y que sin esa operación el riesgo hubiese quedado en 4.160 unidades.

Recordemos que el riesgo país es simplemente un promedio del spread (diferencial de rendimiento contra bonos de EEUU) de los bonos de un país que se incluyen en los indices EMBI de JP Morgan, indicó Roca.

Así fue como, los bonos emitidos bajo legislación extranjera registraron pérdidas de 3% en promedio. La tendencia fue similar entre los que operan bajo legislación local, con retrocesos que oscilaron entre medio punto y el 5,1%.

En la bolsa argentina, por su parte, las acciones líderes cerraron con una baja del 1,3% aunque en el mes alcanzaron una ganancia del 34,3%, favorecidas por los aumentos registrados en las cotizaciones del dólar que se utiliza para la fuga de divisas.

El volumen negociado trepó a 632,2 millones de pesos, el balance de precios dejó 100 alzas, 80 bajas y 10 especies sin cambios y el indicador Merval retrocedió a 32.742,84 puntos.

Los certificados de empresas argentinas que operan en Wall Street cotizaron con mayoría de bajas y las más castigadas resultaron: Banco Macro con el 6,80%; YPF, 5,42%; Grupo Financiero Galicia, 4,81 y Edenor, 3,54%.

En los mercados del exterior, el índice industrial Dow Jones cerró con una baja del 1,17% y el Bovespa Paulista retrocedió 3,20%.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario