Mercado se mostró escéptico tras nuevas medidas: bonos cayeron hasta 4,8% y ADRs cerraron dispares

Finanzas

Tras las nuevas medidas oficiales para intentar calmar la tensión cambiaria, los bonos en dólares se hundieron hasta 4,8%, y el S&P Merval subió un 1,1%, gracias al CCL. A su vez, los ADRs terminaron mixtos. En tanto, el riesgo país subió 0,2% a 1.434 puntos.

Los mercados financieros se mostraron escépticos este martes tras las nuevas medidas impuestas por el Gobierno para intentar calmar la tensión cambiaria, y los bonos en dólares perdieron hasta 4,8%, mientras que las acciones argentinas cerraron dispares en Wall Street, al tiempo que la bolsa local sumó su décimo tercera suba consecutiva, de la mano del "contado con liqui", que saltó más de 4%.

Las medidas anunciadas el lunes por el Ministerio de Economía en coordinación con la CNV y el BCRA, que apuntaron a flexibilizar la operatoria de los dólares financiero, no contribuyeron por el momento para comenzar a restablecer un clima de confianza, algo que termine impactando de manera positiva en los activos argentinos. Esto se debió principalmente a que el dólar financiero, no solo no bajó este martes, sino que por el contrario, aceleró su marcha alcista, ampliando aún más la brecha cambiaria (llegó al 121,2%).

En ese marco, las acciones argentinas que cotizan en Wall Street cerraron sin una tendencia homogénea, destacándose las bajas en el sector bancario, que llegaron hasta el 4,7% (Banco Macro). Del lado de las subas, sobresalieron los papeles de Tenaris (+4,1%); Mercado Libre (+3,9%); y Corporación América (+4,1%).

adr rava - 20-10.jpg

En cambio, y de la mano del dólar CCL, el índice S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) subió un 1,1% a 49.683,83 puntos, por lo que estiró su racha positiva a 13 avances en fila, en los que acumuló una mejora de 20,4%.

Respecto de la performance, sobresalió la suba de Telecom (+5,9%), mientras que, por el contrario, Banco Macro (-2,7%) lideró las bajas.

El Gobierno anunció el lunes menores trabas para la operatoria de bonos utilizados para dolarizar carteras, con una disminución del parking a tres días, y una licitación de un bono por 750 millones de dólares para noviembre armado para fondos de inversión que están posicionados en activos en pesos.

"Si bien se toman medidas que relajan las restricciones y esto es una buena noticia, las mismas no están sustentadas en un plan de largo plazo que disipe la incertidumbre a la que se enfrentan los inversores", dijo Joaquín Candia, de Rava.

Recordemos que a mitad de septiembre, el Banco Central endureció las restricciones al mercado cambiario, y lo que se tradujo en una fuerte suba de la brecha cambiaria, una situación que ahora se trata de corregir.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, "mostró sus primeras cartas en materia de operatoria financiera, con impacto cambiario. Básicamente buscan revertir el gol en contra realizado con las medidas previas. Creemos que las medidas van en la dirección correcta desde lo operativo y coyuntural" al destrabar la plaza del 'dólar MEP' y del 'Contado con Liquidación' (CCL), comentaron desde la consultora Delphos Investment.

"Por otro lado, se busca ordenar la salida de los fondos globales que todavía tienen activos domésticos (con la licitación del bono). Ahora resta avanzar en cuestiones de fondo dando una clara señal fiscal y monetaria", agregaron.

En el anuncio de las medidas, Guzmán reconoció el "deterioro de las expectativas" en el mercado, en momentos que negocia con el FMI un crédito otorgado en 2018 por 44.000 millones de dólares. El organismo internacional apoyó las últimas decisiones del Ministro de Economía.

¿Qué se busca con las nuevas medidas? "Favorecer el proceso de intermediación –que habían trabado con la normativa pasada- para incrementar la liquidez de los instrumentos locales; y en consecuencia, mediante esta acción impulsar una caída en la brecha (cambiaria). Algo que esperamos suceda", sostuvieron desde Portfolio Personal Inversiones (PPI).

"Queda claro que con las nuevas medidas, el Banco Central no quiere cargar con una fuerte devaluación del peso y es por eso que el que toma las decisiones sea el Ministerio de Economía, pero para ver resultados habrá que esperar unos días porque la incertidumbre es muy grande", dijo un agente de mesa de un banco de capitales extranjeros.

Mientras tanto, los principales índices americanos se movieron nuevamente al ritmo del avance de las negociaciones por los estímulos fiscales entre la Casa Blanca y los Demócratas. La presidenta de la Cámara de Representes, Nancy Pelosi, dijo poco después del cierre que esperaba que se puedan lograr progresos a fines de esta semana.

Así, el Dow Jones cerró con una suba de 0,4%, a 28.308,79 puntos; el S&P 500 ganó un 0,5%, a 3.443,12 puntos; y el Nasdaq avanzó un 0,3%, a 11.516,49 unidades.

Bonos y riesgo país

En el segmento de la renta fija, los bonos soberanos en dólares fueron fuertemente castigados, y en algunos casos sufrieron caídas de hasta casi 5%.

Los más golpeados fueron el Global 2020 (-4,8%); el Bonar 2030 (-4,5%); y el Bonar 20290 (-4,2%).

"Con la flexibilización del parking, puede haberse generado una venta masiva de títulos D buscando cerrar el tipo de cambio y haciendo que estos bonos caigan de sobremanera", comentó Candia.

A su vez, el riesgo país elaborado por del banco JP.Morgan tuvo un andar con altibajos, para cerrar con una leve suba del 0,2% hasta los 1.434 puntos básicos.

Por último, la deuda en moneda local se mostró mayormente demandada, siendo el tramo CER el más favorecido dejando subas de entre 0,2% y 0,7% en promedio.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario