Acciones de bancos subieron hasta 5,7% y S&P Merval registró su primera suba de la semana

Finanzas

La bolsa porteña mejoró 1,5% a 83.623 unidades, tras bajar 2,4% en las dos sesiones previas. Las ganancias fueron lideradas por las acciones de BBVA . Asimismo, los ADRs de los bancos locales fueron de los pocos que cerraron al alza en Nueva York.

Los activos argentinos cerraron con disparidad este miércoles, mientras el mercado espera señales sobre las negociaciones con el FMI y algunos inversores repatrian activos en el exterior para evitar quedar alcanzados por alícuotas impositivas adicionales. El S&P Merval registró su primera suba de la semana, impulsado fundamentalmente por el aumento en el dólar CCL e importantes subas en las acciones del sector financiero en Wall Street.

La bolsa porteña mejoró 1,5% a 84.007 unidades, tras bajar 2,4% en las dos sesiones previas. Las ganancias fueron lideradas por las acciones de BBVA (+5,7%). Asimismo, los ADRs de los bancos locales fueron de los pocos que cerraron al alza en Nueva York, lo cual también repercutió en el Merval.

"A la clásica incertidumbre económica, y junto a las cifras de contagios que vuelven a preocupar, se le suman los últimos movimientos del 2021 que, entre compras y ventas de activos con fines impositivos, muchos son los que intentan darle un cierre al 2021 lo más prolijo posible, lo que incorpora un nuevo factor a ciertos activos que podrían producir cotizaciones erróneas", explicaron desde la sociedad de bolsa Rava.

Mientras tanto, los inversores se mantienen expectantes al desenlace de las negociaciones con el FMI. Cabe recordar que en el primer trimestre de 2022 el país deberá pagará alrededor de u$s4.000 millones al organismo y otros u$s2.000 millones al Club de París, cuando actualmente las reservas netas se ubican en torno a los u$s2.300 millones.

"Falta obtener todos los consensos internacionales que hacen falta para poder tener un acuerdo entre ambas partes (Gobierno-FMI)", afirmó el ministro de Economía Martín Guzmán en entrevista con el diario El País, respecto de las negociaciones con la institución que comanda Kristalina Georgieva.

El funcionario agregó que "el Gobierno argentino tiene el pleno interés en cerrar un acuerdo lo más rápidamente posible que tenga como base un esquema de políticas económicas que le permitan al país seguir en la senda de la recuperación y de reducción de la inflación".

Bonos y Riesgo País

Por su parte, los bonos soberanos emitidos en dólares culminaron con comportamientos disímles. Los Globales (emitidos bajo ley extranjera) extendieron su buena racha y concluyeron con tímidas subas, por lo cual el riesgo país elaborado por el banco JP Morgan bajó 16 unidades, hasta los 1.702 puntos básicos.

"De este modo, el precio promedio de los bonos soberanos finalizó en $34,49. A falta de una rueda para el broche final, los bonos de viejo indenture (condiciones legales más flexibles) exhiben ligeros rojos de entre -3,6/-5,6% en el año, mientras que el resto presenta bajas de hasta -14,4%", remarcaron desde Portfolio Personal Inversiones.

Dentro de los bonos en pesos, los ajustables por inflación (CER) volvieron a encabezar los verdes. La parte media/larga de la curva avanzó 0,9%, con los TX26/DICP liderando los avances.

Sobre el cierre de las operaciones del mercado, el Ministerio de Economía informó que en la primera vuelta de la última licitación del año consiguió $334.445 millones.

Del total de lo colocado este miércoles, el 80% correspondió a instrumentos con vencimientos en 2022, el 14% en 2023 y el 6% restante con vencimiento en 2024. Asimismo, el 53% de la deuda adjudicada correspondió a cuatro instrumentos a tasa fija, el 37% a tres títulos CER, y el 10% restante estuvo vinculado a un bono ajustable a la tasa Badlar (+5,25% de rendimiento).

Con estos números, y cuanto todavía faltan los resultados de la segunda vuelta de la licitación, la cartera que conduce Martín Guzmán cierra diciembre con una tasa de refinanciamiento mensual de deuda del 146%, la segunda más alta de 2021, detrás de la de junio.

Además, en el acumulado de 2021 exhibe un financiamiento neto de $731.405 millones, lo cual implica un roll over del 121% y equivale a cerca de 1,6% del PBI. Cabe recordar que la meta del Gobierno era financiarse vía mercado por $900.000 millones, algo que finalmente no pudo lograr debido fundamentalmente a algunas licitaciones magras en el comienzo del segundo semestre.

Dejá tu comentario